A día de hoy, Vox es un desastre como partido. La dirección está en manos de gestoras en al menos la mitad de las provincias españolas, una situación de interinidad que finalizará en el primer semestre de 2020, cuando se convocarán primarias en toda España. Quizá para entonces la estructura organizativa de la formación de Abascal logre consolidarse, pero hasta ese momento podría decirse que Vox es pura improvisación, un grupo de entusiastas aficionados, un proyecto de partido que aún está muy verde. A las sombras de sospecha sobre su financiación con fondos de países fundamentalistas islámicos se une el turbio pasado de algunos de sus miembros relacionados con grupos neonazis y ahora el desaguisado organizativo de un partido de frágil andamiaje que puede tambalearse en cualquier momento. Podría decirse que Vox, pese a sus 3,6 millones de votantes, es un gigante con pies de barro.

“El intenso ciclo electoral del último año ha impedido a Vox consolidar su aún débil organización territorial y son gestoras las que gestionan las direcciones de al menos 26 provincias”, asegura la agencia Europa Press, que cita datos de la propia formación política.

El último caso y uno de los más llamativos ha sido el de Murcia, uno de los territorios más importantes para el partido por los buenos resultados obtenidos allí en las últimas citas con las urnas, según la agencia de noticias. La dirección nacional deberá nombrar un presidente de la gestora murciana tras la dimisión esta semana de su líder regional, pero no es el único caso. La cúpula directiva se encuentra también en situación de evidente provisionalidad en provincias como Almería, Granada, Jaén, Huelva, Las Palmas, Albacete, Valencia, Alicante, Cáceres, Huesca, Teruel, Barcelona, Lleida, Navarra, La Rioja, Álava, Ávila, Valladolid, Zamora, Palencia, León y las cuatro provincias gallegas.

Estas gestoras estarán al frente de la organización hasta la convocatoria el próximo año de elecciones provinciales a nivel nacional, que está previsto que tengan lugar antes del verano. En cualquier caso, la convocatoria de las primarias internas provinciales tendrá que ser aprobada por la Asamblea General que Vox celebre el próximo mes de febrero, que será la que tenga la última palabra para decidir la fecha concreta.

En esa misma asamblea se deberá dar el visto bueno a las cuentas anuales que presente el tesorero de la formación y previsiblemente el presidente del partido, Santiago Abascal, hará un balance político de los últimos doce meses.

Los estatutos de Vox establecen que sus comités provinciales deberán estar constituidos por un presidente, un vicepresidente, un secretario-tesorero y tres vocales que serán elegidos cada cuatro años por los afiliados de su territorio. Para que se formalice esta organización, el partido debe contar con al menos 500 afiliados en la provincia. En caso contrario, el Comité Ejecutivo Nacional nombrará una comisión gestora que estará a sus instrucciones. Por tanto faltan cuadros, bases, militantes, en resumen, el esqueleto de todo proyecto político. Y lo que es aún peor, algunos de los que llegan a las directivas territoriales son aficionados, no profesionales de carrera, candidatos que no saben ni una palabra de política y que en ocasiones aterrizan en la vida pública tras turbios escándalos.

El secretario de Organización de Vox, Javier Ortega-Smith, ha dedicado los últimos meses a recorrer España para reforzar su estructura territorial, además de apoyar a todas las provincias en las elecciones municipales, autonómicas y las dos citas generales.

Después de las elecciones de abril, Ortega-Smith ya anunció un ambicioso plan de reorganización interna con el que adaptarse al crecimiento de la formación durante el último año y su entrada en prácticamente todas las instituciones. Las bases de este programa son una ampliación de su plantilla profesional en toda España y un plan de formación de sus cuadros en materia de comunicación.

Hasta el pasado verano, era el propio Ortega-Smith quien se ocupaba, casi personalmente, de la estructura de la formación en todo el territorio nacional y también de las tensiones internas que iban surgiendo. Paulatinamente Vox ha ido incrementando su plantilla en nómina para nombrar responsables de organización que se ocuparán de “dos o tres provincias” exclusivamente, según aseguró Ortega-Smith, que además de secretario de Organización es concejal en el Ayuntamiento de Madrid, diputado en el Congreso y abogado del partido. Tres en uno para el hombre orquesta de la extrema derecha española que se ve obligado a asumir múltiples cargos y funciones por falta de personal cualificado. Lo cual viene a demostrar que tras el proyecto personalista de Abascal no hay mimbres ni demasiado talento humano.

Apúntate a nuestra newsletter

5 Comentarios

  1. Juan Ramón Rallo (Doctor en Economía): El partido Vox tiene el mejor de los programas económicos.

    El programa económico de VOX, a diferencia de lo que sucede con el resto de partidos, sí supondría un salto cualitativo para la libertad y para la prosperidad de los españoles.

  2. Manuel Llamas (analista del Instituto Juan de Mariana y redactor jefe de Economía en Libertad Digital): El programa económico del partido VOX es el mejor programa que se ha presentado en estas elecciones. Me atrevería a decir que en todas las elecciones de la historia de la democracia.
    Es el único con memoria económica detallada y el único que además de ofrecer una rebaja de impuestos, lo acompaña de recorte del gasto público.

  3. Expansión (Diario Económico), valoró el programa económico del partido VOX muy positivamente, básicamente como el mejor.

    -. Se puede ver el enlace de la noticia en Google con el título .. .. Vox: “Las empresas que se relocalicen en España tributarán al 12,5%”

  4. EEUU tiene 320 millones de ciudadanos y 100 senadores.
    España tiene 47 millones de ciudadanos y 266 senadores.

    Alemania tiene 80 millones de ciudadanos y 150.000 políticos.
    España tiene 47 millones de ciudadanos y 445.000 políticos.

    Claramente y sin lugar a dudas al PSOE + PP + PODEMOS + C’s + INDEPENDENTISTAS les gusta vivir en un país insolidario y desigual, en el que solo se dedican a difundir su discurso que les sigan votando esa gran cantidad de votantes sectarios y aborregados que no les importar que les mientan-engañan o que los partidos no cumplen su programa, ya que solo votan para que no gane el otro.

    “Los ciudadanos expoliados y el disparate administrativo ni tocarlo”

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre