La Guardia Civil de Valladolid investigar a un cazador furtivo que instigaba a su galgo para acosar a una corza.

Seprona, a finales de diciembre, tuvo conocimiento de la existencia de un vídeo en las redes sociales donde se veía a un perro galgo atacando a una corza, mientras era instigado por su propietario para que no cesase en el acoso y caza del animal silvestre. Además del sufrimiento innecesario infligido al corzo, esta modalidad cinegética está prohibida y carece de autorización para cazar esta especie, según informa la Guardia Civil de Medio Ambiente.

De las gestiones realizadas por la Patrulla del SEPRONA de Medina de Rioseco se comprobó que el video fue grabado en la localidad de Villafrechós (VA) y se localizó al perro que aparecía en el video y se identificó a la persona que lo grabó.

Por esta actuación, se tomó manifestación en calidad de investigado como autor de Delito de Caza a S.R.T, por cazar a una corza con un método no autorizado, en un coto que no tiene aprobado en su plan cinegético el aprovechamiento de esta especie y al hacerlo en periodo de veda.

Este delito está penado con multa de 8 a 12 meses y con inhabilitación especial para cazar por tiempo de 2 a 5 años.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl largo compromiso de Coca-Cola con la sostenibilidad
Artículo siguienteEl Gobierno defiende que el Emérito mantenga el título de Rey
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre