La Generalitat Valencia celebra en estos momentos un reunión de emergencia para organizar al detalle la logística humanitaria ante la inminente llegada de las 629 inmigrantes que van en ese barco en condiciones humanitarias inaceptables.

Una de las primeras medidas adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez y muy aplaudido tanto en el ámbito nacional e internacional.

El barco ha zarpado ya rumbo al puerto de Valencia y con el apoyo de varios buques italianos.

El plan para que el barco Aquarius —que navega por el Mediterráneo con 629 migrantes rescatados por Médicos Sin Fronteras y Sos Mediterranée hace más de dos días— llegue a España pasa por que se trasvase en las próximas horas a 500 de los 629 migrantes del navío a dos barcos militares italianos, y navegar los tres rumbo a Valencia, según ha informado este martes el coordinador de Médicos Sin Fronteras a bordo, Aloys Vimard.

Anoche se descartó que el Aquarius navegara las cerca de 700 millas náuticas hasta Valencia por razones de seguridad, ya que está sobrecargado y se espera mal tiempo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ofreció este lunes a acoger en el puerto de Valencia al barco, que está recibiendo suministros para los próximos tres días de una lancha italiana enviada por el Gobierno. La embarcación había quedado a su suerte tras impedir su entrada a Italia el nuevo ministro del Interior, Matteo Salvini. Además, el gobierno local de la isla francesa de Córcega ha propuesto esta mañana acoger a las personas que van a bordo del Aquarius y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha ofrecido alojamiento a 20 familias: “Hasta un máximo de 100 personas. Esperemos que con la ayuda toda esta situación se resuelva pronto”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Juez Baltasar Garzón podría ser indultado por Pedro Sánchez
Artículo siguienteDe bulos y bulas (I)
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cuatro =