Los Mossos dEsquadra con la colaboración de la Guardia Urbana de Barcelona han detenido a tres personas de la misma familia como presuntas autoras de los delitos de Amenazas, lesiones y Proxenetismo y prostitución de mayores.

Los hechos se remontan al día 5 de diciembre cuando la Guardia Urbana de Barcelona informó a los Mossos d’esquadra de que una chica de 31 años se ha había en contacto con ellos para denunciar que estaba siendo obligada a ejercer la prostitución en las calles de Barcelona.

La mujer informó a la policía de que el mes de septiembre del 2017 había alquilado una habitación en un piso en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona, y que en este domicilio también vivía un matrimonio con sus tres hijos.

Pocos días después de estar viviendo en este domicilio, aseguró, empezó a recibir amenazas y coacciones por parte de uno de los hijos del clan familiar para que ejerciera la prostitución y que le entregara el dinero que consiguiera. 

La mujer denunció que se vio forzada a prostituirse y entregarles todo el dinero que conseguía a lo largo de tres meses y que, cuando no lo hacía, era golpeada por uno de los miembros de la familia, hasta que el pasado 2 de diciembre decidió irse del domicilio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre