El ya expresidente de Gambia, Yahya Jammeh, ha abandonado la capital de Gambia, Banjul, y ha partido hacia el exilio en Guinea Ecuatorial, país que le ha ofrecido asilo para poner fin a la crisis política, después de que anunciara el pasado viernes que cedía el poder tras 22 años al frente del país.

Un asesor del nuevo presidente, Adama Barrow, ha denunciado que Jammeh robó más de 10.600 millones de euros (11.400 millones de dólares) en sus últimas semanas en el poder, saqueando las arcas estatales y sacando del país vehículos de lujo en un avión de carga, proveniente de Chad.

En un discurso en la televisión nacional Yaya Jammeh, presidente de Gambia desde hace 22 años, declaró que aceptaba finalmente dejar el poder.

“Creo en la importancia del diálogo y la capacidad de los africanos de resolver ellos mismos sus problemas” – dijo en referencia a la intermediación de la Confederación Económica del África del Oeste (CEDEAO).

“Es por eso que decido dejar la gestión de esta gran nación, para preservar la vida de los ciudadanos” – prosiguió “Tenga una inmensa gratitud hacia todos los gambianos que me han apoyado durante 22 años para construir una Gambia moderna“.

La situación en Gambia se estaba precipitando con la intervención de las tropas senegalesas y nigerianas en cumplimiento del mandato de la CEDEAO y la visible pérdida de apoyos del ex- presidente con la huida de su primer ministro, entre otros miembros del gabinete y varias deserciones entre los altos mandos militares. Así mismo, la población había salido a las calles en el día de ayer para expresar su descontento con Jammeh.

El primer ministro, miembros de su gabinete y altos mandos militares habían dejado solo Jammeh frente a la amenaza de la CEDEAO

El ahora expresidente había recibido un ultimátum para abandonar el poder y que expiraba a las 16:00 del viernes 20 de enero o sería depuesto por las tropas de la CEDEAO, acción respaldada la ONU.

Poco antes de dirigirse a la nación, el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, acompañado por su homólogo de Guinea-Conakry, Alpha Kondé, ya había anunciado el acuerdo y aseguró Jammeh abandonaría el país, sin más detalles.

Hace apenas unas semanas, el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, había ofrecido asilo en su país al depuesto presidente.

El jueves pasado, el día en que debía producirse el relevo en la presidencia del país, el presidente electo Adama Barrow juró su cargo en la embajada de Gambia en DakarSenegal.

Tal como ha ido informando Diario16 desde las elecciones del pasado diciembre, efectivos del ejército de Senegal bajo mandato de la CEDEAO han estado apostados en la frontera con Gambia desde que Jammeh, tras aceptar en un primer momento su derrota electoral, cambiara de opinión y decidiera impugnar el resultado de las elecciones.

Cerca de 90.000 personas han abandonado Gambia con destino Senegal en los últimos dos días.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 6 =