Rodrigo Rato pidió perdón al entrar en prisión.

Rato volverá a verse ante un tribunal desde su entrada en prisión. Esta vez por la fraudulenta salida a bolsa de Bankia. Malos tiempos para el vicepresidente de José María Aznar cuando el pelotazo urbanístico les hizo creerse intocables. La Fiscalía pide para Rato cinco años de prisión por presunta estafa a inversores.

Una treintena de ex directivos de Bankia se sientan hoy en el banquillo

La Audiencia Nacional juzga la salida a bolsa de Bankia, por la que se sentarán en el banquillo una treintena de exdirectivos, incluido su expresidente, Rodrigo Rato, que por primera vez desde que empezó a cumplir condena por las tarjetas ‘black’ saldrá de prisión por unas horas.

La sección cuarta de la sala de lo Penal presidida por la juez Ángela Murillo será la encargada de enjuiciar las supuestas irregularidades del salto al parqué de la entidad el 20 de julio de 2011, por las que la Fiscalía, que sólo acusa a los cuatro antiguos administradores, pide para Rato cinco años de prisión por presunta estafa a inversores.

El ministerio fiscal también achaca dicho delito al exvicepresidente José Luis Olivas (cuatro años de prisión), al exconsejero José Manuel Fernández Norniella (tres años) y al exconsejero delegado, Francisco Verdú (dos años y siete meses). Para cada uno pide una multa de 60.000 euros, según sus conclusiones provisionales que, según han informado fuentes jurídicas, podrían estar siendo revaluadas tras pedir nueva documentación relativa, entre otros, al Banco de Valencia.

La Fiscalía cree que “se ocultó” que el negocio ordinario de Bankia, heredado de sus siete cajas (Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caixa Laietana, y las de Ávila, Segovia y L.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCristina del Valle: Premio Menina 2.018
Artículo siguienteLos pensionistas mejoran su renta con el gobierno de Sánchez
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 4 =