El 9 de diciembre de 2015 publiqué la primera columna o artículo en esta segunda época de Diario16, mi más amado periódico. Habría podido hacer que estas palabras coincidieran en fecha exacta, fueran publicadas el 9 de diciembre de 2017, pero preferí escribirlas, dictarlas, el día 9, eso sí, para que sean publicadas cuando se prefiera; me gusta la inexactitud en las fechas: si me tocase ser inmortal prefería que celebrasen mi 99 o 101 aniversario (capicúas) que el 100, ya tan gastado y manoseado.

Dos años. Magníficos. De impresionante crecimiento. De libertad de expresión, algo mucho más difícil de lo que parece en estos tiempos. De caras y firmas nuevas y caras y firmas consolidadas. La maravillosa sorpresa de la publicidad lloviendo sobre los artículos y noticias. Los artículos de Esteban Cano sobre el expolio del Banco Popular que han llevado a Diario16 a lo más alto de los tabloides -si vale el sustantivo- digitales. La excelente maqueta y diseño. El contacto fugaz con mis compañeros, tan diferente a la época de San Romualdo aunque mucho más mágico. Pero sobre todo la sensación de que este crecimiento impresionante es sólo el principio, de que llegaremos mucho más lejos y nos convertiremos en una referencia para todos los medios de comunicación; aunque yo lo somos.

Si hace dos años escribí que Diario16 era mi más amado periódico, ahora puedo afirmar que mi amor ha aumentado, que casi lo adoro y me satisface infinitamente formar parte de esta cabecera, de esta pequeña gran familia, a cuyos miembros -también a los que ya no están- felicito sin excepción. Y muy especialmente a Manuel Domínguez Moreno, el hombre de palabra, sin él no habría sido posible en absoluto esta enorme maravilla, este pequeño milagro.

¡Felicidades Diario16! Y que cumplas muchos más.

 

(mecanografía Ángel Arteaga)

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¡O rezas en católico…. o a la calle!
Artículo siguienteEl Tribunal Supremo confirma que Caixabank es responsable de la comercialización de bonos de General Motors Company
Javier Puebla ha sido galardonado con diversos premios, tanto en prosa –Nadal, por Sonríe Delgado, y Berenguer, por La inutilidad de un beso– como en poesía: El gigante y el enano: V Certamen Vicente Presa. En 2010 recibió el premio Cultura Viva por el conjunto de su obra. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año: El año del cazador; 365 relatos que encierran una novela dentro. En 2005 fundó el taller 3Estaciones y la editorial Haz Mlagros. Cineasta, escritor, columnista y viajero: ejerció funciones diplomáticas en Dakar durante cuatro años, y allí escribió Pequeñas Historias Africanas, Belkís y Blanco y negra. Gusta de afirmar en las entrevistas que nació para contar historias, y quizá por eso algunos de sus artículos parecen relatos o cuentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 4 =