Carles Puigdemont renuncia al voto delegado en la constitución del Parlament, igual que los otros cuatro diputados electos -exconsellers- que están en Bruselas, Toni Comín y Meritxell Serret de Esquerra Republicana y Clara Ponsatí y Lluís Puig de Junts per Catalunya.

El soberanismo contará con 65 escaños para que Roger Torrent se convierta en el president de la cámara catalana.

Jordi Turull, exconseller de Presidència, ha revelado en RAC1 que no forzarán la delegación del voto en el pleno de este miércoles y ha apuntado que la intención del president cesado es regresar para la investidura tras el acuerdo cerrado este martes entre ERC y el partido que lidera Puigdemont, “pero se tienen que tener en cuenta todas las derivadas”, advierte, al tiempo que afirma que buscarán la opción que sea más efectiva.

Xavier García Albiol ya advirtió este martes que emprenderían alguna acción si se delegaba el voto a los diputados que están en Bruselas y Rajoy anunció que habría recurso al Tribunal Constitucional.

Los que sí pedirán el voto delegado para la sesión hoy son Junqueras, Forn y Sànchez, después de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, les acreditara incapacitados legalmente.

Los letrados del Parlament aunque cuestionan la delegación del voto en sus circunstancias y las formaciones constitucionalistas están en contra, el informe de los juristas deja la decisión en manos de la Mesa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + 20 =