Coches descapotables, modelos de alta gama, motos, y banderas de España. Han sido algunos cientos de personas las que esta mañana han acudido a la convocatoria de la extrema derecha, Vox, para protestar en las calles contra el Gobierno de España.

Llevan días convocando a las nueve de la tarde para que la gente proteste contra el gobierno utilizando sus cacerolas. Los hemos visto en la calle Núñez de Balboa la semana pasada. Y en contestación, gente que ha salido a plantarles cara en defensa de la Sanidad Pública, afeando además, que en muchas de las concentraciones que ondean la bandera de España no se hayan mantenido las medidas de seguridad establecidas ante la pandemia por el nuevo coronavirus.

Esta vez, se han podido ver mascarillas. Las traían de casa, como las banderas. Y las había de todo tipo, monárquicas, carlistas, franquistas… Y lo han hecho en coche, colapsando así el centro de capitales como la madrileña. Cantaban “libre” de Nino Bravo, sonaba el himno de España, y en Santander, han bloqueado el paso de una ambulancia.

En la Plaza de Colón madrileña, sobre el lema “FaseLibertad” podía verse a los principales dirigentes de Vox, animando a sus correligionarios. Javier Ortega Smith ha comenzado sus declaraciones matinales acusando al gobierno de mentir en la información que está dando sobre el COVID-19. Y concretamente, ha puesto como ejemplo, el hecho de que a él nadie le advirtiera de la necesidad de realizarse pruebas de sangre después de haber sido infectado, por el riesgo de existir trombosis. Algo que al dirigente de la ultra derecha le ha sucedido.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha referido a estas manifestaciones en la intervención pública que ha realizado inmediatamente después. “Poco tengo que decir. Es un derecho constitucional. Ellos son libres de movilizarse como consideren oportuno, siempre que se respeten los criterios de las autoridades sanitarias”, ha afirmado.

Sin embargo, no ha querido dejar pasar la oportunidad de condenar los escraches que están realizándose en los últimos días, sufridos por distintos miembros del Gobierno: “Me parece inaceptable lo que está ocurriendo. Hay otros ministros que también están sufriendo escraches, además de los ministros Ábalos e Iglesias. He pedido concordia, respeto y tolerancia, por tanto que las conductas de ira sean marginadas. A esto la sociedad española no se había enfrentado nunca. Creo que es bueno quedarme con este mensaje de tolerancia y respeto al adversario. Solo hay un enemigo aquí, que es la covid. Necesitamos la unidad, pensemos lo que pensemos. Tienen toda mi solidaridad personal y política”.

Según la información oficial a la que ha tenido acceso Diario16, la participación por provincias habría sido la siguiente: Ávila 300, Burgos 700, León 600, Palencia 330, Salamanca 1.800, Segovia 240, Soria 100, Valladolid 2.000, Zamora 110. En Barcelona se han referido a unos quinientos coches colapsando La Diagonal, y en Madrid, varios cientos de coches han colapsado el centro.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Yo creía que la información era objetiva, no como la de este periódico que miente más que escribe miente como un bellaco

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre