El presidente andaluz, junto al consejero de Salud y el médico coordinador de la alerta por listeriosis, en su única visita al hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Un bebé sietemesino falleció el pasado febrero en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras cinco días luchando por su vida como consecuencia de la listeriosis. Su madre había consumido en diciembre carne mechada La Mechá, según ha informado el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, a través de la red social Twitter. Este caso evidencia que la empresa cárnica sevillana Magrudis S.L., origen del brote de listeriosis que ha causado este verano la muerte de tres personas, siete abortos, más de 200 enfermos y unos 2.000 afectados aproximadamente, comercializaba ya desde el pasado 2018 carne infectada con la bacteria sin que ni la Junta de Andalucía ni el Ayuntamiento de Sevilla detectaran estos hechos contra la salud pública debido a una legislación laxa y permisiva que posibilitaba estas graves irregularidades.

Los datos contrastados por la asociación de consumidores Facua determinan que Magrudis había puesto en el mercado ya en 2018 carne contaminada con listeria, unos hechos muy graves que no han sido detectados por las autoridades sanitarias autonómicas y municipales hasta el brote del pasado agosto.

Los alarmantes datos adelantados por Facua ponen en entredicho los laxos controles y protocolos de las administraciones en salud alimentaria

La evidencia de carne contaminada de Magrudis en el mercado en 2018 se suma a la constancia que la Consejería de Salud ha tenido oficialmente el pasado 2 de septiembre de que al menos dos de los cinco casos de listeriosis contabilizados el pasado mes de marzo –seis meses antes de decretarse el 15 de agosto la primera de las cuatro alertas sanitarias por listeriosis– se corresponden con la misma cepa de la bacteria detectada en la fábrica origen del mayor brote registrado en España. Así lo determinan los análisis realizados por el Centro Nacional de Microbiología del Instituto Carlos III. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha informado este jueves en sede parlamentaria que su departamento investigará las cepas de todos los casos de listeriosis notificados desde 2018. También la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha asegurado que propondrá a las comunidades una revisión del protocolo de la listeria y añade que el Ministerio ya está trabajando en un nuevo decreto de vigilancia en salud pública para mejorar las notificaciones de enfermedades de declaración obligatoria como esta.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre