La menor, cerca de la casa materna.

Las historias de irregularidades en los servicios sociales cuando se quita a una madre la custodia de sus hijos no suele acabar bien. Esta semana, sin embargo, en el municipio del Vendrell en Tarragona por fin se ha hecho justicia con una madre coraje, Natalia Martínez Velasco, que tras nueve años alejada de su hija -de los cuales cinco estuvo sin verla– ha vuelto a recuperar la custodia compartida y hoy ya está de vacaciones con la menor, las primeras que pasan juntas en nueve años.

Nuestra héroe es la niña”, explica la tía de la pequeña, Judith Martínez. Según explica a Diario16, que ha seguido el caso en los últimos meses, “nos ha tocado una juez que ha escuchado a las partes y también a la niña”, manifiesta. “Ya le había dejado que la niña pudiera estudiar con la madre algunos días al mes y ahora por fin se hace justicia”, declara a nuestro medio muy emocionada.

Natalia, pediatra de profesión, ha contado con su hermana, abogada, en todo un proceso en el que “si no es por su fortaleza mental se hubiera vuelto loca, menos mal que es una mujer fuerte e increíble”, explica Judith.

El padre de la menor, que fue quien, con ayuda de su abogada, que a la vez trabajaba para los servicios municipales, consiguió que por un informe municipal contra la madre quitaran a ambos la custodia, pero que a él le permitieran residir con la menor. Hace tan sólo unos meses, había presentado un convenio regulador para compartir la custodia, pero a cambio de dinero.

La madre y su hija disfrutan de sus primeras vacaciones juntas en nueve años

En este sentido, Judith explica que “lo presentamos como prueba en el juicio y por fin alguien nos escucha y sobre todo tiene en cuenta lo que quiere la niña, y la niña quiere una custodia compartida y estar con los dos, con su madre y con su padre”. Según explica, “si eso es lo que le hace feliz, nosotras también queremos eso”.

La fiscal, en este caso, también defendió los deseos de la menor. Algo muy importante a la hora de que la jueza optara por devolver a la madre esa custodia compartida.

Es “La primera juez imparcial que nos encontramos en nueve años”, insiste la tía de la menor. Aunque todavía el padre puede recurrir, Judith cree que lo peor ya pasó.

La madre y la hija ya están de vacaciones en la quincena que les ha dado el juez. “las primeras en nueve años”, insiste la hermana de la madre y tía de la pequeña, mientras habla emocionada para Diario16.

 

La fuerza de la profesión

La profesión de Pediatra salvó al a madre de una situación tan dura, especialmente durante los cinco años que estuvo sin ver a la pequeña, de los cuatro a los nueve años de la menor.

Su hermana manifiesta que “es una persona psicológicamente muy fuerte. Ha trabajado en un centro oncológico, ha vivido muchas cosas y gracias a su profesión ha podido tirar para adelante”, dice.

Judith Martínez lamenta que en estos procesos de retirada de custodia tan duros “el fin no sea el beneficio de los menores y tiene mucho que ver con la debilidad de las mujeres y cómo funciona todavía el sistema para arrinconarlas”. La tía de la pequeña insiste en que “se están cometiendo auténticas barbaridades y desde mi asociación voy a seguir luchando porque se haga justicia y por los menores”, afirma con rotundidad

“no es posible que una mujer aguante cinco años sin ver a su hijo sin volverse loca”, salvo mi hermana que es de una fortaleza impresionante”, insiste Judith a Diario16.

Según confirma, “quiero que esto sirva para animar a otras familias. A veces se gana, y es importante que las mujeres que pasan por esto, que las familias , no se rindan”. Judith recuerda que “nosotras, mi hermana sobre todo, no se rindió nunca y hoy está con su hija”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − quince =