Foto: Agustín Millán.

Las patronales Fomento del Trabajo, PIMEC, tras varios días negociando al fin han llegado a un acuerdo con los sindicatos mayoritarios en Catalunya, CCOO y UGT, para publicar un comunicado conjunto tras la crisis por la sentencia del procés. El manifiesto titulado: “Catalunya necesita estabilidad política económica y social” reclama a los partidos y las instituciones el regreso a la vía política para a través del diálogo solucionar el conflicto.

En el texto se acordó que no se hiciera ninguna valoración de la sentencia del ‘procés’. Las patronales y sindicales ya han expresado por separado su opinión.

En el comunicado mantienen que se tienen que “restablecer los espacios de convivencia y cohesión social que faciliten un clima idóneo para el diálogo y negociación que garantice la estabilidad política, económica y social que Cataluña necesita”.

En otras de las frases, los firmantes del manifiesto conjunto señalan que “una vez acabada la vía judicial, la política está obligada a encontrar los mecanismos para resolver la compleja situación en la que nos encontramos y que, lejos de intensificar las tensiones, debe reforzar los espacios de convivencia, de diálogo y de legalidad buscando soluciones políticas colectivas y personales, como es el caso de los condenados con penas de prisión”.

Sobre las diferentes fuerzas políticas, el manifiesto señala que “entendemos que los partidos políticos deben restaurar mecanismos de relación que puedan superar los bloques actuales. El respeto y la cooperación entre las diferentes opciones es imprescindible para una saludable normalidad democrática en el funcionamiento de las instituciones de Cataluña”.

Los agentes sociales reclaman que “la normalidad institucional debe permitir responder a las necesidades sociales de la ciudadanía que sufre una grave desigualdad económica. También las empresas necesitan respuestas para afrontar el presente y futuro de la transformación económica y productiva y las transformaciones estructurales de la digitalización, robotización, transición energética, retos climáticos y retos demográficos”.

Por eso los firmantes exigen “liderazgo institucional” para mejorar “la capacidad de empleo y de redistribución de la riqueza en la construcción de una Cataluña de progreso y prosperidad”.

En relación con España, las partes entienden que “recuperar la normalidad institucional debe permitir, además, asumir un proceso de negociación entre instituciones para encontrar soluciones progresivamente satisfactorias para las partes afectadas por el conflicto político, ya que la situación actual perjudica los intereses de la sociedad catalana y española”.

El manifiesto se cierra con el compromiso de los agentes sociales y económicos “con el desarrollo de Cataluña, reforzando los espacios de concertación social, el Acuerdo Interprofesional de Cataluña, el Consejo de Relaciones Laborales, el Consejo Rector de la Formación Profesional y el Pacto Nacional para la Industria” que son, entre otros, instrumentos de vertebración democrática de las relaciones laborales, sociales y económicas del país y que pueden contribuir a acercar posturas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre