El Partido Popular ha decidido prestar sus votos a Ciudadanos y a Vox para que este martes puedan formar la Mesa del Congreso, y con ello traicionar a la democracia y a sus votantes. La formación que preside Pablo Casado les cedería los votos suficientes para asegurar que ambas formaciones tengan una silla.

Casado anunció durante la reunión de su grupo en el Congreso, que el Partido Popular será “generoso”, como hizo con España Suma, y ofrecerá sus votos a aquellos partidos constitucionalistas para que tengan representación en la Mesa del Congreso y el Senado, considerando a la formación de extrema derecha VOX, dentro de los partidos que respetan la Carta Magna, a tres días de su aniversario.

Las previsiones son que, durante la formación del Congreso, el PP con sus votos cederá dos puestos, uno será para la formación ultra, Vox y otro para C’s. El PP tendrá dos. Los otros cinco quedarían para la izquierda.

El partido Popular quiere seguir con su estrategia de coalición con la extrema derecha, a pesar de que “España Suma”, no salió a delante en las elecciones del pasado 10-N. El presidente del partido, Pablo Casado, ha asegurado que “facilitará que el partido naranja, esté en la negociación con el partido de Santiago Abascal, para tener ambos representación en el órgano de gobierno de la Cámara Baja”.

Casado pretende con esta maniobra que la formación de Inés Arrimadas, con apenas diez escaños en el Congreso, tras su derrota en las pasadas elecciones, entre en el reparto de los asientos de la Mesa. Sobre el ultraderechista Vox, Casado ha afirmado que no quiere “cordones sanitarios, por lo que no ayudará al PSOE y Unidas Podemos para excluir a este partido” de la Mesa del Congreso.

El PP inicia contactos para que la derecha y la extrema derecha tenga cuatro asientos: dos PP, uno C’s y otro para los ultras de VOX

Hasta ahora el partido ultra de Abascal ha dejado claro que su propuesta para estar en la Mesa era de dos puestos y ha dejado vislumbrar que no comparte la inclusión de Ciudadanos en dicho órgano. Su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha afirmado que “la presencia o no de su partido en la nueva Mesa del Congreso está en manos del PP, que debe decidir si se suma a los progres y separatistas que tratan de vetarle, o bien aplica la lógica y le deja pasar con la representación a la que aspiran, una Vicepresidencia y una Secretaría”. Todo indica que no va a ser así.

En su intervención ante los diputados y senadores electos del PP en el Congreso, Casado destacó que “la propuesta del PP es generosa, y enfrenta su posición a la de quienes están blanqueando la presencia en las instituciones de la izquierda radical, mientras intenta tapar la sentencia del caso de los ERE o la negociación con separatistas”.

Casado ha advertido que Ciudadanos ha de ser un elemento más de la negociación sobre el reparto de puestos de la Mesa. «Nuestra posición es que aquellos partidos que puedan tener representación en la Mesa, de acuerdo con la tradición del Senado y el Congreso, tendrán nuestro apoyo», ha señalado.

El PP trabajará para que Vox tenga un representante en la Mesa y Ciudadanos, otro, mientras que el PP se quedaría con dos. Su intención es “liderar el espacio de centroderecha, un espacio imprescindible que tiene que ser refundado”, ha indicado. Considerando a vox como un partido de centro, traicionando una vez más a la Constitución y a los españoles.

Para Casado, la presencia de Ciudadanos se justifica según sus palabras por “un debate cualitativo, no solo cuantitativo, de contar escaños. El PP siempre tenderá la mano a un partido socio con un papel fundamental en la Cámara y que seguirá contando con nuestra colaboración para iniciativas legislativas futuras”, ha destacado.

Y rematado sus palabras con estas perlas: “El PP es, hoy por hoy, el único partido que tiene los dos pies en la Constitución”.

A continuación, ha dicho que siempre “negociará con lealtad y garantías cuando se le pida como se debe y para el bien de España, pero nunca para aceptar chantajes a costa de la soberanía nacional”. “Ni espada ni pared”, concluye.

Y, por último: “Se nos exige que asumamos un dilema perverso: o aceptamos desaparecer voluntariamente como alternativa al socialismo haciendo presidente a Sánchez, o Sánchez nos amenaza con hacernos desaparecer llevando adelante una mutación del sistema de la mano de la izquierda y los nacionalistas”, ha sentenciado Casado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. El titulo es una mierda….., la democracia es no vetar, VOX es la 3ª fuerza en España….ASÚMANLO….
    Los cordones sanitarios de la ultraizquierda, esto si es ir contra la democracia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + veinte =