jueves, 27enero, 2022
13.6 C
Seville

Un españolazo como Abascal no necesita mascarillas

El dirigente de Vox acusa a Pedro Sánchez de ser un "aprendiz de tirano"

- Publicidad -

análisis

El PSOE de Pedro Sánchez es culpable y cómplice de la humillación y el maltrato a Carmen Calvo

La trayectoria de Pedro Sánchez está marcada por actos autoritarios a través de los que intenta imponer su liderazgo a través del miedo, la...

El rey avergüenza, cuesta caro y educa mal

Antes de ayer escuché a Felipe VI allende los mares defendiendo el modelo español de colonización y, como soy de los que ha cruzado...

El Repaso del 27 de enero: fin del pasaporte covid en Cataluña, abusos de la iglesia, conflicto entre EEUU y Rusia

En El Repaso analizamos cada día las principales noticias de actualidad de la mano de nuestros lectores. Aquí tienes El Repaso de hoy, jueves...

El Repaso del 26 de enero: análisis general de las noticias de actualidad

En El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad: Crisis de Estados Unidos-Rusia, nuevas pautas de Salud pública sobre las dosis de refuerzo, la...
- Publicidad -
- Publicidad-

Santiago Abascal se ha declarado insumiso de la mascarilla, jura y perjura que no se la pondrá y da un bidón más de combustible a los negacionistas. En su obcecado empecinamiento contra la lógica y la razón, el líder de Vox ya se comporta como ese fumador empedernido que desoye repetidamente los consejos de su médico y sigue a lo suyo sin querer quitarse del vicio cancerígeno del tabaco. Pues si quiere matarse con una calada de negro ómicron allá él. Ese es su problema.

Si algo nos ha enseñado esta pandemia es que los más arrogantes cabezotas y tozudos han terminado contagiados en el hospital. Donald Trump cayó en plena campaña electoral tras quitarle valor a la mascarilla y mantener que la lejía curaba el coronavirus (su descabellado llamamiento a la rebeldía acientífica llevó a cientos de sus incautos acólitos a la UCI, cuando no a la tumba). Boris Johnson, el tipo que al principio de la pandemia bromeaba con el covid e invitaba a todos los británicos a contagiarse alegremente para alcanzar la inmunidad de grupo de forma natural, también se pasó una temporadita en el hospital (este terminó viendo la luz entre médicos y respiradores de oxígeno y ya se ha convertido a la fe de la ciencia). Y el iluminado Jair Bolsonaro, que encomendó la salud y la vida de millones de brasileños a la voluntad de su Dios evangelista, negando la letalidad del bicho, se contagió en el mes de julio y también las pasó canutas.

Ayer, Pedro Sánchez tomó la decisión de que todos volvamos a llevar la mascarilla en exteriores. La orden puede ser criticable por lo que tiene de medida cosmética, es decir, de intento desesperado del Gobierno por aparentar que no se ha desentendido de la plaga y trata de hacer algo, lo que sea, para frenar la sexta ola pandémica. E incluso puede dudarse de la efectividad de la norma, ya que a estas alturas todo el mundo sabe que el agente patógeno causa estragos en espacios cerrados mientras que en la calle o al aire libre es mas difícil contraer la enfermedad. Pero, en cualquier caso, la imposición por decreto de la mascarilla no es ninguna tragedia nacional ni está amenazando ningún derecho fundamental, como pretenden hacernos creer algunos. Se trata, simple y llanamente, de otra herramienta de prevención que sirve para protegernos en medio de una plaga altamente infecciosa.

Es cierto que Sánchez podría haber tomado medidas mucho más estrictas como reducir los aforos en espacios interiores, tal como pedían los expertos, o incluso suspender actos multitudinarios como ya ocurre en la Europa civilizada, pero no se ha atrevido. Hoy por hoy, prohibir la cabalgata de Reyes en este país sería motivo de moción de censura, de rebelión popular y de descarrilamiento del Gobierno. De ahí el carácter puramente cosmético de la mascarilla sanchista.

Obviamente, cuando Abascal insta al pueblo a rebelarse contra “el aprendiz de tirano” Sánchez no está haciendo pedagogía sanitaria por el bien de sus paisanos, sino política basura, demagogia y populismo. Sabe que agitando a las masas contra el Gobierno conseguirá votos, aunque por el camino se queden unos cuantos imprudentes que subieron al Metro sin mascarilla agarrándose un trancazo pulmonar irreversible. No vamos a ser nosotros aquí quienes le digamos a los ciudadanos lo que tienen que hacer con su cuerpo y a quién tienen votar cada cuatro años. Para eso ya está Vargas Llosa, el genio petulante que aconseja a los españoles que voten bien, o sea que voten lo que él quiere que se vote. Pero sí nos vemos al menos en la obligación de hacer un llamamiento a la prudencia, a la razón y al sentido común. Ponerse una mascarilla en una calle abarrotada de gente en plenas fiestas navideñas no va a hacernos ningún daño, es más, puede evitar que, en Nochevieja, en lugar de brindar con una copa de champán terminemos brindando con una transfusión de sangre en la UCI. Las medidas de precaución –mascarilla, lavado de manos y distancia social– funcionan en la prevención del coronavirus. De hecho, son junto con las vacunas las mejores armas para luchar contra esta peste que nos ha caído encima.

Edmundo Bal también se ha mostrado en contra del uso de la mascarilla en exteriores, pero habría que ver si él la lleva cuando pasea por la Gran Vía. Aquí hay mucho valiente que solo se cubre con el tapabocas cuando no lo ve nadie, para que no lo tachen de comunista. De alguien de Cs uno no puede fiarse nunca y estos naranjas son todavía más populistas que los líderes de Vox. Así que, una vez más, es preciso alertar ante el peligro del salvapatrias de turno que arroja la mascarilla a un lado y sale a la calle a pecho descubierto porque es más macho, más racial y más español que nadie.

Los tics fachas de Abascal quedan perfectamente retratados en numeritos como el de la mascarilla. Es en cuestiones de interés general donde sale a relucir el elitista insolidario que lleva dentro y el patriota de pulsera que no se atreve a decirle a Federico Jiménez Losantos si está vacunado o no para seguir pescando votos en los caladeros negacionistas, lo cual ya da la talla moral del personaje. Y ahí cabe plantearse dos hipótesis: o el Caudillo de Bilbao está vacunado y juega a dos barajas, sobre seguro, o no lo está y le avergüenza confesarlo para que no lo tomen por apestado o magufo en las reuniones de alta sociedad. En cualquiera de las dos situaciones queda claro que practica la máscara, en este caso no quirúrgica, sino política. Abascal es un enmascarado político que no dice la verdad sobre la pandemia, nunca la ha dicho, y siempre ha jugado al bulo anticientífico y al cálculo electoral.  

El problema de la mascarilla se resuelve recurriendo a Darwin y a su célebre principio de selección natural, que establece que aquellos individuos que mejor se adaptan al medio sobreviven mientras los menos aptos perecen. Ya lo dijo en su día el ministro Illa: “Veo que los que han tomado lejía no han acabado bien”. Protegerse ante una enfermedad que puede ser letal es una simple cuestión de inteligencia. Es fácil, el más listo se abrigará cuando llega el frío y el fanático ideologizado por falsas creencias vivirá a pleno pulmón agarrándose una neumonía. Unos y otros, los que llevan mascarilla y los que no, tienen probabilidades de acabar en el hospital. Unos y otros, los que se vacunan y los que no, pueden terminar en la UCI, como le ha ocurrido al triplememente vacunado Antonio Resines, a quien enviamos un fuerte abrazo y los mejores deseos de recuperación. Pero mientras unos compran solo una participación para la lotería de la fatalidad, otros llevan el décimo entero. E incluso todas las papeletas.   

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

4 Comentarios

  1. Buenas tardes, quisiera hacerle unas preguntas.
    ¿Porque se están registrando altos indices de enfermedades y ingresos hospitalarios entre la población vacunada?
    ¿Cual es el motivo por el que no publican estas informaciones?
    ¿Porque en mi hospital ya hay trabajadores que no piensan volverse a vacunar?
    Saludos cordiales.

    • Dentro de mi modesta opinion,tan valida como la de cuaquier politico y mas valida,mucho mas,que la opinion del vago de Abascal,te respondo.
      Las vacunas actuales estan aun en fase de ensayo clinico y los vacunados son los conejillos de indias,la misma Pfizer tiene comunicado que su estudio no termina hasta mayo de 2023,su efectividad real aun no esta establecida ni los efectos secundarios a largo plazo tampoco.Esto es valido para TODAS las vacunas actuales en Europa.Ahi tienes una respuesta valida a la pregunta de porque tanta gente vacunada sigue contagiandose y CONTAGIANDO.
      Se ha gastado cientos de millones de euros por adelantado en comprar la piel del zorro sin saber si va a ser cazado siquiera,por eso no se publica nada ni se hace hincapie en el asunto,hay una directriz marcada para prensa,radio y tv que viene de la altura,de muy alto,por encima aun de los gobiernos,en la linea de vacunar a toda costa,de crear miedo y enfrentar a vacunados contra no vacunados,de enriquecer a las multinacionales farmaceuticas y dentro de estas tiene un interes especial la presidenta del parlamento europeo cuyo marido forma parte del lobby Pfizer.
      Volviendo al tema del articulo,Abascal es un fascista redomado,que habla de pequeño tirano cuando el viene de un padre franquista y el mismo ha seguido los pasos de fascista,es un ser que nunca ha trabajado,que siempre,desde su juventud, ha cobrado una paga de politico,que se llama español pero que busco subterfugios para no hacer el servicio militar y no lo hizo.
      Su opinion en este tema,como el mismo,no tiene credibilidad.

  2. Es más sencillo que eso; para las otras variedades o variantes del virus su efectividad era la que era, sin arreglo de los síntomas que provocan las vacunas, entre un ochenta y cinco o noventa por ciento de efectividad. Ni más ni menos, pero por la vía o diseño de la especialidad de actuacion de estas vacunas su veraz efectividad se irá perdiendo progresivamente. Para la nueva variante omicrom son como los caramelos de menta. Es fácil responder sin alegato político

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La EMA autoriza el primer tratamiento oral contra la Covid-19: Paxlovid

Su nombre comercial es Paxlovid (una mezcla entre "Paz, Amor, y Covid"): es un medicamento antiviral desarrollado por Pfizer que actúa contra la infección...

Abogados penalistas en Legify

Todos necesitamos en algún momento de nuestra vida los servicios de un abogado penalista que nos asesore legalmente e incluso nos defienda en algún...

Debes tener sutileza al desahogar tus sentimientos

“Las cosas más bellas y mejores en el mundo, no pueden verse ni tocarse pero se sienten en el corazón”. Helen Keller (1880-1968). Escritora...

El internet de las cosas podría generar un valor global de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares hasta 2030

El internet de las cosas (IoT) podría generar un valor global de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares hasta 2030. Según el estudio...
- Publicidad -

lo + leído

Abierta investigación criminal por las vacunaciones contra la Covid en Inglaterra: la policía busca testimonios de afectados

Los datos que se están reportando de posibles efectos adversos y fallecidos que podrían tener como causa la inoculación de las inyecciones contra la...

Entrevista a la madre de un menor que ha sufrido pericarditis: «Yo no sabía nada de pericarditis cuando le vacuné. No tenía la información»

La inoculación a jóvenes comenzó hace pocos meses en España. Desde la práctica mayoría de los medios de comunicación se aseguró por parte de...

Covid-19

Este artículo contiene fundamentalmente Información Oficial sobre la Pandemia, extraída de documentos de organismos reconocidos: La UE, FDA, Ministerio de Sanidad Español, NHS, EMA,...

Las inyecciones de ARN no vacunan

Este artículo se hace con la intención de poner un poco de luz al relato único de las farmas, es un esfuerzo de recopilación...

«Lo dice la Ciencia…»

Entre remedios, restricciones y variantes estamos asistiendo a un fenómeno que en algunos genera cierta perplejidad: una entidad con nombre propio y llamada Ciencia...
- Publicidad -

lo + leído

La EMA autoriza el primer tratamiento oral contra la Covid-19: Paxlovid

Su nombre comercial es Paxlovid (una mezcla entre "Paz, Amor, y Covid"): es un medicamento antiviral desarrollado por Pfizer que actúa contra la infección...

Abogados penalistas en Legify

Todos necesitamos en algún momento de nuestra vida los servicios de un abogado penalista que nos asesore legalmente e incluso nos defienda en algún...

Debes tener sutileza al desahogar tus sentimientos

“Las cosas más bellas y mejores en el mundo, no pueden verse ni tocarse pero se sienten en el corazón”. Helen Keller (1880-1968). Escritora...

El internet de las cosas podría generar un valor global de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares hasta 2030

El internet de las cosas (IoT) podría generar un valor global de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares hasta 2030. Según el estudio...