Eduardo Zaplana ha sido ingresado desde la cárcel de Picassent en Valencia en el hospital debido a un empeoramiento de su leucemia al detectar los médicos una bajada de defensas.

Así, el expresidente de la Generalitat Valenciana ha quedado ingresado en el hospital la Fe de Valencia tras ser trasladado desde la cárcel de Picassent a un chequeo rutinario por la leucemia que padece al detectar el médico un empeoramiento de su salud, según han informado fuentes próximas al exministro.

Este ingreso se produjo este martes al acudir al chequeo rutinario tras observar el médico un empeoramiento de su salud debido a una bajada de defensas, según las mismas fuentes.

 

Ingresado

Zaplana se encuentra en la cárcel de Picassent desde finales del mes de mayo, cuando la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia acordó para él prisión provisional, comunicada y sin fianza en el marco de la ‘Operación Erial’, por la que fue detenido por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

La defensa de Eduardo Zaplana ya ha interpuesto varios recursos de reforma contra el auto de prisión de la jueza en el que alegaba que la medida era “innecesaria y desproporcionada”, ya que, a su entender, no existía “ningún riesgo objetivo de destrucción de pruebas” ni de fuga, y, además, alegaba la “grave enfermedad” que padece desde hace años el exministro, leucemia,  y que requiere cuidados “continuos y periódicos.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorContra la violencia
Artículo siguienteInstrucciones que nos traen
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

3 Comentarios

  1. Supongo que antes de morir la vida le dará la oportunidad de revertir el daño que ha hecho durante sus largos años en el poder y que los valencianos de bien conocen. Animo a Eduardo a cumplir, si es católico, con los preceptos reales de su religión y le deseo viva lo más y lo mejor posible en todos los aspectos. Mi mismo deseo a todos los que ha perjudicado.

    • Con este tipo de personajes, hay que ser duro, no ser de tantas pamplinas, si esta grave que apele a todo “su” dinero para poder salvarse, pero en la enfermería de la cárcel, en la cual vive demasiado bien.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre