Los sindicatos UGT, CCOO e Izquierda Unida, se han desmarcado de las cartas de varios ex presidentes del Gobierno y varios ex secretarios generales, en las que muestran su apoyo al exministro de Relaciones Sindicales, primero, y de Interior, después, de gobiernos franquistas y también en los primeros años de la transición, Martín Villa, ante la en relación con la causa abierta por jueza argentina María Servini, que investiga los crímenes de la dictadura franquista española.

IU señala, tras las “vergonzosas cartas” de apoyo a Martín Villa, “hay quienes sí mantenemos que o se está con la impunidad del franquismo o a favor de la democracia”.

Asesinatos contra militantes de UGT durante la Guerra Civil

El sindicato UGT, agradece a la Justicia argentina, “llevar a cabo procesos para esclarecer crímenes cometidos durante el franquismo”, muchos de ellos “cometidos contra militantes del sindicato durante la Guerra Civil y la posterior dictadura y la Transición Democrática”.

El sindicato “no comparte las cartas enviadas por varios dirigentes españoles en relación con la causa abierta contra Rodolfo Martín Villa, exministro de Relaciones Sindicales, primero, y de Interior, después, de gobiernos franquistas y también en los primeros años de la transición”. Y no lo hacen  porque, “en primer lugar, creemos que la justicia tiene que ser universal y ecuánime, y porque Martín Villa va a tener la oportunidad de defenderse”, (cuestión que no tuvieron muchos sindicalistas de UGT, que incluso perdieron la vida durante la dictadura, el ocaso de la misma y hasta en la Transición Democrática).

UGT va a hacer llegar a la jueza argentina encargada de esta causa “su posición, a fin y efecto de que sepa, además, que las opiniones que se han vertido en relación con nuestro sindicato corresponden a expresiones absolutamente personales por quien las ha realizado”.

CCOO es ajena a las cartas enviadas a la jueza Servini

CCOO comparte “los criterios de la Justicia universal y no tenemos nada que alegar ante la causa abierta a Martín Villa por la justicia argentina”, señalan en un comunicado. De hecho, la jueza Servini fue galardonada con un reconocimiento de la Fundación Abogados de Atocha de CCOO de Madrid en el año 2015, y la fundación Cipriano García de CCOO de Catalunya ha colaborado recabando testimonios de víctimas de la represión de aquellos años.

Para CCOO estos extremos “nada tienen que ver con un cuestionamiento del periodo de la Transición, que fue un periodo de claros y oscuros, pero indiscutiblemente, un periodo fundamental para entender la democracia española”. El sindicato se siente parte de aquella lucha, por lo que reivindican su papel en la misma, y consideran que fue determinante para “acceder a un régimen de libertades equiparable a otros países de nuestro entorno”.

Para el sindicato, la represión ejercida en aquellos años “recayó en gran parte en militantes de CCOO, lo que no impidió que formara parte de algunos de los consensos claves para cerrar la negra noche del franquismo e iniciar un periodo social y políticamente distinto”, han señalado.

“Pero una cosa es no hacer revisionismo histórico y otra cosa es renunciar al conocimiento de la verdad sobre cualquier acción punible contra personas y derechos humanos que se produjeran en aquellos tiempos”, concluye CCOO.

Las “vergonzosas cartas” de apoyo a Martín Villa 

La responsable federal de Memoria Democrática de Izquierda Unida, Esther López Barceló, denuncia que “a estas alturas del siglo XXI aún se puede comprobar con tristeza por qué personajes siniestros como Rodolfo Martín Villa nunca fueran objeto de una investigación judicial por los supuestos delitos de lesa humanidad cometidos al amparo de la dictadura franquista y en los años posteriores a la muerte del dictador.

Las valoraciones en nombre de IU se producen también tras conocerse el contenido de las “vergonzosas cartas” de encendido apoyo a Martín Villa que han enviado a la jueza a través del propio acusado cuatro ex presidentes del Gobierno –Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy-, cuatro ex secretarios generales de UGT y CCOO -Nicolás Redondo, Cándido Méndez, Antonio Gutiérrez y José María Fidalgo– y el exministro socialista y actual vicepresidente de la Comisión Europea como Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, entre otros.

“Estos apoyos -señala la responsable de Memoria Democrática de Izquierda Unida-, plasman gráficamente a la perfección las innumerables acciones políticas, judiciales y sociales que se han sucedido en las últimas cuatro décadas para sustentar la anomalía democrática de la impunidad franquista. Por respeto a las centenares de miles de víctimas de la dictadura y a sus familias, desde Izquierda Unida nunca nos callaremos ante actuaciones como estas”.

López Barceló tacha de “especialmente insultante para las víctimas y sus familiares” la misiva del expresidente y exlíder del PSOE Felipe González. En ella llama a la justicia a actuar y ‘depurar responsabilidades’ por su ‘mala fe’ contra las víctimas de la dictadura y sus allegados por presentar las denuncias que derivaron en la apertura de la ‘Querella argentina’. Por el contrario, señala que ‘el comportamiento de Martín Villa al frente del Ministerio de Gobernación fue impecable’.

La magistrada citó al exministro a declarar este jueves por vía telemática desde la Embajada de Argentina acusado por crímenes de lesa humanidad durante el franquismo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre