El atentado machista tuvo lugar en el número 18 de la Avenida de la Hispanidad de Alcoy. Foto: Google Maps.

Apenas unas horas antes de que medio país viera en televisión cómo Rocío Carrasco reconocía por primera vez en público que había sido víctima de violencia machista por parte de su ex marido Antonio David Flores, tertuliano actualmente en la misma cadena televisiva, un terrorista machista de 34 años y sin antecedentes por violencia de género intentó degollar a su hijo de siete años, a su hija de 12 y a su esposa de 44 en el domicilio familiar ubicado en el número 18 de la Avenida de la Hispanidad de la localidad alicantina de Alcoy. En la vivienda también se encontraba la suegra del asesino en una silla de ruedas, que tuvo que ser asistida por una crisis de ansiedad.

El terrorista machista se suicidó de una puñalada en el corazón después de huir del lugar de los hechos y verse acorralado por agentes de la policía, que acudieron al lugar del atentado machista alertados por las llamadas de los vecinos. Los dos menores y la pareja del agresor se encuentran ingresados en el hospital Virgen de los Lirios de Alcoy con heridas de diversa consideración aunque no se teme por la vida de ninguno de ellos. El más grave es el niño, al que su progenitor intentó degollar. Tuvo que ser trasladado a otro centro hospitalario dada la gravedad de la herida. Tanto la niña como su madre tienen heridas de arma blanca en distintas partes del cuerpo.

El agresor machista logró huir tras intentar matar a todos los miembros de su familia, pero logró ser acorralado por los vecinos y por agentes de la policía en otro portal cercano a la vivienda. Allí se clavó un cuchillo en el corazón, aunque llegó aún con vida al hospital. La policía no ha determinado aún si agresor y su pareja, ambos de nacionalidad uruguaya, seguían siendo pareja en el momento del atentado machista.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Pero no, sres. del Diario 16, los asesinos machistas no son terroristas. Los terroristas son los que intentan celebrar un referéndum, o los que dan dos tortas a dos guardias civiles de paisano que se van chuleando por el pueblo, o unos titiriteros que hacen guiñoles para niños, o cantantes de RAP que riman muy mal.
    Éstos sí son terroristas en el reino de la democracia plena españistaní.

    • ¿Un hombre que da dos tortas a su mujer porque «se le chulea» estaría justificado señor Viches?

      ¿Unos titiriteros que hagan guiñoles para niños en los que un hombre apalee a una mujer porque se le chulea, debería estar permitido.?

      ¿Un cantante de rap que haga rimas animando a matar a las feministas sería libertad de epresión?

      No señor Vilches. No se puede tolerar que una hombre golpee a una mujer por muy chula que sea, ni que una grupo de matones golpee a unos guardias civiles que andan tomando copas, ni que un titiritero o un mal cantante de rap hagan canciones animando a apalear ni a matar a nadie.

      Los demócratas de una democracia plena como es España, no podemos justificar ninguna de esas cosas.

      Tampoco toleraríamos un referéndum para quitar el voto a las mujeres o ilegalizar la homosexualidad. Ya ve que hasta votar tiene sus limitaciones.

      • No se que ha leído usted en mi comentario, pero me da que su sentido para captar la ironía está totalmente atrofiado.
        Por cierto, los ejemplos que usted pone son una sarta de barbaridades que nadie en su sano juicio aprobaría. Y no entiendo a cuento de qué vienen.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre