donaciones

El partido de extrema derecha Vox, recibió más dinero en donaciones desde el 2014 que el Partido Popular y el PSOE. En concreto la formación de extrema derecha incrementó sus arcas en 1,8 millones de euros, frente a los 1,2 millones de los partidos tradicionales.

Fuentes cercanas al partido popular están muy preocupados por la financiación que recibió el partido de ultraderecha en pequeñas aportaciones de la organización opositora al régimen de los ayatolas, Consejo Nacional de Resistencia Iraní (CNRI) en 2014, cuando el exdiputado del PP Alejo Vidal-Quadras creó el partido.

La formación ultra se nutre principalmente según las afirmaciones de su líder, Santiago Abascal, de tres fuentes: las aportaciones de sus 27.000 afiliados a través de cuotas mensuales, trimestrales o anuales por una media de nueve euros, apenas 243,000 euros; donaciones de personas o instituciones, y es en este apartado donde figuran casi 1,8 millones de euros; y captaciones puntuales mediante crowdfunding para hacer frente a las causas judiciales en las que se personan.

Es punzante que un partido de ultraderecha se esté financiado con dinero de origen árabe, no se sabe muy bien con que fines, y si tras la salida del Alejo Vidal-Quadras, del partido se siguió recibiendo donaciones de la oposición iraní, cuando esta formación reclama la deportación de inmigrantes “ilegales” a sus países de origen. ¿Entre ellos los refugiados y exiliados opositores al régimen de los Ayatolas en España?

Este partido se fundó en 2013 de una escisión de militantes tránsfugas del PP, a pesar de su corta edad, sus ingresos por donaciones superan a los partidos apuntalados, como el PP y PSOE. Vox ha recibido 1.834.064 euros, frente al 1.274.242 euros que ingresaron los populares o los 1.247.510 euros consignados por los socialistas, según las cuentas presentadas por los propios partidos.

Un partido de ultraderecha se financia de fondos árabes

En 2014 VOX recibió un total de 964.892 euros en concepto de donaciones. Ese año se celebraron las elecciones europeas, con Alejo Vidal-Quadras como candidato, sin obtener representación. Según El País, recibió 146 donativos, un total de 800.000 euros del exilio iraní.

Dirigentes de Vox admiten haber recibido estos donativos individuales de “disidentes contrarios a la dictadura teocrática de Irán”. Abascal alegó haber entregado todos los datos al Tribunal de Cuentas, y afirmó que “estaban auditados y que es este órgano el que tendrá que aclarar si existe alguna irregularidad”.

Fuentes de Tribunal de Cuentas han desmentido  que las cuentas del partido de extrema derecha, machista y retrogrado estén auditadas. Hasta 2015, según la Ley de Financiación de Partidos Políticos, sólo tenían obligación de presentar las cuentas anuales aquellos partidos políticos que recibieran algún tipo de subvención pública. Desde el Tribunal señalan que al carecer de representación no tenían por qué auditar sus cuentas. El primer año en el que Vox ha presentado las cuentas anuales ha sido 2016. Tampoco presentaron la contabilidad electoral de las elecciones europeas, al no obtener escaño alguno.

Al menos recibió medio millón de euros de un grupo iraní que tuvo un brazo armado, en las elecciones europeas de 2014. Según algunos fuentes de la dirección fundacional de la formación ultraderechista, el partido se alimentó en 2014 de “miles de aportaciones de entre 200 y 5000 euros” de simpatizantes del Consejo Nacional de Resistencia Iraní (CNRI), un grupo opositor al régimen de los ayatolás.

El grupo opositor es de inspiración anticapitalista, el CNRI tuvo un brazo armado, el Muyahidín-e Jalq (MJ), que Estados Unidos eliminó en 2012 de su lista de organizaciones terroristas. Esta disposición llegó después de una campaña de apoyos políticos para convencer a EEUU y a Europa, que el grupo renunciaba a la violencia. Y que era la oposición legítima al régimen iraní y que se desligaba de su mano armada.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =