El consejero Javier Imbroda y su delegado en Sevilla, Joaquín Pérez Blanes.

Los 978 alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Tartessos, en Camas (Sevilla), se juegan literalmente la integridad física a diario en las aulas del centro de enseñanza. Hace solo unos días se cayó el enlosado completo de una pared interior en horario lectivo, la caldera no funciona desde que en verano entraron a robar en las instalaciones del centro y la destrozaron, hace frío, los desperfectos se acumulan por todos lados y el empleado a tiempo parcial que costea la dirección del centro con una partida cada vez más exigua desde la Consejería de Salud no da abasto para recomponer las instalaciones de un centro educativo público con casi medio siglo de existencia.

Un muro entero de azulejos se derrumbó en horario lectivo en un edificio escolar de casi medio siglo y con escasas remodelaciones

El delegado de Educación de la Junta de Andalucía, Joaquín Pérez Blanes, de Ciudadanos, ha avanzado a la dirección y a las madres y padres de los alumnos que las obras integrales del centro no comenzarán al menos hasta junio de 2020 pese a que el pasado septiembre el mismo responsable provincial del departamento que dirige Javier Imbroda se comprometió a aprobar una partida de urgencia de 45.000 euros para arreglar los desperfectos más urgentes. Esta partida prometida nunca llegó al centro.

Esta deriva de falta absoluta de medios en un instituto público de enseñanza secundaria de Andalucía refleja las dos realidades que día a día quedan constatadas. Por un lado, la realidad de los hechos. Ni uno de los más de mil afectados de este centro educativo, entre profesores, alumnos y resto de personal, pone en duda el mal estado de este instituto.

La otra realidad es la que oficialmente propala en sede parlamentaria el consejero del ramo, Javier Imbroda, que subraya que los presupuestos de su departamento se incrementaron en 244,6 millones durante este 2019, un 3,84% más que los de 2018. Muy pocos euros de los 6.619 millones que Educación ha gestionado este 2019 han ido a parar a este instituto de Camas. Que se lo digan al inacabable listado de arreglos esporádicos que se detallan en el libro de mantenimiento del centro.

Huelga a partir de enero

Por todo ello, los alumnos han decidido en asamblea emprender movilizaciones e incluso la huelga a partir de enero para reclamar a la Consejería de Salud que actúe con urgencia en un centro educativo de enseñanza secundaria que no admite demora y literalmente se cae a pedazos, con el peligro que ello conlleva para las propios alumnos y profesores del centro.

El pasado 3 de diciembre se decidió proponer, en una reunión de delegados de alumnos con los representantes del Ampa del instituto, que el próximo 16 de diciembre los afectados y familiares se queden a las puertas del IES para escenificar su indignación por el lamentable estado en que se encuentra el centro sin que la Consejería de Educación no haya aportado hasta ahora más respuesta que prometer de nuevo un proyecto integral que no comenzaría a llevarse a cabo al menos hasta el próximo junio de 2020.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Y claro, se ha empezado a deteriorar justo cuando la derecha ha llegado a la Junta. Y las obras harán lo que se ha hecho siempre, esperar a hacerlas en verano, cuando no hay estudiantes, vamos lo normal de toda la vida.

  2. Parece que usted no se entera… este mismo señor prometió ya el curso pasado dotar de una partida económica para que ESTE curso se arreglara lo más prioritario cosa que NO ha ocurrido. Me gustaría que usted o algún familiar asistiera a este centro con el riesgo para la integridad física que ello supone. Aprenda usted a no politizar con la salud de los menones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − cinco =