Foto: Twitter @ChampionsLeague

Desastre en el Bernabéu. Sólo así se puede explicar lo ocurrido en el primer partido de la eliminatoria de octavos de final entre el Real Madrid y el Manchester City. Nuevamente el entrenador merengue ha mostrado sus graves carencias tácticas y de visión de juego porque, y esto dolerá mucho a los madridistas, en la noche de hoy ha recibido una verdadera lección y un repaso en toda regla de Pep Guardiola.

Zidane ha devuelto al Madrid a los años anteriores a José Mourinho (que no vuelva, por favor) en los que el equipo caía eliminado en las primeras rondas eliminatorias de la Champions League, las que dan la gloria. Mientras el entrenador francés dejaba en el banquillo a uno de los ejes clave del centro del campo, Toni Kroos, y colocó en su lugar al malagueño Isco que, al fin y al cabo, no es un constructor sino un generador de juego a partir de los tres cuartos del campo contrario. También a Zidane se le ocurrió colocar a Vinicius para que desbordara y atacara en velocidad, algo que en el primer tiempo apenas se le vio. Además continuó con su evidente falta de gol con un error gravísimo tras un rechace del portero Ederson. Estos cambios provocaron que, tras el arreón inicial, el City fuese ganando terreno y las mejores oportunidades llegaron del lado Citizen, sobre todo la que sacaron bajo palos Ramos y Casemiro a remate del argelino Mahrez.

En el segundo tiempo llegó el desastre. El Real Madrid se adelantó con gol de Isco pero el City reaccionó con un gol de Gabriel Jesús no exento de polémica por una posible falta no señalada por el colegiado italiano Rosatto. Ahí Zidane se paralizó y no realizó los cambios que pedía a voces el equipo. Esto fue aprovechado por Sterling para provocar un penalty claro de Carvajal. El belga Kevin de Bruynne no falló y colocó el resultado final. Fue entonces, con un resultado criminal de cara al partido de vuelta, cuando Zidane reacciona, cuando ya estaba todo perdido, y realiza los dos cambios que tenía que haber ejecutado varios minutos antes.

El City siguió intentando aumentar la ventaja y casi la consigue con una jugada de Gabriel Jesús que fue parada en falta por Sergio Ramos que, al ser el último jugador y una jugada prometedora de gol (el brasileño se quedaba solo ante Courtois) fue expulsado.

Salvo milagro o flor «zidanesca» el Madrid volverá a caer eliminado en la Champions. En Barcelona se frotan las manos ante el festín que se pueden dar el próximo domingo ante un equipo descompensado y sin entrenador que lo compense.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Creo que este periodista no ha visto el partido. En efecto está claro que Kroos tenía que haber jugado pero en la posición de modric. Isco y Vinicius fueron los mejores y a Vinicius no se le puede achacar que no meta goles. Desborda muy bien y da asistencias , paciencia. Que ramos saco un gol debajo de los palos ? Si fue el quien casi la caga como ya lo hizo al final y como innumerables veces. Hay que hacer una renovación de plantilla ya , el dinero que se está tirando con bale, Benzema , Marcelo , ramos y modric es obsceno. Si hace dos años hubiesen renovado la plantilla hubiese habido una temporada mala y no se les criticaría pero ahora llevamos varios años haciendo do el ridiculo a salvo de varios partidos buenos en la Champions. Hoy la peor barca en 15 años me da que nos va dejar en ridículo

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre