La operación ha sido coordinada por Eurojust, la agencia de la UE encargada de la cooperación judicial entre los estados miembros.

Las autoridades de España, Holanda y Bélgica han trabajado de manera coordinada hasta atrapar a una organización criminal dedicada a introducir cocaína y distribuirla en Países Bajos. Desde el Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, España dirige una operación coordinada por Eurojust, la agencia de la UE encargada de la cooperación judicial entre los estados miembros, en la que participan 750 policías de los tres países y que se salda con 14 detenidos.

Contenedores de fruta

 Los detenidos forman parte de una importante organización internacional de narcotraficantes que introducían, a través de puertos españoles, cocaína camuflada en contenedores de fruta y la distribuían en diferentes países de Europa, sobre todo en Holanda. Entre las posesiones incautadas a los detenidos se encuentran vehículos, joyas, y dinero en efectivo. Así como viviendas situadas en la Costa del Sol que están vinculadas con los miembros de la organización.

Actuación conjunta

En España se han practicado diversos registros en viviendas y locales de negocio o sedes sociales vinculados con la organización en las localidades de Mijas, Benalmádena y Torremolinos. La titular del Juzgado Central de Instrucción 3, María Tardón, que investiga en secreto esta causa desde 2017, a instancias de la Fiscalía Antidroga, atribuye a los arrestados, la mayoría de nacionalidad holandesa, delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales en el seno de organización criminal

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre