A principios de mes conocíamos la noticia que señalaba que el COVID-19 estaba ya en Francia en el mes de diciembre.

La OMS, en este momento, señaló que este hecho podía cambiar la imagen que se tenía de la pandemia y que era necesario investigar y buscar casos que hubieran podido tener lugar antes de la declaración de la pandemia.

Hay expertos que señalan que el virus podría estar en Europa, de manera silenciosa, antes de lo que se pensaba. Podría ser que el virus estuviera expandiéndose durante dos o tres meses antes de que salieran a la luz los primeros casos.

En Francia, después de analizar unas 2.500 radiografías de torax tomadas desde el 1 de noviembre de 20019 y abril de 2020, un equipo dirigido por el doctor Michel Schmitt del hospital Albert Shweitzer en Colmar (Alsacia, Francia), ha identificado dos radiografías que muestran síntomas compatibles con COVID-19. Concretamente datan del 16 y 18 de noviembre, según ha informado la NBC.

No fue hasta el mes de enero, concretamente a finales, el 24, cuando Francia dio la alerta por los primeros casos detectados.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre