Se trataba de renovar la dirección del Consorcio de Residuos de Almanzora-Levante-Los Vélez (Almería). Se contaba con que la presidencia recaería en el candidato del PSOE y la vicepresidencia sería de Cs. Sin embargo, saltó la sorpresa en la votación con la abstención de Indalecio Modesto (concejal Ciudadanos en Cuevas) que acabó dando la presidencia a Antonio Martínez Pascual del PP. Desde el PSOE se habla de compra del voto del concejal cuévano, desde Ciudadanos se tacha de actitud desleal y el concejal se defiende diciendo que cuando llegó a votar había cambiado el pacto. El portavoz del PSOE en la Diputación y alcalde de Serón, Juan Antonio Lorenzo, solicita al partido conservador azul que explique “cuánto tiempo va a dejar que el Consorcio siga oliendo y cuánto tiempo se va a mantener en su presidencia”.

Las acusaciones de unos y otros son de uso común en la prensa almeriense. El caso se complica al hacerse públicas unas grabaciones donde Modesto, de forma distendida, habla de que le regalen una bolsa de basura para votar. A esto se ha agarrado Ciudadanos para incoar el expediente de expulsión del concejal naranja. Proceso que, pese a lo dicho públicamente, aún no ha sido comunicado al interfecto. Cs Comarcas, una entidad no oficial del partido naranja (al menos no consta como tal en sus estatutos), emite una nota donde afirma que “Cs COMARCAS ALMANZORA-LOS VELEZ, a fecha de hoy y analizados los hechos, está en la certeza, que IM [Indalecio Modesto], tenía convenido con el PP la MOCIÓN, situación ésta, que IM oculta a los compañeros de CIUDADANOS que le asisten”.

Las mentiras de Cs Comarcas

La expulsión, como consta en el expediente que se le transmite a Modesto, es por desobediencia a los cargos del partido. ¿Cuál es la desobediencia? Marta Bosquet y Mabel Hernández Orlandi, diputada en el parlamento andaluz y concejala de Almería, apalabraron la presidencia del Consorcio para el candidato del PSOE, Lorenzo, y la vicepresidencia para el propio Modesto. Todo ello contaba con el visto bueno de Elena Sumariva, según fuentes internas de la formación naranja, y por tanto del dirigente máximo de Juan Marín. Por su parte, Eva García, coordinadora de la agrupación de Almería, ejercía de muñidora.

En la nota de prensa referenciada Cs Comarcas se afirma “desde el principio, se descarda que Cs opte a la Presidencia o Vicepresidencia del órgano Supramunicipal; el primero por una cuestión razonable de proporcionalidad, y al segundo por entender que es un cargo sin capacidad de gestión”. Falso. Diario 16 ha tenido acceso al documento realizado por García y Hernández Orlandi, que es el mismo que hicieron llegar a Modesto, donde se especifica que la presidencia era para el portavoz del PSOE y la vicepresidencia para Indalecio Modesto.

También afirman que “IM y PP tenían un ‘trato cerrado’ en Roquetas: basado en la abstención de IM en la votación del Consorcio, para dar la Presidencia al PP y la Vicepresidencia para IM”. Según fuentes populares tal acuerdo no es cierto. “Hemos aprovechado una traición del PSOE a Modesto” según cuentan. Y así fue. Durante la votación en el consorcio se propuso a Lorenzo de presidente y luego a otra persona que no era la del acuerdo firmado entre PSOE y Cs. Le intentaron hacer la cama a Modesto y éste respondió en favor de su partido. Eso estima él mismo.

Las implicaciones de un caso local a nivel regional

El compañero de Huelva Información, Juan Manuel Marqués Perales, hace una gran interpretación del futuro de la presidencia de la Junta de Andalucía. Si Susana Díaz ganase las primarias del PSOE, si es que decide presentarse, algo complicado según parece a día de hoy, tendría que dejar la presidencia si se adelantasen las elecciones. Y entonces habría un relevo en el PSOE andaluz tal y como hizo Griñán con ella. Y Ciudadanos es clave en ese futuro. Tanto por preferencias de los socialistas como por ganas y buenas relaciones de los naranjas con los dirigentes andaluces.

Se lleva comentando en los mentideros andaluces el pacto secreto entre los dirigentes socialistas y el Clan de la Manzanilla

Se lleva comentando en los mentideros andaluces el pacto secreto entre los dirigentes socialistas y el Clan de la Manzanilla. Pretenden quitar poder en las diputaciones al PP y establecer un reparto equitativo de las prebendas. Andalucía, para quien gane, es un plato muy jugoso. Entre diputaciones y delegaciones de la Junta hay muchos cargos para comprar voluntades y muchas asesorías para vivir bien. Juan Marín, Elena Sumariva o Manuel Buzón están contentos con ese tipo de pacto “entre caballeros”. Les permite controlar la organización de la derecha naranja en Andalucía. Por eso, el enfado con Modesto y sus abstención. Les fastidia ese acuerdo no escrito con los socialistas.

Por ese lado poco puede hacer el PSOE para intentar influir en los pedristas

Almería es una provincia que la regente de San Telmo no tiene controlada. La diputación está presidida por el alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, del PP. Por ese lado poco puede hacer el PSOE para intentar influir en los pedristas. Sin embargo, los consorcios comarcales sirven para ese propósito. De ahí el enfado de los socialistas de Almería por la ruptura del pacto que habían alcanzado con Cs. Y el enfado de Cs porque les habrán calentado las orejas desde Sevilla. Donde todo se gestionó y donde se decidió cambiar a última hora provocando el cambio del concejal de Cuevas. Ahora, además, suman el problema de si Indalecio Modesto, esté o no en Cs que aún no es oficial su expulsión, cambiará su voto en el Ayuntamiento de Cuevas donde PSOE y PP están empatados a 8 concejalías.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Este sujeto de obvia que Indalecio Modesto dio la presidencia del Consorcio a la misma directiva del PP juzgada por la justicia por adulterar las anteriores elecciones al Consorcio por lo que se repitió la elección.No es detalle menor y dice mucho del que apoyó a estos presuntos prevaricadores.Bien expulsado, por el bien de la democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once − 8 =