La ultraderecha tiene un aparato de propaganda basado en los principios de Joseph Goebbels, principalmente el principio de la orquestación: «La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas», es decir, si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad.

En la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid19 estamos siendo testigos de un ataque frontal en el que los ultras están echando el resto. Todo con un único objetivo: derribar al Gobierno elegido legítima y democráticamente por el pueblo. Ha sido el Ejecutivo quien ha puesto en marcha una serie de medidas que, evidentemente, fueron rechazadas frontalmente por Vox.

La ultraderecha española se está quedando sin aparato de propaganda y sin sus métodos para crear la desafección que tanto les beneficia. El Gobierno lanzó una serie de medidas para detectar y perseguir bulos y campañas de desinformación a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería. Por esta razón, Vox aprovechó una sesión de control en el Congreso de los Diputados para pedir cuentas al Ejecutivo sobre estas medidas e intentar forzar una votación sobre el tema.

Sin embargo, el problema de los bulos y la desinformación de Vox es mucho más grave que unos cuantos miles de mensajes a través de WhatsApp o de las redes sociales. Es toda una estrategia en la que están utilizando tecnologías y metodologías muy avanzadas que ponen en peligro al sistema democrático.

No hace muchos años vimos cómo desde la extrema derecha mundial se manipularon elecciones para que populistas ultraconservadores alcanzaran el poder. Estados Unidos o el Brexit son el mejor ejemplo. Sin embargo, esos métodos no los están utilizando sólo para ganar comicios, sino que disponen del nuevo sistema para manipular la voluntad de los hombres y mujeres de las democracias. Se trata del control absoluto del Big Data, del manejo de metadatos que se van dejando en redes sociales o en el historial de navegación de internet.

Los expertos en Big Data conocen los gustos culinarios, el consumo cultural, el tipo de mujer o de hombre que gusta a cada una de las personas, la hora a la que se van a dormir o se levantan. Lo saben todo con un solo clic. Para controlar esto hace falta, no sólo expertos, sino dinero porque acceder a esos metadatos cuesta muchos millones de euros.

Esto es lo que está utilizando la extrema derecha mundial y, por extensión, el partido de Santiago Abascal para manipular la voluntad de la ciudadanía. A diferencia de la utilización acertada de las redes sociales que hicieron las nuevas organizaciones de izquierda, el control del Big Data necesita de mucha inversión que un partido fiscalizado no podría acometer. De ahí las dudas por los canales de financiación de estas formaciones ultras, entre las que se encuentra Vox. ¿De dónde sacan el dinero? Evidentemente, las élites financieras están más unidas a aquellos partidos que están dispuestos a destrozar el sistema de bienestar social democrático antes que a aquellos que, incluso desde el lado conservador, están dispuestos a recortarlo, pero no a eliminarlo.

En el año 1.988, Guy Debord alertaba del peligro de la desinformación en nuestras sociedades: «La desinformación se despliega ahora en un mundo en donde no queda sitio para verificación alguna». Ese fenómeno, hoy denominado posverdad, se une al conocimiento de las preferencias de casi toda la población. Ahí es donde está el triunfo de los neofascismos, su poderío y el fracaso de los demás partidos que siguen pensando en términos casi analógicos. El Big Data, que sirve para informar/desinformar, está controlado por unas pocas empresas, por unas pocas personas que tienen accenso a millones de datos y de conversaciones en internet. Así está creciendo Vox gracias al Big Data: desinformación y propagación de bulos.

Es sorprendente el crecimiento meteórico que ha tenido un partido minoritario. Hace menos de dos años, cuando Vox era algo extremadamente minoritario, Abascal entró en contacto con Steve Bannon y aquello se vendió como una alianza estratégica para acabar con la propaganda separatista. Les creyeron y no quisieron ver más. Bannon es presidente de Breitbart News y uno de los controladores de ese Big Data mundial. Así logró colocar a Donald Trump en la Casa Blanca y parece que a Vox en España. Está también vinculado a la Lega Norte italiana, el Frente Nacional francés, Vladimir Putin, el Partido de la Libertad de Austria, o la internacional neofascista.

Gracias a Rafael Bardají, miembro de Vox, Bannon podría haber ayudado a colocar sus mensajes a la formación ultra fascista española. Por esta razón, desde que entablaron contacto, Vox se comenzó a colar en encuestas, a aumentar sus afiliaciones y a llenar mítines.

El discurso y las propuestas de Vox tienen cabida por la grave crisis sanitaria, económica, política y social que se está viviendo. Hay un posible caldo de cultivo, pero no todos los mensajes llegan a calar en todas las personas. Sin embargo, con una utilización adecuada del Big Data se realizan estrategias de propaganda prácticamente personalizadas: xenofobia para los xenófobos; antiestablishment para los más anarcoliberales; machismo para los que siguen creyendo en la supremacía del hombre sobre la mujer; tradición para los más conservadores; España mucha España para los nacionalistas españoles. Todo ello medido a la perfección y adaptado al contexto en el que se mueven.

Esto es muy peligroso para la democracia española porque saben a qué grupos mandar o colocar sus mensajes, porque ellos han sacado todos los datos de esos mismos grupos. España no está llena de ultras, por muchos que haya, sino que en un periodo de crisis como el que se vive están colocando bien sus mensajes gracias al Big Data. Saben lo que tienen que decir y, algo que es más importante, cómo decirlo.

Los tiempos de crisis suelen ser los mejores escenarios para el surgimiento de los liderazgos transformadores. En España se han juntado en esta época a Abascal y Casado lo que es un mal síntoma. Eso también está medido en el Big Data y los neofascistas lo utilizan y saben si hay que dar más presencia o no a sus principales dirigentes. Parece que a Vox que no le hace falta sufrir el desgaste de estar constantemente en los medios de comunicación y seguir subiendo. Salen cuando hace falta sin tener que ejercer un liderazgo con autoridad. La internacional neofascista está digitalizada gracias a tipos como Bannon que ya se lo cobrará de alguna forma en el futuro.

A diferencia de los fascismos del pasado, Abascal no necesita tomar el Estado en su totalidad, le basta con gobernar mediante la propia democracia y bajo los parámetros del capitalismo que les alimenta. Sin embargo, Vox ya nos controla y ahora quieren derribar al Gobierno para hacerse con el Big Data del Estado y dominarnos completamente.

Apúntate a nuestra newsletter

14 Comentarios

  1. entre indepentistas los facista corruptos de vox el niñato que no termino los estudios lider del pp partido corrupto que lo que quieren que haya orto rebrote para joder mas a este pais que dicen querer mucho

    • De verdad, no seáis más tontos, por el amor de Dios.

      Que los de VOX son DEMÓCRATAS, que está más que comprobado. ¿Y corruptos de qué? Si no han hecho nada ilegal. Pfff, estáis hechos polvo.

      Dejad de creer lo que digan vuestros amados líderes e indagad por vuestra cuenta. Empezad a tener cerebro, caray.

      Lo del rebrote lo dirás por esta farsa de gobierno aupada por separatistas, porque otra cosa serán alucinaciones tuyas, visto lo visto no me extrañaría.

      Es que es verdad. Gracias a VOX, se ha descubierto la ENORME miseria moral que tenían muchos. Espero que algún día, adoctrinados como tú despierten y dejéis de ser marionetas de esos miserables que sólo les interesa el poder, y usan la democracia para sus propios intereses.

  2. Porque no se dedican a votar realidades en vez de ideologías baratas. Tengo cierta edad y al final al ver estas últimas durante muchos años no han liderado un gobierno según mi forma de ser y pensar, al final tome la decisión de apoyar Vox. Supongo que ustedes, grandes demócratas de palabra no lo entenderán nunca.
    Normalmente cuando hay elecciones lo que hago es leerme los programas y también escuchar los debates.
    En las últimas elecciones al final me quedé en las manos con tres papeletas para escoger y me hice las siguientes preguntas dejándome de ideales y sentimientos… “cuál de estos tres considero que puede levantar España?>”, “cuál es el que tiene menos corrupción en sus filas?” y “esta vez me voy a dejar de tonterías y daré el voto a Vox>.
    Tenemos una ventaja que no sabemos aprovechar. Cada año como máximo poder enmendar el posible error. Por distintos motivos hemos sido unos 3’6 millones que hemos escogido lo mismo.
    Importante. No me considero facha ni todos estos injustificados insultos que profieren contra los que libremente hemos escogido a este partido.

    • Vox esta cpnstituido en su mayor parte por exmiembros del PartidoPodrido, con su presidente e y dice usted que es el partido con menos corrupcion, que la vida le guarde sus sentidos, porque razonar honestamente, carece de el

      • Yo lo entiendo así. Pero comprendo que pueda haver otros que lo vean diferente. Al final el tiempo da o quita razones. Es como aquello que se suele decir «el árbol no te deja ver el bosque».
        Si empezamos a mirar atras al final muy posible que todos tengamos la culpa de meter la mano a la caja ajena.
        Lo que dije antes. En democrácia lo peor es votar siempre a los mismos por ideologia o por que mis padres siempre lo han hecho. Tenemos la ventaja de poder dar confianza a una nueva organización y si dentro de cuatro años a uno le parece que no es correcto les quitas el voto. Esto es democracia. No el odio, el que si esto, que si lo otro i tonterias.

        • Francesc, usted sí me da esperanza de que en este país vuelva la cordura y el sentido común, respetando a la gente y realizando debates con argumentos reales y coherentes, desterrando para siempre el odio, el sectarismo y la manipulación que demasiados sujetos despreciables y miserables utilizan con tanto descaro e impunidad para criminalizar a aquellos que, simplemente, piensan distinto a ellos.

          Gracias. Siga así.

  3. Existen personas tan poco empáticas y egoístas que lo único que les interesa en su vida es vivir bien o mejor, independientemente que lo merezcan o sea prestado.
    Para este colectivo la vida en común, con bienes y servicios se la traen al pairo, y si alguien no está de acuerdo conmigo, mejor fuera que al lado. Espeluznante!!

    • Brillante descripción de aquellos que van de «demócratas», pero que a la mínima de los que piensen distinto, como el partido de VOX, los quieren liquidar de cualquier manera, dejando de lado cualquier consideración ética y moral.

  4. Viva VOX,y no soy de vox pero prefiero a estes y no a los inutiles que tenemos en este gobierno,este gobierno hay que derribarlo cuanto antes ,si no queremos quedar como en Venezuela,el Pedro y pablo solo traeran paro,hambre y miseria.

  5. Enfundados en la bandera borbonica caminando al son de la marcha real con paso marcial dando vivas a una entelequia llamada España, estos individuos quieren llevarnos a una tirania que aplaste totalmente cualquier disidencia(«comunistas» bolivarianos,»socialistas»,socialdemocratas,republicanos,democratas en general,etc).¿Alguien puede decir que estos individuos y sus votantes no tienen ideologia?No,la tienen,y es la mas nefasta,diabolica y criminal que ha conocido la Humanidad,el nazi-fascismo chovinista.Eso es todo lo que pueden ofrecer a sus votantes.La Ley de Partidos debe comenzar a funcionar,no solo es aplicable a los nacionalistas vascos.

    • Comunismo, bolivarianismo y democracia en la misma frase.

      Y no es ninguna bandera borbónica, es la bandera de ESPAÑA que representa a un gran país y a sus ciudadanos, a pesar de que haya chusma como usted que pretenda llevarnos a un estado totalitario.

      Ya tengo claro que el nazi-fascismo chovinista lo representa usted a la perfección, justificando el aplastamiento de cualquier pensamiento contrario al suyo poniendo como patética excusa la supuesta defensa de la democracia. Ja, qué iluso.

      Despréndase de esa ideología tan nefasta, diabólica y criminal que ha conocido la humanidad, como usted ha dicho, y empiece a ser un demócrata. Si no lo hace, será un apestado toda su vida.

      Aunque da igual que lo haga o no. Afortunadamente, sujetos despreciables y fascistas como usted jamás tendrán influencia en la vida de las personas, y si alguna vez lo intenta, lo pagará caro. La democracia, a pesar de lo que hagan algunos, siempre prevalecerá.

  6. Menosmal q estos tarados mentales de VOx y pp no han mandado el país en esta crisis ya veríamos como estaríamos es más ocultarian muertes cómo está haciendo Ayuso en la CAM .
    Por cierto cuando empiecen a investigar a espe y sus chanchullos en la CAM Abascal cae , estaros trankilos ,al final vox va a desaparecer como unión del pueblo álabes ….

    • Ya claro, los únicos que ocultan muertes, y el maravilloso y esplendoroso gobierno de España lo hace todo estupendamente, es transparente a más no poder.

      Santiago Abascal hace mucho tiempo que cortó lazos con el PP, que además fundó un nuevo partido.

      Usted, como enfermo mental, cree que a otros les pasa lo mismo. Debe hablar con un profesional: tener tanto odio sin motivo no es sano para nadie.

  7. Diario16, dais ASCO y VERGÜENZA.

    Haciendo de medio afín de este»gobierno» falso y esperpéntico para justificar cualquier ataque y derribo a todo aquel que ose criticarles o desvele sus más miserables mentiras.

    Ninguno de vosotros, así como el resto de grupos sectarios ideológicos, podréis impedir su caída. Es lo mejor para los españoles, porque nadie, pero absolutamente NADIE coherente, daría dos duros por esta cosa dependiente de los separatistas, ya al margen de sus tonterías y contradicciones, que es para echarlos a comer aparte.

    Pues lo dicho, ejerced PERIODISMO de una vez. No más manipulaciones. Los españoles no nos merecemos que nos mientan de esta manera.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre