Recepción del evento por el Día Internacional de la Abogacía en Málaga donde se encontraron, entre otros, Javier Cremades y Baltasar Garzón. Foto: Consejo General de la Abogacía Española

Nunca estuvo más acertado el adagio popular «Dios los cría y ellos se juntan». En esta semana ha tenido lugar en España el World Law Congress, organizado por la World Jurist Association (WJA), una organización internacional de juristas que será presidida por el letrado español Javier Cremades. Hasta aquí todo normal si no fuese por al acentuado descenso de prestigio profesional de dicho letrado, según confirman fuentes de toda solvencia a Diario16.

Un congreso de abogados en el que, como ya hemos dicho, incluso, se llegó a premiar a Felipe VI en un acto con todos los fastos imaginables celebrado en el Teatro Real de Madrid. Sin embargo, en el acto de celebración del Día Internacional de la Abogacía, que tuvo lugar en Málaga, fueron galardonadas algunas personas que, sorprendentemente, guardan una relación entre sí, tanto personal como profesional, incluso, en algunos casos, diplomática.

En un evento en el que estaban presentes juristas de los distintos ámbitos de la Justicia, recibieron galardones diferentes personalidades que se corresponden con los intereses cruzados existentes entre Saracho, Venezuela, Baltasar Garzón y una pequeña facción del Opus Dei utilizada por Cremades.

Sorprende que una asociación del prestigio de la WJA haya elegido como presidente al abogado español, puesto que, según fuentes de probada solvencia consultadas por Diario16, se trata de un letrado con una cada vez más elevada devaluación ética en España porque, en más de una ocasión, ha incumplido compromisos adquiridos con profesionales de reconocida solvencia de este país —aunque alejadas del foco mediático.

Respecto a sus clientes tampoco ha tenido un comportamiento muy cercano a los principios deontológicos que se exigen a los profesionales del derecho, tal y como pudieron comprobar algunos afectados del Popular que se unieron a la plataforma que creó y que la abandonaron tras enterarse de que Cremades tenía conflicto de interés con el Santander, tal y como manifestó en su nombre una asociada de su despacho en una reunión en la ciudad de Almería. Por esta razón, sigue sorprendiendo que significados damnificados en la operación diabólica del Santander, de la JUR, el gobierno de Rajoy y el relajamiento de responsabilidades de todo el Congreso de los Diputados, con algunas escasas excepciones, continúen creyendo y mantengan su relación con este despacho.

En los últimos tiempos, don Javier, ilustre malagueño, trabaja como lobista de algunas facciones de la oposición venezolana, como lo demuestra su actividad como promotor de encuentros, a través de una ciudadana magrebí, con importantes personalidades de este país, sobre todo por su cercanía con el padre de Leopoldo López, asiduo a estos encuentros, junto con algunos de los «bolichicos» venezolanos que operan en España y que se enriquecieron expoliando los recursos de Venezuela a través de la red de corrupción creada por el ex ministro Rafael Ramírez (apoyado por algunos presidentes y compañías petroleras, energéticas, constructoras e ingeniería españolas).

En el evento de Málaga, Jorge Neri, uno de los boliburgueses que fue socio del ex presidente de PDVSA, hecho que consta en la documentación que obra en manos de este medio, recibió un galardón. Fue el propio Javier Cremades quien se refirió al empresario venezolano como «gran adversario intelectual del régimen de Maduro», toda una declaración de intenciones cuando minutos antes el abogado malagueño afirmó que iba luchar sin descanso para denunciar los focos de tiranía y se refirió directamente al actual presidente de Venezuela, cuando podía haber mirado a algunas entidades financieras y despachos del propio Madrid.

Cuando le entregó el premio al abogado venezolano, ¿estaba reconociendo que hay bolichicos que están financiando a la oposición? Si esto fuera así sería una mala noticia para Juan Guaidó, puesto que su presidencia interina perdería legitimidad de cara al pueblo porque estaría recibiendo dinero de quien, junto a Ramírez, Baldo Sansó o Nervis Villalobos, expoliaron los recursos del país para llevar ahora una vida de multimillonarios.

Esto lo sabe el actual presidente interino de Venezuela y, según fuentes consultadas por Diario16 en el entorno opositor, Guaidó está en condiciones de denunciar y reclamar las cuentas de estos bolichicos en Hong Kong, Panamá, República Dominicana, Miami, Emiratos Árabes, España, Francia, Marruecos, Rusia, Irlanda, Reino Unido, Italia o Luxemburgo.

Que Cremades hablara así de su reciente y preferido cliente latinoamericano es sorprendente cuando es un hombre que tiene abiertas investigaciones judiciales en España, Luxemburgo y los Estados Unidos en referencia a un presunto blanqueo de dinero a través de un canal de flujo que se inicia en Hong Kong, pasa por el principado centroeuropeo y gran parte termina en nuestro país, en algunas ocasiones para cubrir con capital importantes pérdidas increíblemente millonarias de algunas de las empresas en las que participa mayoritariamente en una más que demostrada administración desleal.

Hablar de los bolichicos que operan en España es hacerlo también de Rafael Ramírez y las relaciones con éste las tiene otro de los premiados en el evento de Málaga: Baltasar Garzón. Ya referimos en estas páginas cómo su situación es complicada por la retirada de su visado en Mónaco.  Por esta razón, un hombre que está reclamado por la Justicia de varios países, sobre todo en Venezuela y Estados Unidos, por presuntos delitos relacionados con la corrupción y el lavado de dinero, necesita un país donde residir, un país donde sabe que tiene la protección política de la derecha y la empresarial de los socios a los que hizo millonarios y que están afincados en España.

La situación de Ramírez en España, sin embargo, tampoco sería fácil desde el punto legal y, por esta razón, además de la protección política y empresarial necesita la judicial. Para ello, según fuentes consultadas por Diario16, el entorno de Ramírez se habría puesto en contacto con el ex juez Baltasar Garzón para que intentara llegar a un acuerdo con la Justicia española. Según las mismas fuentes, el acuerdo que se estaría negociando pasaría por la entrega del ex presidente de PDVSA a las autoridades españolas, aceptar un año de cárcel y luego la libertad disfrutando de la totalidad de la fortuna que amasó a costa del actual oprimido pueblo venezolano.

Siguiendo con las «casualidades», Garzón y Ramírez tienen relaciones con la República Dominicana a través del ex presidente Leonel Fernández quien, tal y como indicó Diario16, es sospechoso de haber participado en diferentes tramas corruptas, de las que este medio dará información puntual tras el análisis de la documentación que obra en nuestro poder. Ya comentamos la relación entre Garzón y el ex presidente dominicano y cómo llevó al abogado de Saracho a ser ponente o conferenciante en la FUNGLOBE de Fernández.

En el evento en el que se nombró a Javier Cremades como presidente de la WJA, fue ponente otro hombre de Leonel Fernández y del Banco Popular dominicano: Milton Ray Guevara, presidente del Tribunal Constitucional de la República Dominicana. Viajó sólo para ser ponente, ¡qué casualidad! Durante su mandato se dictó una sentencia (168-13) que retiraba la nacionalidad dominicana a todo hijo de haitiano nacido en la RD después de 1930, una sentencia que está siendo estudiada como contraria a los derechos humanos.

Por tanto, si José Francisco Peña Gómez, una de las figuras políticas más importantes del país en el siglo XX, presidente de la Internacional Socialista, viviese en la actualidad hubiese perdido su nacionalidad. Este hecho es importante porque en la biografía de Milton Ray Guevara, Peña Gómez fue muy importante, puesto que le sacó de la pobreza en Samaná y le ayudó a estudiar en París, además de que ejerció durante dos mandatos un cargo de senador. Sin embargo, desde hace años, se encuentra a las órdenes del enemigo político número 1 de Peña Gómez y de todo lo que éste representó: Leonel Fernández.

La relación entre el ex presidente dominicano y Rafael Ramírez fue más intensa de lo que pueda parecer. A través de la documentación que obra en poder del departamento de investigación de Diario16, podremos llegar a demostrar las cantidades cobradas, vía comisiones, y justificadas por el suministro de crudo de PDVSA a República Dominicana a mitad de precio y con pago de Leonel a la petrolera de Ramírez a cambio de habichuelas, huevos y pollos que, en la mayoría de los casos, el gobierno de Leonel nunca enviaba. Sin embargo, el pueblo dominicano continuaba pagando el combustible a un alto precio.

No es casualidad la presencia en este evento de Milton Ray, Javier Cremades, Baltasar Garzón y el abogado venezolano socio de Ramírez, sobre todo cuando Jorge Neri ha incumplido un contrato de más de un millón de euros en República Dominicana y un acuerdo contractual que ha sido jurídicamente calificado de estafa.

Otra personalidad con la que tiene mucha relación Javier Cremades es un académico, ex presidente de un importante grupo de comunicación controlado por el Santander, quien, evidentemente, también fue premiado en el evento de Málaga.

Como podemos comprobar, el «ilustre» malagueño ha creado una especie de lobby en el que va uniendo lazos entre personalidades que tienen intereses comunes y que, definitivamente, favorecen a los intereses de los poderosos. Su interés por la oposición venezolana y por lograr financiación llevando al padre de Leopoldo López allá donde puede no está derivado por un altruismo ideológico porque Cremades no es Robin Hood. Rodearse de los boliburgueses, desde luego, lo que hace es desprestigiar la legítima lucha de quienes están en contra de Nicolás Maduro porque esos fueron los que se enriquecieron con la corrupción de Ramírez y huyeron cuando el actual presidente de Venezuela sucedió a Hugo Chávez.

Es curioso que un abogado que dice que hay que proteger la independencia de la Justicia, sea el defensor o el asesor de personajes acusados de, entre otras cosas, blanqueo de capitales o que haga lobby para potenciar la imagen de estas personas que se quitaron la camisa roja bolivariana para colocarse camisas de seda y trajes de Brioni gracias a los miles de millones de dólares que expoliaron al pueblo que ayer se agolpó en la frontera con Colombia para conseguir comida y medicamentos.

3 Comentarios

  1. Hay un problema en vuestro sistema para reconocer las cifras solicitadas. Siendo correcta la cifra, la pide de nuevo y entra en loop.
    ¿O es otra cosa?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre