La promesa de la victoria del juego ha entrado en el imaginario colectivo de toda la humanidad. Todos los que se consideran aficionados al juego, sin importar su nivel de experiencia o madurez como jugador, o si juegan en las grandes mesas de Las Vegas o Macao, desde su casa y en su ordenador en casinos online españoles o en encuentros casuales donde se juega con los amigos más íntimos por pura diversión, han fantaseado con alcanzar un triunfo millonario en el juego de su preferencia. Uno de los juegos que más capta la imaginación de sus jugadores es el blackjack, donde se casan la suerte y la picardía para engendrar un juego emocionante y a menudo impredecible.

Persiguiendo estos sueños de oro, unos tantos astutos idearon la manera de vencer el blackjack. Es con esta idea que nace el infame conteo de cartas en el blackjack, que es una estrategia matemática utilizada para determinar si la próxima mano aventaja al jugador o al crupier. El conteo de cartas no es realmente hacer trampa, no se considera una estafa y tampoco es ilegal siempre y cuando el jugador no reciba ayuda exterior de un tercero o un dispositivo para realizarlo. Sin embargo, esto no significa que esté bien visto en los casinos físicos o casinos online, que buscan maneras de evitarlo y a menudo se reservan el derecho de expulsar a los jugadores del establecimiento si sospechan que son contadores de cartas. Los jugadores en casinos presenciales deberán disimular el conteo si es que piensan utilizarlo, y aun así existen compañías de monitoreo que afirman que pueden descubrir a los contadores desde antes que empiecen a jugar.

Contando una breve historia

En los años 60 un matemático estadounidense descubre que en el blackjack se pueden manipular más elementos que solo la suerte. Edward O. Thorp, un matemático que trabajaba en el gigante tecnológico IBM, viaja a Las Vegas con la idea de probar sus cálculos para sacarle la ventaja al casino. Aunque inicialmente es tildado de inexperto por los otros jugadores de la mesa, Thorp logra salir del casino con una racha de victorias y unas buenas ganancias. Luego de perfeccionar su método, publica en 1962 el libro Beat the Dealer, donde plantea el conteo de cartas como una alternativa funcional para sacar ventaja en el blackjack, hipótesis que sustentaba con millones de simulaciones que hizo a través de ordenadores.

En qué consiste el conteo de cartas

El objetivo es volver al revés la ventaja inherente del casino online en el blackjack, mediante el mantenimiento de una cuenta con todas las cartas de bajo y alto valor vistas por el jugador, de manera que se pueda predecir cuántas cartas y cuáles quedan en la baraja durante una mano.

Básicamente consiste en darle una puntuación a cada carta e ir sumándolo a medida que estas aparezcan. En el sistema high-low, a las cartas entre el 2 y el 6 se les asigna el valor de +1, las cartas entre 7 y 9 valen 0 y las figuras y el as valen -1. Mientras se reparten las cartas, el jugador va sumando los valores antes mencionados. Si la cuenta está entre 14 y 16 se habla de una “mesa caliente” y es probable que queden cartas altas que permitan al jugador llegar al 21 o un número cercano. Hay cálculos más complejos que se pueden hacer, pero este es el más básico. Como se puede ver, contar cartas no asegura la victoria, solo le da al jugador una información extra que se traduce a una ventaja y mejores probabilidades de ganar.

¿Funciona en el blackjack online?

Muchos jugadores de casinos online podrán preguntarse si estos métodos funcionan cuando juegan virtualmente desde sus teléfonos móviles y ordenadores. Esta respuesta no es tan sencilla como uno imaginaría. Por lo general, se puede afirmar que no es realmente posible, ya que al iniciarse una nueva mano, se utilizará un mazo virtual nuevo y se jugará desde cero.

Sin embargo, muchos casinos online ofrecen la opción de jugar juegos en vivo con crupieres reales, que ofrecen la misma experiencia de los casinos presenciales. Esto significa que desde el dispositivo que uno utilice para jugar, recibirá el video en stream de un crupier real que va barajear y repartir un mazo físico a cada jugador. Esto hace que el conteo de cartas sea posible, pero los crupieres de los juegos online en vivo usualmente tomarán las mismas previsiones que los casinos presenciales para evitar a los contadores.

Últimas palabras

Aunque a todos nos deslumbren las historias de las victorias asombrosas del juego de personajes como Edward O. Thorp o el Blackjack Team del MIT, la disciplina del conteo de cartas es sumamente compleja y los casinos modernos, físicos y online, también ha desarrollado maneras sofisticadas de descubrir a estos jugadores y evitar que utilicen sus conocimientos. Tal vez resultaría más efectivo jugar por diversión y entregarse a la suerte.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre