martes, 31enero, 2023
5.4 C
Seville

Solo bienatendiendo se concibe la ética

José Repiso Moyano
José Repiso Moyano
Escritor español de larguísima trayectoria nacido en Cuevas de San Marcos, Provincia de Málaga, que ha publicado miles de obras en 50 años (literarias, de conocimiento,etc), y ha obtenido premios y reconocimientos por su participación en concursos, periódicos, revistas, recitales, programas de radio, acciones humanitarias y eventos literarios en todo el Mundo.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Un atender bien es lo que solo facilita la ética, sin más, sin trampas, sin retóricas, sin sermones, sin tonos adoctrinantes y sin rodeos. Sí, el ser humano que quiso desarrollar inteligencia lo primero que hizo fue atender, atender y atender. Pero siempre atendiendo a la máxima prioridad porque su pensamiento no fuese manipulante o falseador (con respecto a la realidad).

Así es, los seres humanos inteligentes se dirigieron a atender lo que les decían los astros, las corrientes marinas, las tormentas, las ramas de los árboles, los animales (grandes y pequeños) y la textura de la tierra. Pero siempre los seres humanos que eran inteligentes atendían a lo que no estaba preparado por otros seres humanos (por no facilitarse la manipulación), sino a sus propias experiencias con el entorno o con la Naturaleza.

De hecho, tú tienes que vivir tu vida, no que otros la vivan por ti; y eres tú quien debe atender a lo que cada hecho real (de los miles y miles que existen) quiere decirte o interactuar contigo. Así es, sin rollos o sin patrañas.

Está muy clarito: Eres tú el que ha de atender a la realidad; pero, lo que pasa, es que se te va yendo la vida solo en lo que otros quieren que atiendas, ¡exacto!, o se te va en lo que sutiles o retorcidos intereses sociales quieren que atiendas (y ahí hay muchos poderes socioeconómicos siempre-siempre actuando).

Lo que pasa, en definitiva, es que el ser humano con sus propios criterios, con sus propias y libres decisiones, con sus equidistancias con respecto a muchos enredos o telas de araña o dirigismos, con sus propias experiencias y comprobaciones, sí,  pues siempre queda neutralizado o bloqueado o secuestrado a la hora de atender de verdad a la realidad.

Digo más, en obviedad, con toda la telebasura metida en un cerebro cualquiera, ¿se puede decidir bien algo en la vida? ¿Y atendiendo a inmorales o a inmaduros influencers que nunca saben lo que dicen? Bueno, lo que sí es verdad es que la responsabilidad, la ética, la conciencia, etc. son temas tan serios o tan rigurosos que jamás de los jamases están cerca de algún influencer, sea el que sea. Y sencillamente porque ni la inteligencia ni la ética quieren nunca estar en ése tan inmoral y tan estúpido y tan irreal pedestal.

Ya en equilibrio, atender a un animal (por ejemplo) exige absolutamente siempre que tú te acerques a él, sin rollos, sin púlpitos y sin payasadas.  Casi lo que más requiere es humildad, intuición o inteligencia natural. ¡Eso es!

La sociedad ha corrompido totalmente lo que significa ATENDER equilibradamente a  eso que es de la realidad; lo ha hecho algo antiético y estúpido y necio.

En fin, la verdadera inteligencia tendrá que rescatar otra vez la sensatez y el equilibrio ético; ¡aunque sea ya el año 2022!

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído