Inglaterra reafirmó su nivel para luchar por la Copa del Mundo en un partido que ganó sin problemas a Suecia y en el que puso tanto el fútbol como los goles. El equipo nórdico dejó mucho que desear, con un partido gris, de nivel muy inferior al de algunos de los equipos que han tenido que marcharse a casa, incluso, en octavos de final.

La imagen del equipo británico ha sido muy buena, son un juego sólido y jugadores de gran categoría, como Harry Kane, Delle Alli, Jesse Lingard, Ashley Young, Raheem Sterling y, sobre todo, Jordan Pickford. El guardameta está haciendo un excelente mundial y ha demostrado su categoría en diferentes situaciones, incluidos los lanzamientos de penalti. Si no hubiera sido por su impresionante actuación, muy probablemente Inglaterra no estaría en las semifinales.

El partido tuvo muy poco fútbol y lo que hubo lo puso Inglaterra, sobre todo durante la primera parte. Como dato, basta señalar que Suecia tuvo sólo una oportunidad, más o menos clara, mientras el conjunto inglés consiguió apenas cinco. Este periodo fue para olvidar y lo único relevante fue el gol del equipo inglés, que se dejó llevar de la apatía sueca durante esta mitad del partido.

Un córner a la media hora de juego dio paso al primer gol de Inglaterra. Ashley Young saca de esquina y un poderoso Maguire se eleva para rematar de cabeza y rebasar por bajo a Robin Olsen (0-1).

El gol apenas hizo mella en el conjunto nórdico, que prácticamente continuó con su juego inicial, mientras Inglaterra mantuvo cierta presión que hizo emplearse a fondo al guardameta Olsen.

Inglaterra continuó poniendo el fútbol durante la segunda parte y sólo en alguna esporádica ocasión Suecia consiguió llegar con cierto peligro a la portería británica, donde se encontró con un magnífico Jordan Pickford que anuló todas las opciones nórdicas. Hay que destacar la actuación del guardameta de la selección inglesa que, a pesar de que tuvo poco trabajo con Suecia, lo hizo a la perfección.

El segundo tanto inglés llegó al filo del cuarto de hora de la reanudación, en una jugada elaborada. Delle Alli recibe una excelente asistencia de Lingard que envía desde el borde del área para que el delantero bata a Robin Olsen de un gran remate de cabeza (0-2).

A partir de ahí, más de lo mismo, con Suecia impasible e Inglaterra en busca del tercer tanto, como si fuera por detrás en el marcador. Los británicos han dejado una excelente imagen de equipo, durante los partidos que han jugado es esta fase final, y han dejado claro que son merecedores de disputar una final de la Copa del Mundo, con un alto nivel acorde al que se espera de una selección con opciones al título mundial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorDetenido agresor que violaba a su victimas en portales
Artículo siguiente‘Vida’ extra para Croacia ‘3 – 4’
Periodista con 27 años de profesión a sus espaldas, ha trabajado en medios de Comunicación de Extremadura y Castilla y León, además de colaborar con prensa económica como el Cinco Días y de poner en marcha su propia agencia de Comunicación Comunica2, que se ha caracterizado por la organización de eventos nacionales e internacionales y gabinetes de Comunicación para empresas públicas y privadas. También ha dirigido campañas de Comunicación Política y asesorado a personajes públicos. Según su criterio, los principios básicos del Periodismo, sólo pueden tener como base la libertad de expresión. Algo que empresas e instituciones políticas se han ocupado de manejar en favor de sus intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 4 =