Los premios de las deportistas y sus ‘regalos’.

Se llama Pure fantasy y se presenta en la caja como “un elegante estimulador personal diseñado para darte placer sensual”, añadiendo la promesa de poder con él “iniciar un viaje de descubrimiento hacia un sexo más satisfactorio y placentero”. Un producto al parecer bastante recomendable este vibrador de la marca Durex, a la venta por poco más de 29 euros, pero que hace unos días protagonizó una polémica de lo más rocambolesca: fue uno de los regalos con los que fueron ‘premiadas’ las cuatro ganadoras del Campeonato de Asturias de Squash 2019, celebrado en Corvera, el 10 y 11 de mayo. Y ojo, que el juguete sexual no iba solo, las deportistas ganadoras recibieron también una lima eléctrica especial para pedicuras y dos kits de depilación.

El torneo se celebró en el polideportivo de Las Vegas, y las cuatro deportistas que quedaron en mejores posiciones accedieron, orgullosas, al lugar de honor para recibir sus laureles. Ellas eran Elisabet Sadó Garriga (campeona), Olaya Fernández Lence (subcampeona), Marina Arraiza Mier (tercera clasificada) y Cristina Barandica Fernández (cuarta). Nacho Manzano, presidente del Squash Oviedo, club encargado de la organización del torneo, fue el responsable de hacerles entrega de la estatuilla a modo de trofeo que dona el Principado. Hasta aquí todo transcurría con normalidad, hasta que otro de los miembros colectivo ovetense se acercó al grupo para ofrecer a las deportistas victoriosas un ‘detallito’ por parte del club.

Las cuatro chicas quedaron desconcertadas en un primer momento, pero no tardaron en reaccionar y decidieron, juntas, redactar una carta para mostrar su indignación y denunciar los hechos. Entre otras cosas, en el citado documento destacaban que los ganadores masculinos solo habían recibido el correspondiente trofeo, ningún regalo, y menos aún tan ofensivo.

“El club ha dirigido una carta a las jugadoras pidiendo disculpas, pero matizando que no pensaban que el obsequio fuese sexista ni discriminatorio”

Las jugadoras elevaron la correspondiente queja a la Federación de Squash y al Instituto Asturiano de la Mujer, desde donde han ido llegando todo tipo de descalificativos ante lo ocurrido, además de sugerencias bastante gráficas sobre lo que los responsables de la idea podían hacer con el juguete sexual.

Antes de que se haya tomado ninguna medida oficial, ya son tres los directivos de la Federación de Squash del Principado que han presentado su dimisión (el propio Manzano, el presidente de la gestora que dirige la entidad y su vicepresidente), quedando ahora conformada por cuatro personas (tres mujeres y un hombre). Por su parte, el club Squash Oviedo ha dirigido una carta a las jugadoras pidiendo disculpas, pero matizando que no pensaban que el obsequio “fuese sexista ni discriminatorio”, lo que ha encendido aún más la polémica.

3 Comentarios

  1. Es un regalo de empresas externas que lo han aportado sin coste para la organización. Si quieres lo aceptas y si no, se lo regalas al organizador y que se lo meta donde le quepa. Armar un escándalo por un obsequio sin ninguna mala intención es de gente corta de mente.
    Otra cosa hubiese sido si fuera EN LUGAR del trofeo, pero estos regalos son un añadido. Si el premio masculino incluyera, ADEMÁS DEL TROFEO, una maquinilla de afeitar, un tratamiento anticalvicie y una vagina de plástico y el femenino SÓLO LA COPA, también se habrían quejado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =