El líder de Podemos se sintió reconfortado cuando la mayoría de la militancia avaló la compra del polémico chalé por 600.000 euros. Pero a Pablo Iglesias también le saltaron todas las alarmas al comprobar que el 31,5% de los participantes en la consulta interna, casi uno de cada tres votantes, le indicó el camino de salida del partido. Nunca trascendió la procedencia territorial de estos votos discrepantes, pero casualmente son casi los mismos que reunieron las candidaturas de Íñigo Errejón y la corriente de Anticapitalistas en el congreso de Vistalegre II en febrero de 2017.

La rebelión estaba focalizada y localizada: Andalucía y los anticapitalistas de Miguel Urbán, Teresa Rodríguez y José María González ‘Kichi’. La dirección nacional de Podemos ha tomado ya la decisión de que la solución sólo pasa por reducirla y neutralizarla, pero Teresa Rodríguez advierte que no está dispuesta a que le “agüen” la fiesta porque “todo fluye” y no van a parar el proceso puesto en marcha bajo la marca Adelante Andalucía con el objetivo prioritario de sacar a Susana Díaz de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Cuenta con el respaldo de la mayoría de las sensibilidades de la formación en Andalucía, que abogan por un partido descentralizado y con plena autonomía, algo que Rodríguez pretende llevar hasta sus últimas consecuencias en el proceso de confluencia con IU Andalucía.

Tanto ha tomado “nota” Iglesias del descontento de la militancia tras su adquisición inmobiliaria que ha apuntado directamente hacia Andalucía para resolver esta insurgencia, sobre todo ahora que la líder andaluza y también dirigente de Izquierda Anticapitalista, Teresa Rodríguez, ha rubricado el pacto de confluencia con Izquierda Unida Andalucía para concurrir bajo una nueva marca a las inminentes autonómicas y municipales pese a “contravenir” los estatutos, como se ha encargado de subrayar el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique.

Iglesias sondeará con qué apoyos cuenta en Andalucía a través de Defender Podemos, contrapeso del proyecto de la dirección regional

El portavoz de Podemos Andalucía, Pablo Pérez, dice que todo es falso, que no hay nada cierto sobre la creación de un nuevo partido al margen de Podemos Andalucía. “No desconectamos a Podemos Andalucía, no lo disolvemos, se lo está inventado”, apunta Pérez. Pese a los avisos procedentes de Madrid, Podemos Andalucía “sigue con su hoja de ruta” hacia la confluencia total con la Izquierda Unida de Antonio Maíllo, indican fuentes de la dirección del partido en Sevilla. Piensa la dirección andaluza que “no es incompatible” el proceso de confluencia con una adaptación del mismo a los estatutos que enarbola Echenique para vetar la iniciativa.

La contraofensiva de Iglesias ya tiene marca, Defender Podemos, una corriente que posiblemente lidere la diputada en el Congreso por Huelva, Isabel Franco, que este miércoles acaba de presentar su dimisión de la ejecutiva regional que lidera Teresa Rodríguez. Probablemente, esta renuncia no será la única tras los pasos dados en Andalucía hacia la confluencia, ya que se espera que conforme un equipo que rete y confronte el proyecto de Rodríguez.

Franco asegura que su dimisión viene provocada por lo que considera un intento de Podemos Andalucía de ir “más allá de una confluencia, más allá de una coalición”. La diputada de Podemos por Huelva en el Congreso está convencida de que las intenciones de la dirección regional de la formación pasan por “desconectar” Podemos Andalucía para fusionarse con IU “en un nuevo espacio con normas y vida propia”. El pasado enero, Teresa Rodríguez registró la marca Marea Andaluza para la confluencia con IU de cara a las elecciones autonómicas y municipales, algo que ya causó el descontento de Iglesias y la dirección de Madrid, pese a que desde Andalucía se enarbola la autonomía y descentralización como elementos fundacionales de la marca Podemos.

A través del proyecto Adelante Andalucía, Podemos Andalucía e IU Andalucía promueven la celebración de unas primarias conjuntas como forma de elección de las listas electorales a nivel autonómico. La iniciativa pretende lograr la adhesión de unos 50.000 simpatizantes, gesto que ha sido interpretado por la dirección de Madrid y la dimisionaria diputada por Huelva como un intento de abrir la brecha para la creación de un nuevo partido autónomo que rompa la marca Podemos.

El documento de confluencia de Podemos Andalucía con IU fue suscrito el pasado 27 de mayo por las direcciones políticas de ambas formaciones y fue ratificado por sus órganos de dirección. En el caso de Podemos Andalucía, el Consejo Ciudadano Andaluz lo aprobó en su reunión del domingo 27 de mayo y en el de IU Andalucía fue informada su Dirección Colegiada en su reunión de ese mismo día y fue ratificado por su Comisión Coordinadora Andaluza el pasado 3 de junio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =