El Ayuntamiento de Barcelona intentará precintar el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). Ya lo intentó, sin éxito, el pasado mes de julio. Entonces contó con el apoyo del Parlament de Catalunya y el Govern de la Generalitat, de lo que se deduce que está vez sucederá lo mismo. La alcaldesa Ada Colau lleva meses declarando que esta es su decisión irrevocable. Ella en persona ha mostrado en diversas ocasiones su repulsa hacia este tipo de instituciones.

En cuanto al apoyo del resto de fuerzas, ocho diputados del Junts pel Sí, Catalunya Sí Que Es Pot, En Comú Podem y la CUP han acudido a las puertas del CIE. Su objetivo: Interesarse por la situación de los internos en huelga de hambre, mostrarle su “apoyo” y solicitar una reunión con el director del centro.

El responsable del centro no solo no les ha recibido, sino que les prohibido el paso y les ha remitido a la Delegación de Gobierno de Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona considera que el CIE de Barcelona incumple la normativa municipal y mantiene a los internos en “condiciones infrahumanas“. El precinto carece de fecha, pero una vez presentado, el Ministerio del Interior tiene 20 días para desalojar. Si no lo hiciera, el Ayuntamiento denunciará por vía penal.

 

Deportados

Siete internos argelinos han sido deportados del CIE de la Zona Franca de Barcelona, tres de ellos habían participado en la huelga de hambre. Al parecer, por este motivo, los internos han cancelado la huelga de hambre. “Nuestra valoración es que el miedo a la deportación ha llevado a que esta huelga haya acabado”, ha declarado el abogado y miembro de Tanquem els CIE, Andrés García Berrio.

La decisión de los internos ha cogido por sorpresa a los representantes de los grupos sociales que les apoyan. Varios miembros de la Plataforma Tanquem els CIE se ha reunido con ellos y han explicado que tenían la intención de continuar con la huelga “hasta que les pongan en libertad”.

Sin embargo, fuentes policiales anuncian que los internos depusieron su actitud tras una negociación con el director del centro.

Los internos, que llevan entre 12 y 25 días en el CIE, llegaron a España a bordo de pateras en tres grupos distintos. El teniente de alcalde Jaume Asens ha dado el apoyo explícito del Ayuntamiento a los inmigrantes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 5 =