El combinado tricolor se ha jugado uno de los duelos más importantes de su historia ante los británicos. Jefferson Lerma y Wilmar Barrios son las novedades del equipo ante la ausencia de James Rodríguez por lesión. Esa ausencia ha sido determinante para el triunfo de los ingleses que desde el principio han tomado la iniciativa del juego, pero han ofrecido muy poco futbol y mucha pillería.

Inglaterra le causó a Colombia una herida en Francia-1998. Este encuentro, en el estadio Spartak Moscú, es considerado por los aficionados y por el país entero, como un desagravio. La derrota no ha hecho nada más que agrandar la amargura futbolística de la tricolor y dejar en lágrimas a un país entero que hasta el último minuto ha soñado con la hazaña de pasar de ronda. No pudo ser.

En 1998, Darren Anderton y David Beckham le rompieron el sueño de los sudamericanos, capitaneados por Valderrama el ‘Pibe’ Carlos, con un 2-0. Veinte años después, la selección cafetera no ha juagado al futbol, solo ha seguido el ritmo a los ingleses.

El seleccionador Colombiano ha optado por un módulo táctico de 4-3-3 con tres volantes naturales de marca. El objetivo, blindar la mitad de la cancha y evitar los problemas defensivos que se vivieron ante Senegal y Japón. Esta táctica en la primera parte no le ha servido para la contra inglesa.

Colombia ha estado en la primera parte replegada buscando los errores de Inglaterra. Han estado en este primer tiempo más concentrados los de Southgate que los de Pékerman. Dele-Alli ha estado totalmente desaparecido del partido de hoy y del Mundial de Rusia. Domina Inglaterra sin crear peligro, salvo algunas oportunidades en los primeros 10 minutos.

Al final de la primera parte ha presionado más arriba Colombia, pero ha estado muy tranquilos los defensas ingleses. Le ha costando a Inglaterra sacar la pelota más allá de los tres centrales.

Sólo dos tiros a puerta en todo el partido, uno por equipo. Young lo intentó con una falta escorada y Quintero desde la frontal por Colombia. Y una jugada polémica, Barrios dio un cabezazo a Henderson, cuando estaba en la barrera de una falta de Inglaterra, que le costó una tarjeta amarilla.

Gol de penalti de Inglaterra

El segundo tiempo comienza con un gol de Inglaterra, gracias a un penalti de Carlos la Roca Sánchez, que se monta encima de Kane. El colegiado la vio y pitó la pena máxima. A pesar que Quintero, Falcao y Cuadrado, Colombia han dificultando la salida de balón de Inglaterra, nada ha podido hacer la tricolor.

El jugador ingléKane ha marcado el gol de penalti de. El delantero la tiró al centro de la portería y batió a un Ospina que se tiró hacia su derecha.

Colombia ha perdido la cabeza, por la frustración del penalti y han dejado el futbol para montar bronca. La sunda amarilla para Arias. Tercera amarilla para Sánchez. Se alarga la espera para el tiro. Cuarta amarilla para Henderson por encararse con Yerry Mina. Quinta amarilla ha Ospina por protestar al colegiado estadounidense. Todo esto ha afeando el partido, que ha tenido muy poco futbol.

El único error de la defensa inglesa, no lo ha sabido rematar a gol, a pesar de quedarse solo Cuadrado. El gravísimo traspié de Walker, la recoge Bacca que se la pone perfecta a la carrera, pero el jugador colombiano le pega forzoso y la tira fuera.

Colombia ha roto el maleficio inglés y ha marcado al final del tiempo de descuento. Yerry Mina marco el empate de córner sacado desde la derecha, se impone el central a la defensa de Inglaterra y pone las tablas en el marcador.

Colombia en las segunda parte de la prorroga se ha rendido ante las llegadas de los europeos. Inglaterra se ha clasificado para cuartos, gracias a la pujanza de los cafeteros, que han caído una y otra vez en la trampa del poco futbol inglés. La falta de bribonada de Colombia ha dejado un país roto, y ha dado alas a los europeos, que no ganan un mundial desde 1966, cuando se disputó en su tierra. Es la primera vez que Inglaterra gana una tanda de penaltis en un Mundial. Perdió en 1990, 1998 y 2006.

Pickford se convirte en el héroe de Inglaterra al parar el penalti a Bacca. Dier fue el último en anotar por parte de una Inglaterra que gana su segunda tanda de penaltis en grandes campeonatos.

Lágrimas para una Colombia que soñó con los cuartos de final tras el gol de Yerry Mina y tras el error de Henderson.

Inglaterra se verá las caras con Suecia el próximo sábado a partir de las 16.00 en Samara por un puesto en las semifinales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre