martes, 31enero, 2023
7.8 C
Seville

A los sindicatos no les gusta la propuesta de Escrivá de ampliar la base de cálculo de las pensiones a 30 años

La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz tampoco comparte la propuesta del ministro de Seguridad Social para endurecer el cálculo de la pensión

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

A los sindicatos no les gusta la propuesta de Escrivá de ampliar la base de cálculo de las pensiones a 30 años. Tampoco a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. Los tres coinciden en afirmar que se trata de un endurecimiento del acceso a la prestación por jubilación y un recorte de derechos.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá ha lanzado una propuesta para el segundo bloque de la reforma de las pensiones. El ministro propuso este lunes subir el número de años que se utilizan para calcular la pensión. Actualmente son 25 años, la propuesta los eleva a 30 años, pudiendo descartar los 24 peores meses.

Una reforma del cálculo de las pensiones que no ha gustado a nadie

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, aseguró ayer no compartir la propuesta de extensión del periodo de cómputo para calcular las pensiones, al considerarlo “un endurecimiento del acceso a la prestación por jubilación y un recorte de derechos”. Díaz hizo estas declaraciones en un breve encuentro con los medios en Guadalajara (México), donde inaugura la Feria Internacional del Libro.

“La ampliación del cálculo de la base reguladora a 30 años es un endurecimiento en el acceso a la jubilación que nosotros no podemos compartir, lo hemos dicho en muchísimas ocasiones», señaló. Díaz recordó que el periodo de cálculo en España «estaba inicialmente en los ocho años, después se extendió a 15 años y con la nueva ley, que entraría en vigor en 2027, se amplió a 25 años”.

Es necesario es una reforma integral del sistema de pensiones

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha sido entrevistado hoy en el programa “Las mañanas de RNE” donde ha subrayado que el sindicato rechaza la propuesta de José Luis Escrivá de alargar el periodo de cálculo de las pensiones de 25 a 30 años y considera que el ministro de Inclusión y Seguridad Social “ha vuelto a equivocarse, sobre todo, porque este debate no es necesario en este momento y no aporta nada”.

Pepe Álvarez ha destacado que “hay que presentar las propuestas en la mesa de negociación y que existen muchos elementos sobre los que debatir antes que alargar el periodo de cotización. Lo que es necesario es una reforma integral del sistema de pensiones con la que se solucionen injusticias manifiestas como los problemas de equidad entre hombres y mujeres, qué pasa con las largas carreras de cotización, el mantenimiento de los contratos de relevo o qué sucede con quienes tienes cotizados 30 años, pero no han cotizado los últimos 10 y no tienen derecho a prestación” ha explicado. 

La ampliación de la base de cálculo no es una medida necesaria

Álvarez ha recordado que, aunque el compromiso del Gobierno con la UE “no contiene qué reforma hay que hacer, de manera que tenemos margen para debatir”, si establece una medida fundamental y que “es absolutamente necesaria y que es el destope de las cotizaciones, en uno de los países de Europa con los topes más bajos”.

Unai Sordo, secretario general de Comisiones Obreras ha afirmado por su parte que “No hace falta ampliar la base de cálculo de las pensiones”

Unai Sordo ha señalado que no hay consenso político en la ampliación de la base de cálculo y que no es una medida necesaria. Además, echa en falta “medidas un poco más ambiciosas en materia de protección de las pensiones más bajas y de cubrir las lagunas de cotización». Con todo, se muestra satisfecho con el perímetro planteado y cree que hay margen para la negociación. Pone el foco en la necesidad de restructurar los ingresos de la Seguridad Social de cara a mitad de siglo, cuando la generación del baby boom llegará a la edad de jubilación. Aunque ve complicado un acuerdo «tripartito» que incluya a la CEOE, cree que el consenso entre los sindicatos y el Gobierno tendría «suficiente legitimidad social y política”.

La propuesta de Escrivá para endurecer el cálculo de las pensiones

Este cambio se hará de manera progresiva. Los trabajadores y trabajadoras que se jubilen en 2027 se les calculará su pensión contando con los últimos 25 años de carrera más 5 meses de los que podrán descartar los 2 peores. A los que se jubilen en 2028, se les computará los últimos 25 años de cotización más 10 meses de los que podrán descartar 4, y así progresivamente y según una tabla que ha diseñado el ministerio, hasta llegar a 2038 cuando para calcular la pensión se tendrán en cuenta los 30 últimos años de trabajo pudiendo descartar los 24 peores meses.

El Ministro de Seguridad Social justifica esta reforma porque calcula que un 30% de los trabajadores tiene carreras desiguales, que no van de menos sueldo a más sueldo. Para el resto de los trabajadores la propuesta de Escrivá les restaría pensión en el futuro porque al tener que ir más hacia atrás para hacer el cómputo de la pensión, los primeros años suelen ser los de más bajo sueldo, de más baja cotización, y esto les recortaría su pensión.

Brecha de género

Desde siempre existe una brecha de género en pensiones. Las mujeres cobran menos que los hombres. Y para recortar esta brecha, Escrivá propone que hasta que la diferencia entre el importe medio de la pensión de los hombres y el de las mujeres no sea menos del 5% “se podrán fijar otra medida en el cálculo de las prestaciones de acción positiva en favor de las mujeres”.

Esta medida tendrá que realizarse en el marco del diálogo social y se evaluará periódicamente, cada cinco años, para comprobar sus efectos.

Las pensiones subirán el 8,5%, por ley

Por primera vez, se aplica el nuevo mecanismo que indexa las pensiones a la inflación media del último año hasta el mes de noviembre. Esto supone que, de confirmarse el dato de inflación, las pensiones subirán un 8,5% el año que viene.

Una cifra que había adelantado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá en septiembre. Con esta subida, la pensión media de jubilación pasa de 1.257 euros a 1.363 euros. La pensión media del sistema pasa de 1.092 a 1.185 euros. La pensión máxima sube de 2.820 a 3059 euros. Estas subidas supondrán un gasto aproximado de 13.500 millones de euros.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído