La Secretaría de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, lideró ayer la reunión telemática con los consejeros y consejeras de Asuntos Sociales de las Comunidades Autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) con el objetivo de establecer una respuesta coordinada ante posibles rebrotes de la COVID-19 en las resdiencias. Evitar esos rebrotes en estos centros geriátricos es ahora prioritario.

Así, se acordó la aplicación de un Plan de Respuesta Temprana en el ámbito de los centros sociales residenciales que recoge los que deberán ser los ejes principales de actuación de dichos centros para prevenir, evaluar el riesgo y dar una respuesta adecuada a posibles rebrotes de la enfermedad, y que serán desarrollados por cada comunidad autónoma en el ejercicio de sus competencias.

Según informa la Secretaria de Estado, se trata de la adaptación del “Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19” que el Ministerio de Sanidad aprobó el pasado 13 de julio al ámbito residencial e incluye, entre otras medidas: la coordinación con los servicios sanitarios; la puesta a disposición de residentes, trabajadores y visitantes de materiales de protección; la realización de pruebas PCR; la sectorialización de las residencias, la utilización de centros de drenaje, etc.

Planes de contingencia

 En la reunión también se alcanzó un acuerdo sobre la sistematización del contenido mínimo de todos los planes de contingencia de los que deben disponer los centros sociales residenciales conforme al Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, a través de la elaboración de una ‘Lista de Verificación de los Planes de Contingencia de los Centros Residenciales’.

De forma similar a las listas de verificación para hospitales y centros de atención primaria que se incluyen en el Plan de Respuesta Temprana, esta lista incluye los contenidos básicos que deben desarrollar los planes de contingencia de los centros residenciales y constituye una herramienta útil para la evaluación y mejora del contenido de los planes ya realizados o para guiar la elaboración de planes futuros.

El listado recoge las aportaciones más destacadas de los planes remitidos por las Comunidades Autónomas en el marco del grupo de trabajo ‘Residencias y COVID-19’ desde su constitución el pasado 25 de junio. Dicho grupo continua además trabajando para, por un lado, obtener evidencias y lecciones aprendidas sobre las mejores prácticas y estrategias en la gestión residencial frente a COVID-19; y por otro, adaptar el sistema de recogida de datos propuesto por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) al caso español.

Evitar rebrotes

“Las Comunidades Autónomas están trabajando de manera muy importante para evitar posibles rebrotes en las residencias. En la reunión de hoy hemos establecido un marco de respuesta coordinada, ordenando y poniendo en común los esfuerzos que las distintas administraciones están ya haciendo”, ha explicado Nacho Álvarez, secretario de Estado de Derechos Sociales.

La Secretaría de Estado de Derechos Sociales lidera así la coordinación en la respuesta del ámbito residencial frente a la COVID entre el Gobierno y las CCAA que, además se han comprometido a calendarizar futuras reuniones ante posibles rebrotes.

Los documentos de recomendaciones acordados estarán disponibles en la web del Ministerio de Derechos Sociales en los próximos días, una vez incluidas las últimas aportaciones de las CCAA.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre