domingo, 29enero, 2023
6.4 C
Seville

Vivimos historias de triunfadores

Félix Lareki Garmendia
Félix Lareki Garmendia
Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao. Su carrera profesional fundamentalmente la ha desarrollado en Xerox España S.A.U.. Exprofesor de la Escuela Superior Universitaria de Marketing en la Cámara de Comercio de Bilbao, del Master de Marketing y de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad del País Vasco UPV - EHU. Durante 8 años ha estado en política en el País Vasco. Vicepresidente de la Asociación Internacional Aulamar para personas discapacitadas para el disfrute de la navegación a vela. Tiene publicados varios libros con ESIC Editorial. Su lema es “pasión por el arte y las personas”, lector empedernido, escritor y analista social.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Dicen que las personas por lo general tienden a alejarse de gente fracasada, no les gusta comprar esa imagen, los medios prensa, radio y TV presentan a personas triunfantes, que lo han conseguido de forma rápida, por lo que ayudan a crear estereotipos  apoyándose en los mismos para crear un mundo irreal. Existen muchos triunfantes, pero también muchas mas personas que han visto el fracaso en sus carnes de forma cruda y amenazante, otras que han superado episodios de fracasos, con historias que merecen ser contadas, pero que quedan en el anonimato, a nadie le interesa la gente fracasada. Producen una rara urticaria hoy que puede ser contagiosa, en el día de los campeones, de los neones y la inteligencia artificial.

 “Fracasar”, le sucede todos los días en mayor o menor medida a millones de personas en todo el mundo. Historias que no merece la pena ser contadas por tratarse de adversidades, y bastantes penas hay en la vida. En el mundo actual parece ser, es mejor dar sensación de balance, llevar la cabeza muy alta, mirar desde arriba. En redes y más concretamente en LINKEDIN se lee profusamente el termino fracasar, pero se cuentan muy pocas historias de personas anónimas que han logrado emerger en un mal momento. Parece es mejor contar lo mágico, lo dorado,  hacer bailar a la serpiente en el canastillo como encantadores de serpientes. Hay muchos en nuestras librerías, escritos supuestamente por gurus, “cómo ganar dinero en bolsa”, “cómo triunfar en las ventas”, “cómo motivar a su personal, “como ser un gran líder”, “cómo hablar en público”, difícilmente encontramos títulos ”cómo ser un poco más humilde”, “como practicar la caridad”, “como decir lo que realmente sentimos” “como hacernos querer” “como perdonar”, etc.

El fracaso no es un buen compañero de viaje para nadie, sin embargo acompaña a más personas de las que deseáramos.

Un significado directo y concreto de fracaso podría ser “Imposibilidad de cubrir las metas u objetivos personales o profesionales habiendo previamente establecido un proceso para obtenerlos”.

No cubrir los objetivos empresariales, comerciales o de otro tipo se puede interpretar como un fracaso o una desviación negativa, también apodado por infortunio, obviamente puede ser un fracaso pequeño o importante.

¿Qué viene después?

Reconocer que has fracasado y reaccionar. La reacción, que no todas veces se da. La reacción -si esta existe-  es clave para superar la situación planteada.

———————————–

La vida no es no una autopista lisa, sin baches. Podemos encontrar situaciones que tumben nuestros deseos. Nuestra falta de preparación, la ausencia para visionar , la falta de previsión ante lo desconocido – por ejemplo unos objetivos excesivamente ambiciosos y que no se puedan considerar como realistas, nuestra falta de coraje e ilusión,  los malos consejeros, un pésimo análisis del mercado, en la mayor de las veces nos desarman, llevándonos al fracaso. En general una mala planificación, falta de método, escasos recursos, preparación inadecuada, nula motivación, etc., en general nos conducen a episodios de fracaso.

A veces el fracaso puede sobrevenir por causas ajenas a nosotros, es lo que ocurre en ocasiones. No es imputable a nuestra acción o modo de ver la vida, son causas externas a nuestra voluntad. Pero no es tanto de donde proviene, sino cual es nuestro comportamiento por superarlo.

En edades muy tempranas, es difícil asumir su presencia, pero cultivarlo como posible compañero de viaje nos ayudará a superarlo. Superar un fracaso no es olvidarse de él, hay situaciones que pueden repetirlo, por eso los buenos planificadores les gusta planificar  planes alternativos, por si acaso fallara alguno de ellos. A eso se le llama previsión, de preveer.

Voy a citar algunos ejemplos de la vida real que han nacido en el mundo del deporte.

Me referiré primeramente al ciclista Alberto Contador, nacido en 1.982 profesional desde 2003 hasta 2017, corrió con ONCE/Liberty Seguros, Discovery Channel, Astana, Saxo Bank Sungard /Tinkoff y Trek-Segafredo, gano los “Tours” de 2007,2009, y 2010. Dos “Giros” en 2008 y 2011 y una vuelta en el 2008, pero previo a estos éxitos le sobrevino un diagnóstico de “cavernoma” y el abismo ante esta grave enfermedad. Un fracaso en toda regla, ajeno a él, pero fracaso.

También tuvo que hacer frente a una acusación de positivo por Clembuterol en el Tour de Francia del 2010, en la sentencia el tribunal ya manifestaba que la causa podría ser la ingestión de un suplemento alimenticio contaminado ajeno a él mismo. Fue no obstante desposeído del Tour de Francia del 2010 por el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Volvió a competir el 6 de Agosto del 2012. Un fracaso, al parecer debido a un deficiente control por sus cuidadores.

Alberto Contador se sobrepuso a esos duros golpes. Salió airoso, sobreponiéndose a la enfermedad. Su enorme positivismo hizo el resto. Se sobrepuso igualmente a una sanción muy dudosa por el origen de la misma. Superó la adversidad, supo controlar sus miedos personales y salió adelante evidentemente con ayuda de buenos abogados. Pero también se lo debía a su forma de pensar y plantear la vida.

Afirmaba que no corría contra nadie ni contra nada, lo hacía para disfrutar primeramente y porque le gustaba andar en bicicleta. Nunca corría para emular a Eddy Mercs, corría para ser el mismo, para ser Contador. Esa era su meta principal. Es lo que le dio fuerzas después de la enfermedad y también para lanzar su carrera deportiva.

Aprendió a superar la enfermedad desarrollando una firme voluntad y sobre todo siendo él mismo. A pesar de la sanción deportiva, supo dar prestigio al deporte del ciclismo con actitudes respetuosas, prestigio por sus formas con compañeros, patrocinadores y afición. Hoy actúa de comentarista para Eurosport, lo hace con brillantez, normalidad, llega enseguida a las personas, también en otros acontecimientos deportivos. Su pasión por el deporte es manifiesta. La determinación, su humildad y su coraje fueron sus aliados inseparables.

Tom Peters,  gurú del mundo del marketing indica que “el éxito engendra el fracaso”, es decir  que si Usted es exitoso, tendrá episodios en los que deba abordar  fracasos, en menor o mayor magnitud.

José Luis Korta, fue remero y entrenador de remeros en Euskadi principalmente, decía que hay gente en todos los órdenes de la vida, también en el deporte que se creen con un rango superior Uno se  acostumbra a ello, se baja la guardia y después la motivación y los estímulos. Las victorias son para las vitrinas y para pasar inmediatamente de hoja, aunque siempre sean bienvenidas.

Añadía, “se sale de un fracaso, primero reconociéndolo en toda su profundidad, asumiendo las responsabilidades y saliendo de él con firme voluntad”. Sino reconocemos nuestro fracaso, ¿cómo podemos luchar contra él?

Hay muchas pruebas de superación de las adversidades en esta primera parte del siglo sin concluir. El ciclista Lance Armstrong, el portero internacional José Molina, el Meta Sergio Aragonenses, Dani Fernández jugador de futbol sala, el danés Ebbe Sand máximo goleador de la Bundesliga, el golfista Severiano Ballesteros y tantos otros vieron truncadas o alteradas sus vidas deportivas por enfermedades o muerte.

También el ciclista Javier Otxoa  supo dar un nuevo rumbo a su vida para competir en el deporte para personas con deficiencias, después de su grave atropello por un coche en Málaga, -con el fallecimiento de su hermano-, después de haber ganado una etapa del Tour de Francia nada menos que al americano Lance Amstrong.

¿Qué movió a Javier para salir del coma, y superar las secuelas mentales y obtener medallas olímpicas, en su nueva condición, con un físico muy perjudicado? Sobre todo una gran fortaleza mental para superar el dramático suceso.

José Manuel Monge gran periodista deportivo vasco, siendo responsable de comunicaciones del Basquet Bilbao de Baloncesto, en una entrevista que le realicé, aportaba soluciones al redactor de este artículo:

1.- Reconocer explícitamente y en público, que se puede actuar de forma distinta.

2.- Tenacidad, generosidad capacidad para sufrir y motivación.

3.- Producir cambios y hacerse preguntas constantemente.

4.- Ser audaz y disponer de confianza en uno mismo y en los colaboradores.

Elvira Larrazabal,  llegó a ser la primera mujer profesional de golf en España. Repitió por cinco años. Nunca pensó en dedicarse profesionalmente al golf, pues ninguna mujer era profesional hasta entonces, fue maestra de golf, pero tuvo que abandonarlo, debido al nacimiento de su hija Carmen con parálisis cerebral cuando era campeona. Supo salir de este quebranto fortalecida. Ella decía que como a muchas madres en situación parecida deben superar momentos difíciles. Los valores, la ética y la moral le ayudaron a superar lo inesperado.

Hoy día los cambios nos ayudan a superar fracasos, reinventando nuestros modos de hacer las cosas. Un fracaso es una gran oportunidad para no volver a repetirlo, siempre desde la búsqueda honesta de las mayores preguntas posibles de cómo ha surgido

En la mayor parte de las escuelas de negocios, se hace hincapié en el término “aprender, se consigue aprendiendo”. La aplicación a las búsquedas de recetas para gestionar los fracasos, se consigue igualmente aprendiendo. Eso supone el desarrollo personal de determinadas capacidades que tiene que ver mucho con su oportunidad para desnudarse mentalmente y provocar reacciones que consigan sacarle del agujero en el que se encuentra.

Nota final del autor: Parte de estos comentarios forman parte de mis libros “¿Como triunfar en el mundo de las personas que practican las ventas, tomando como referencia el deporte? por Editorial BUBOK”; “55 Respuestas a preguntas clave en ventas”, “La dirección de ventas en las PYME” por Editorial ESIC”. Todos publicados en España y en varios países de Hispano América, Méjico, Urugay, Paraguay, Argentina. Igualmente en los Master de Marketing de varias universidades americanas y Españolas.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído