Ayer lunes se celebró en Génova un encuentro de la cúpula popular, presidido por Mariano Rajoy, en el que han debatido con los presidentes regionales del PP sobre los principales temas de la agenda política del PP: Cataluña, Presupuestos Generales del Estado, avance de los acuerdos de Conferencia de presidentes, financiación de autonómica, pacto del agua, reforma electoral y reto demográfico.

En la rueda de prensa posterior Martínez-Maíllo, el coordinador general del Partido Popular, ha tildado de “positiva” la reunión de trabajo de más de tres horas y media de duración.

Tras un intenso debate y discusión se llegó al acuerdo de que el partido redactará su propuesta sobre la financiación autonómica. El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, aseguró que se trata de una «encomienda» del presidente Rajoy. En los próximos días se determinará la fórmula para elaborar este documento pero, según señaló Feijoo, estará «en breve». Una vez esté listo se entregará al PSOE. Lo que tienen claro los populares es que “no habrá condonación de deuda a las CCAA”

Sin embargo lo que ha trascendido de la citada reunión, es que los barones populares están preocupados por la falta de iniciativa del Gobierno y la necesidad de una reacción política ante el empuje evidente de Ciudadanos, la hegemonía de la crisis catalana en la gestión del Ejecutivo, la parálisis en temas como la financiación autonómica y el agua y, el surgimiento de problemas nuevos como la despoblación y el desequilibrio demográfico. Los barones no sólo dieron su opinión, también exigieron soluciones.

Con la advertencia previa de que opinar no es dividir, los barones del PP expresaron sus dudas: Si Montoro valora una quita de deuda autonómica, por qué el agua no es también una cuestión de solidaridad o a qué obedece el retraso de la financiación o cuándo se va a actuar ante el envejecimiento de la población española. Los temas que les martirizan en sus territorios y a los que el Ejecutivo, pese a haberse comprometido a afrontarlos, no está dando solución.

El presidente del PP en Castilla y León, Alfonso Fernandez-Mañueco, habló en la reunión de parar al partido de Rivera, pero no de los casos de dudosa legalidad en los que está envuelto e investigado como alcalde de Salamanca.

En este sentido, fueron varios los que expresaron su opinión, así, José Antonio Monago dijo “El PP tiene que ponerse las pilas ante la competencia de Ciudadanos”, Fernando López Miras, aseguraba que “La respuesta ante Ciudadanos está en el PP” y Juan Vicente Herrera abogó por seguir con la premisa de “Si no puedes con tu enemigo únete a él” y “Cuidadanos ha venido para quedarse y el PP debe contar con ellos”.

De lo que no se escuchó, al parecer, ni una palabra, fue de la declaración de Granados ayer en la Audiencia Nacional en la que afirmó que la actual presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, tuvo   “un poder decisorio” en la caja b por una supuesta “relación sentimental” con Ignacio González.

Por su parte y fuera del marco de la reunión de los barones del PP ayer en Génova, La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Crisitina Cifuentes sí ha declarado que no tiene “nada que ocultar” sobre su trayectoria política y que por ello va a presentar “una querella criminal y probablemente una civil” contra Granados.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =