Foto Agustín Millán.

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético se ha movilizado la tarde del sábado en Madrid contra la pobreza energética. La marcha ha discurrido entre la Plaza Jacinto Benavente y la Plaza de Lavapiés, donde se ha leído el manifiesto.

Alejandro Sánchez, diputado en la Asamblea de Madrid en Podemos y miembro fundador de EQUO, ha afirmado que cerca de “medio millón de hogares madrileños están en situación de Pobreza Energética y PP y Ciudadanos sólo bloquean cualquier solución. Reclamamos medidas urgentes“, “Una de cada diez personas en España no puede calentar su hogar. Exigimos que se pongan en marcha las medidas para garantizar una ley digna contra la Pobreza Energética”.

Paloma Estellés, Arquitecta de EQUO y de la Plataforma Nuevo Modelo Energético, ha exigido “una ley de protección contra la Pobreza Energética para garantizar un suministro mínimo de energía a todos los hogares“.

 

Foto Agustín Millán

Desde los Yayoflautas se ha reclamado al gobierno “que garantice por ley el acceso a la energía para todas las personas. En pleno siglo XXI es inaceptable seguir dando la espalda a un problema como la pobreza energética. La energía no es un lujo, es un derecho”.

Al finalizar la manifestación en la plaza de Lavapiés se ha leído un manifiesto bajo el lema: “Actuemos contra la pobreza energética”.

Los convocantes han denunciado que “otro invierno más volvemos a concentrarnos en las plazas, arropados con mantas e iluminados con velas, como símbolo de la situación de muchas familias que pasan frío en sus viviendas porque no pueden pagar sus facturas de electricidad o gas”.

Además, han informado que “Endesa y Gas Natural han recurrido las nuevas contrataciones de suministro eléctrico de los Ayuntamientos de Barcelona, Madrid y Valencia” porque en el pliego de condiciones incluyen cláusulas para reducir la pobreza energética. Muy recientemente, ha sido declarado nulo por los tribunales el protocolo para evitar los cortes de agua y luz a familias en situación de vulnerabilidad en Cataluña.

Este mismo invierno, el Gobierno central ha recurrido ante el Tribunal Constitucional la nueva ley de la Comunidad Valenciana contra la pobreza energética.

Desde la Plataforma Nuevo Modelo Energética, se ha reclamado que la única medida que los distintos gobiernos han puesto en marcha es el “bono social eléctrico”, un descuento del 25% o el 40% en la factura dependiendo de los casos. “El bono social, tal y como está regulado, no deja de ser un parche que no soluciona la situación, y al que incluso no puedan acceder muchas personas que lo necesiten”.

Foto Agustín Millán.

Este “bono social eléctrico” tampoco evita el corte del suministro, salvo en casos extremos y cuando una administración autonómica o local ya esté financiando al menos el 50% del gasto energético de la familia. “Más frágil es la situación de las familias que dependen del gas para la calefacción o la cocina, al no existir ningún mecanismo que palie estas situaciones”, han denunciado.

La pobreza energética es un grave problema que requiere de una solución urgente. Según el último informe de ACA de 2016 sobre pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética, el 11% de los hogares españoles (5,1 millones de personas) se declaraba incapaz de mantener su vivienda a una temperatura adecuada en los meses fríos.

El 21% de los hogares españoles (12,1 millones de personas), una vez descontados sus gastos de energía y vivienda, están por debajo de la Renta Mínima de Inserción de una región como el País Vasco. El resultado es que la tasa de mortalidad invernal asociada a la pobreza energética es de 7.000 personas cada año.

En la lectura del manifiesto han denunciando la situación de pobreza energética que afecta a la población pensionista, en situación de mayor vulnerabilidad, y reclamaron una vez más a las Administraciones Públicas su responsabilidad de dar una solución efectiva a este grave problema social.

En España la pobreza energética es cosa de mujeres. Un estudio del Parlamento Europeo sobre Derechos Ciudadanos pone de manifiesto que en nuestro país el 70% de las ayudas son para las féminas, más vulnerables en esta situación.

La única medida adoptada por el Gobierno de Mariano Rajoy, para paliar esta terrible situación es el nuevo bono social eléctrico, que no servirá para acabar con la pobreza energética.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 2 =