Viajes de lujo, entradas por docenas para la misma persona o familia a los mejores y más costosos espectáculos, dietas infladas, sueldos desproporcionados, ventajas en la solicitud de créditos que superaban con creces lo necesario para comprar una vivienda… Todo fue posible para los consejeros de las cajas de ahorro de Castilla y León hasta que tanto exceso hizo desmoronarse al gigante económico que mantenía el músculo financiero de esta comunidad.

En las Cortes de Castilla y León ha comenzado la comisión de investigación por el “saqueo y destrucción” de la cajas de ahorro entre los años 2005 y 2011, que se ha puesto en marcha a iniciativa de Podemos. Comisión que no conviene al PP ni al PSOE, porque ambos partidos –en una autonomía donde durante décadas ha reinado el bipartidismo– se repartieron los cargos en las cajas con participación de sindicatos, representantes de vecinos, impositores, universidades… Eso sí, todos y cada uno de ellos bien posicionados con los dos grandes partidos.

El portavoz de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, –quien se postuló para presidir esta comisión que finalmente ha recaído en el representante de Ciudadanos– asegura a Diario16 que “hay que arrojar luz sobre este atropello en los que el PP y el PSOE fueron cómplices del saqueo y destrucción de las cajas de ahorro”. Según explica, “en esta comunidad desapareció el músculo financiero y el poder económico ha quedado en manos de los grandes bancos”.

Fernández considera que estos hechos son especialmente graves “mientras se estafaba a miles de mayores con las preferentes. A personas que confiaban en las cajas por la buena prensa de estas entidades”.

Préstamos desorbitados para el entonces presidente de la entidad Caja España-Duero, Santos Llamas, son sólo la punta del iceberg –a juicio del portavoz de Podemos– de lo que califica “un saqueo” en el que los dos partidos y los sindicatos colaboraron “hasta la destrucción”, a su juicio.

Dietas y gratificaciones

Casi cinco millones de euros se gastaron en dietas y en gratificaciones por asistencia a las reuniones los 61 consejeros de Caja España-Duero –hoy Banco CEISS– la entidad financiera integrada ya en Unicaja Banco.

Un informe de auditoría de Caja España-Duero pone de manifiesto que la mayor cuantía correspondió a uno de los consejeros de Caja Duero, Gerardo Pastor Ramos, catedrático de Psicología de la Universidad Pontificia de Salamanca, que en ese periodo de siete años percibió 313.830 euros.

Personas tan relevantes como Martínez-Maíllo tendrán que comparecer en esta comisión de investigación por el saqueo y destrucción de la cajas de ahorro

Por encima de los 100.000 euros cobraron diecinueve consejeros de Caja España-Duero. El secretario general de la sección sindical de UGT en Caja Duero, Antonio Muñoz, cobró por asistencia a los consejos y dietas un total de 186.780 euros. El entonces presidente de la patronal salmantina Confaes, Juan Antonio Martín Mesonero, recibió 151.880 euros y el alcalde de Valladolid en aquél entonces, Francisco Javier León de la Riva, percibió 141.900 euros.

Por León, el consejero que más dinero recibió en estos siete años fue el actual procurador del PP en las Cortes de Castilla y León y ex presidente de la Diputación Provincial, Javier García Prieto, con una percepción de 133.410 euros.

El informe también refleja las cantidades que percibieron el ex alcalde de León, el socialista Francisco Fernández (108.050 euros) y el ex presidente de Caja España, Santos Llamas (107.720 euros).

Sindicatos y partidos políticos

En la lista de los 61 se reflejan las percepciones del resto de consejeros, con presencia de varios altos cargos sindicales, como el entonces secretario general de UGT en Castilla y León, Agustín Prieto (65.230 euros), hoy sanchista y con aspiraciones a la ejecutiva del PSOE en Salamanca. Pero también de Comisiones Obreras, del sindicato CSICA o de la organización agraria Asaja, todos ellos con emolumentos superiores a los 60.000 euros. Entre los perceptores también se encuentra la ex presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco (66.220), asesinada en su ciudad por una ex trabajadora de la institución provincial y su madre.

En esta comisión parlamentaria comparecerá Alejandro Menéndez Moreno, actual consejero de Caja España-Duero y uno de los investigados en el caso Caja España. Junto a él estarán otros 13 miembros del consejo de administración, entre los que figura el zamorano Fernando Martínez-Maíllo, número tres del PP nacional. Podemos considera que favorecieron la refinanciación de los préstamos del presidente del consejo, el empresario Santos Llamas. Este partido también pedirá, entre otras, la comparecencia de Emilio Melero, quien fuera secretario general del PSOE en Salamanca durante esta época y llegara a ser vicepresidente de Caja Duero antes de su fusión.

Apúntate a nuestra newsletter

6 Comentarios

  1. Conozco a algunos de esos consejeros que nunca supieron nada de economía, ni de banca, ni de nada, porque algunos escriben aún con faltas de ortografía. Porque lo que ganaron no lo emplearon en formarse.

  2. Que Víctor Pedraz, que no sabe ni escribir, de leer ni hablamos, fuera el segundo mejor pagado, no es sólo indignante, es que demuestra el nivel de servilismo, de despilfarro, de todo…Fuera todos. A la cárcel!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre