Ya huele a gasolina…. en todas las nubes por donde baila el internet.

Ya se escuchan los motores, como un eco que se aproxima y crece imparable.

Ya están los egos desatados y el gran dinero nervioso…

Dentro de una semana –qué impagable emoción- tendremos el nombre del primer ganador de un gran premio de F1 en el año 2020.

¿Y si el ganador de ese primer gran premio en Austria fuese Sainz, el hombre amado por los dioses, el elegido por Ferrari para sustituir a un tetracampeón mundial?

Cierto que la McLaren ha sufrido mucho, en especial en el tema económico, durante los meses de la congelación mundial: parecía que los dinosaurios iban a volver a desaparecer, pero todo está por ver. Carlos Sainz fue el mejor de los que luchaban en igualdad de condiciones la temporada pasada, y va a estar motivadísimo. Si su McLaren MCL 35responde, y los dioses son propicios… cualquier cosa podría suceder.

El año pasado pronosticamos su primer podio, y salió. Como antes habíamos apostado por Rosberg la temporada que derrotó a Hamilton. No es que veamos el futuro, pero creemos en las ganas y el corazón.

Y aunque verlo en el cajón más alto sea demasiado pedir, verlo en cualquiera de los otros dos, al gran Carlos Sainz Jr, puede perfectamente suceder.

Como también puede suceder que Vettel gana la carrera y empiecen los líos y las tensiones a desmadrarse por doquier.

Por supuesto para la primera y más esperada carrera en la historia de la F1 en el Red Bull Ring deseamos qQué gane el mejor…. pero no olvidemos que Carlos Sainz Jr también lo es.

Tigre tigre

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre