El próximo domingo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, estará oscurecido por la presencia en la actualidad de Vox. Mientras las calles del mundo se llenarán de un mar violeta con las reivindicaciones de igualdad real de la gran mayoría de las mujeres del mundo, la ultraderecha española ha decidido celebrar su Asamblea General ese día. Una provocación más hacia una revolución pacífica contra, precisamente, los defensores del patriarcado.

Vox ensuciará desde el estrado del Palacio de Vistalegre el 8M con sus mentiras sobre la lucha de las mujeres por la igualdad real y contra la violencia machista. Los ultras españoles afirman sin rubor que las mujeres van en masa a denunciar de manera falsa a sus agresores, a millones de españoles, como dijo Santiago Abascal. Sin embargo, los datos oficiales indican que sólo el 0,01% de las denuncias que se interponen por violencia de género son falsas.

Para lanzar esta infamia, Vox asimila sin ningún tipo de rubor las denuncias falsas con las absoluciones, algo que, jurídicamente, no es asimilable. Sin embargo, Vox utiliza los métodos de propaganda de Goebbels al lanzar una idea fuerza y la repiten machaconamente con la intención de convertirla en verdad.

Mientras las mujeres del mundo se manifiestan para reclamar la igualdad real, Vox contaminará con la cifra falsa de que las mujeres también asesinan hombres, en concreto, los ultras dicen que 20 al año, “veintipico” dijo Rocío Monasterio. En realidad, la cifra no llega ni a la mitad de lo que denuncia Vox.

Las mujeres reivindican que se aplique en su visión más maximalista el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y la Ley. Sin embargo, en el Palacio de Vistalegre pedirá nuevamente su derogación porque, según los herederos del búnker, se trata de una ley que discrimina al hombre. El propio PP se convirtió en cómplice de esta aberración jurídica cuando ofreció a Vox ayudas para hombres maltratados, cuando la realidad dicta que no son hechos equiparables.

Vox también ensuciará el 8M con las cifras falsas sobre niños asesinados por sus madres, tal y como ha reiterado en distintas entrevistas el matrimonio Rocío Monasterio-Iván Espinosa de los Monteros.

Los ultras españoles no dudan en unir cosas que no tienen razón de ser. Unen su machismo a la xenofobia y al racismo. Para Santiago Abascal, por ejemplo, ha afirmado que la mayoría de los asesinos de mujeres en España son extranjeros, lo cual es absolutamente falso.

Vox también insultará a las mujeres víctimas de violencia de género en su crítica a las ayudas que reciben las asociaciones que luchan contra esta lacra, lo que los ultras llaman “chiringuitos de género”, una terminología que, en algunos casos, ha sido asimilada por algunos dirigentes del Partido Popular.

El desprecio del partido liderado por Santiago Abascal no ha dudado en insultar constantemente a las mujeres asesinadas al no adherirse a los actos institucionales de diferentes ayuntamientos y comunidades autónomas. El negacionismo de la violencia machista de Vox es absolutamente contrario a los valores democráticos.

En consecuencia, la celebración de su Asamblea General el día 8M no es más que una nueva provocación que pretende ensuciar, como hizo el chapapote, el Día Internacional de la Mujer.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Seguro que con este artículo más de uno o de una ha pensado que le azotaría hasta que sangrase. Gran periodisto Don José, un grande! Alea Jacta Est

  2. Mueren por accidentes de trabajo un 95% de hombres
    El 80% de los sin techo son hombres
    Mueren por suicidio un 75% de hombres
    En España los hombres trabajan 350 millones de horas semanales, las mujeres 255
    El 65% de los estudiantes de grado son mujeres
    10 de cada 11 perceptores de viudedad son mujeres
    Es un patriarcado muy raro, todo lleno de privilegios para mujeres y cargas para hombres.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre