Hasta ahora hemos visto cómo la ultraderecha de Vox ha atacado a los derechos de las mujeres, a los de los inmigrantes o ha puesto en cuestión elementos básicos de la democracia española en el momento en que han tenido capacidad de influencia en el poder gracias a sus pactos con el Partido Popular y Ciudadanos en ayuntamientos y comunidades autónomas. Sin embargo, según han indicado desde el partido de extrema derecha, hasta ahora se encontraban en un estado «amateur». Entonces, ¿qué espera a los españoles y la democracia si Vox se profesionaliza?

El partido de Santiago Abascal está acometiendo un ambicioso plan de reorganización interna con el que pretenden adaptarse a su nueva situación tras las elecciones generales, municipales y autonómicas de la pasada primavera.

En declaraciones a Europa Press, Javier Ortega Smith ha indicado que el objetivo principal es crear un partido más preparado y menos amateur.

El crecimiento de Vox en el último año, en el que han pasado en menos de 12 meses de 3.500 afiliados a superar los 50.000 es la mejor muestra del fracaso de nuestro sistema democrático y la necesidad urgente de acometer las profundas reformas que precisa. Las carencias del bipartidismo y su priorización de los intereses de las élites a los del pueblo han hecho crecer un populismo sin complejos que viene desde la extrema derecha y que mezcla con elementos propios del nacionalismo español radical.

La sociedad está evolucionando a un ritmo mucho más elevado que el de las instituciones del Estado, desde la Monarquía hasta los partidos políticos. El pueblo tiene necesidades que eran impensables en la década de los 70 del siglo XX. Sin embargo, España se sigue rigiendo por los patrones de aquellos años posteriores a la muerte de Franco.

¿Los partidos políticos no se dan cuenta de este hecho o no quieren dárselo porque les es mucho más cómodo que todo siga igual? Hay que recordar que la Transición, que tuvo un papel importante, fue impuesto, no se dejó al pueblo participar nada más que para refrendar con su voto algunas de las decisiones que se adoptaban desde los centros de poder, sólo las que interesaron porque hubo otras, como el modelo de Estado, que se impidió a través de mainpulaciones espurias reconocidas públicamente por algunos de sus protagonistas.

Las graves consecuencias de la crisis económica de 2008, la incapacidad de la clase política de dar respuesta a las necesidades reales del pueblo, las leyes aprobadas que iban en contra de los intereses reales de la ciudadanía o el enriquecimiento de las élites mientras los hombres y mujeres de la clase trabajadora llegaban a pasar hambre en niveles más propios de una posguerra que de lo que se podía esperar de una cuarta economía de la Eurozona, han hecho que el pueblo decidiera apoyar en las urnas a los partidos populistas que les prometían lo que querían oír. Todo ello, además, aderezado con el discurso del nacionalismo patriótico que tanto mueve a las masas.

Sin embargo, hasta ahora Vox era «amateur». ¿Qué espera a los españoles demócratas si se profesionalizan? ¿No han analizado los políticos la gravedad de esta situación para plantearse dar definitivamente el paso de las reformas o de que la próxima legislatura sea constituyente? Estamos en un momento de tal gravedad que la vieja dicotomía de la reforma o la ruptura vuelve a estar encima de la mesa, y, tal vez, la segunda transición de la que se hablaba hace 5 años ya sea insuficiente.

Desde luego, no hacer nada y seguir con los mismos parámetros que tras la muerte de Franco es una verdadera irresponsabilidad.

Apúntate a nuestra newsletter

9 Comentarios

  1. Os pone decir que VOX es extrema derecha eh? Por favor que alguien me argumente el motivo a tal afirmación viendo su programa político o sus comentarios en RRSS o televisión.
    Hace lustros que murió el tío paco y aquí en España sigue habiendo miedo a sentirse español y estar orgullo de tu país ya que sino eres facha. Así nos va en España… entre el nivel de inglés de risa que tenemos y nuestra mentalidad neandertal atascada en los rojos y los azules del año de la pereta así nos va.

  2. ¿Pero no se te cae la cara de vergüenza de escribir tatas mentiras inventos y absurdos sesgados? Increíble la degradación del periodismo de hoy en día

  3. Viva VOX, no es ultraderecha,es derecha,los que son ultraizquierda son los podemitas.y ahora también los PSOE se están convirtiendo en ultraizquierda con el falconeti al frente,una vergüenza de pais.viva VOX.

  4. mas concretamente qe la democracia, la justica , la monarquia y sobretodo ls medios qe han hecho qe ganen ls partidos qe defienden esa corruppcion

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre