La reunión entre los presidentes autonómicos ha tenido lugar, como cada domingo, en un clima de tensión por la diferente situación a la que están haciendo frente los gobiernos atendiendo a las fases de desescalada en el confinamiento.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha puesto el foco en su intervención en las cuestiones más críticas en estos momentos: salud, economía y emergencia social.

Ha vuelto a insistir, como ya hiciera la semana pasada, en la importancia de «salvar todos los puestos de trabajo posibles y dar la máxima confianza a los trabajadores». Ha señalado el hecho de que todavía no se haya hecho efectivo el pago de las prestaciones por los ERTE a miles de trabajadores, y ha anunciado que la Generalitat presentará una reclamación al Estado por estos impagos.

Torra ha afirmado que esta crisis no puede recaer en los trabajadores y en las empresas y por este motivo ha pedido que se habiliten recursos públicos para hacer frente a la situación. Ha reclamado los 4.000 millones de euros que se han destinado a gastos extraordinarios por la pandemia y ha solicitado también que se permita aumentar el déficit de las arcas públicas. Y ha subrayado que estas medidas no son suficientes para abordar las necesidades que se presentan.

La renta básica universal, primordial para Torra

El President ha puesto sobre la mesa la necesidad de que se apruebe una renta básica universal. «Es imprescindible que se apruebe este mes de mayo» y además, ha reclamado la creación de un subsidio para las personas que deben acudir a sus puestos de trabajo y necesitan ayuda en sus casas para atender a personas dependientes.

Sobre la prórroga del Estado de alarma, desde la Generalitat consideran que la gestión de la sanidad es una competencia que el Govern lleva desarrollando 37 años, por lo que exigen que sus competencias vuelvan a ser cuestión territorial. En este sentido, Torra se ha mostrado contrario a prorrogar el Estado de Alarma que mantenga el «mando único» en manos del Gobierno central.

Sin fecha para elecciones en Cataluña

El President de la Generalitat ha rechazado la convocatoria de elecciones mientras persista la pandemia por COVID-19. «Si no convocamos unas elecciones para poder aprobar un presupuesto, tampoco lo haremos ahora en medio de la emergencia sanitaria, económica y social mayor de los últimos tiempos». «No es momento de abocar el país, las instituciones y los partidos a un proceso electoral que disolvería el Parlament y su capacidad legislativa», ha señalado en un artículo publicado en La Vanguardia.

En el día en que se cumplen dos años de su presidencia, Torra recuerda que «ahora tenemos que poner el país por delante de los partidos. Por responsabilidad y rigor», ha afirmado.

La prioridad para el President ahora mismo es «parar el golpe y ofrecer todos los recursos disponibles a los ciudadanos, a las organizaciones sociales, a las empresas y a los emprendedores».

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Torra otro como el coletas quiere la renta basica,pero no para salvar puestos de trabajo,sino para amarrar a los perroflautas,y que les sigan apoyando.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre