La intervención del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en la fecha de las elecciones catalanas tiene su origen en la denuncia presentada por seis personas. Hasta ahora solamente había trascendido la identidad de una de ellas, la de Josep Asensio Serqueda, quien solicitó las medidas cautelarísimas que se han acordado esta semana, manteniendo así el 14 de febrero como fecha para los comicios. Hasta que se conozca la sentencia, que está previsto sea publicada el 8 de febrero (fecha límite), el decreto del Govern posponiendo las elecciones queda en suspenso.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha considerado que «existe un interés público muy intenso en la celebración de unas elecciones suspendidas, porque si no se celebran se abre un periodo prolongado de provisionalidad que afecta al normal funcionamiento de las instituciones democráticas». 

El «interés público muy intenso en la celebración de unas elecciones suspendidas» ha de entenderse que es el que alegan las personas denunciantes. Un interés que, en principio, se contradice con el acuerdo alcanzado por la mayoría de los partidos con representación en el Parlament de Catalunya.

¿Quiénes son las personas que han denunciado la suspensión de las elecciones?

Josep Asensio Serqueda, abogado y ex mosso d’Esquadra. En diciembre de 2017 presentó una querella contra la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, por haber ordenado el ingreso en prisión provisional de Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. En 2018 recurrió ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la destitución del President Carles Puigdemont y de sus consejeros por la aplicación del artículo 155 de la Constitución por el gobierno de Mariano Rajoy.

En 2001 este mismo Tribunal Superior de Justicia de Cataluña anuló la sanción que le fue impuesta por la administración catalana, por una falta grave consistente en dirigir «por escrito frases insultantes al funcionario que instruía un expediente sancionador contra otro compañero del cuerpo». El Juzgado de lo Contencioso Administrativo interpretó que Asensio estaba de servicio y confirmó la sanción, que fue anulada por el TSJC. Según detallan en El País, Asensio formaba parte de un sindicato de los mossos «muy crítico» con el Departamento de Interior.

José Domingo Domingo, abogado -letrado de la Seguridad Social- y político español, según su perfil público. Fue diputado en el Parlamento de Cataluña entre 2006 y 2010

Fue vicepresidente de la Asociación por la Tolerancia de Barcelona, donde se incorporó en 1995. En 2006 renunció a la vicepresidencia de esta entidad para dedicarse por entero a la actividad política, pues desde el año 2005 formó parte del grupo promotor de la entonces plataforma Ciutadans de Catalunya, que sería después el partido Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, CS. Integró el primer Comité Ejecutivo en el Congreso Fundacional de la organización y fue elegido diputado por la formación naranja en 2006, como representante autonómico de Barcelona. En 2009 dejó de ser militante de CS, pero continuó como diputado no adscrito hasta 2010.

Fundador de la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB), y uno de los organizadores de la Concentración que tuvo lugar el 12 de octubre de 2013 en Barcelona con la plataforma «Som Catalunya, Somos España».

Fundador y vicepresidente de Sociedad Civil Catalana.

Rafael Arenas, jurista y escritor. Desde 1996 es profesor titular de Derecho Internacional Privado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Desde 2005 es catedrático.

Colabora en medios de comunicación como ABC, El Periódico, El Confidencial y Crónica Global.

Desde el 28 de septiembre de 2015 hasta octubre de 2016 fue presidente de Sociedad Civil Catalana.

Actualmente es vicepresidente de la asociación «constitucionalista» Impulso Ciudadano.

El pasado día 18 publicó este artículo de opinión en El Imparcial donde explicaba detalladamente sus motivos para considerar que suspender las elecciones catalanas suponía un ataque a la democracia. Unos argumentos idénticos a los que Josep Asensio ha hecho referencia en medios de comunicación esta misma semana.

Isabel Fernández Alonso, doctora en Ciencias de la Comunicación, profesora titular desde hace más de diez años. En su carrera investigadora y docente llegó a la Universidad Autónoma de Barcelona en el año 2001, con un contrato de investigación. Coordinadora del Observatorio de Políticas de Comunicación de la UAB, desarrolla tareas docentes tanto en esta universidad como en la Universitat Abat Oliba-CEU de Barcelona y en la Universidad Ramon Llul.

Se autodefine de izquierdas y consideraba que CS, en cierto modo, también lo es, en relación a los votos que pasaron del PSC a la formación naranja.

Fue miembro de la junta directiva de Sociedad Civil Catalana, Foro de Profesores y Universitaris per la Convivència, Universitaris per la Convivència, e Impulso Ciudadano (de la que es vicepresidente Rafael Arenas), desde donde ha denunciado «la instrumentalización y el adoctrinamiento nacionalista en la enseñanza superior», tal y como publicaron en Crónica Global.

En la noticia precisamente se hacía referencia a los cientos de docentes que firmaron una carta enviada a la rectora, Margarita Arboix para denunciar y pedir medidas contra el «presunto adoctrinamiento y acoso ideológico por parte de un profesor independentista de Derecho Internacional Público a un alumno constitucionalista de la asociación estudiantil S’Ha Acabat (sección juvenil de Sociedad Civil Catalana). Esta asociación fue expulsada del directorio de colectivos de la UAB, hecho por el que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña condenó a la Universidad

Precisamente en Crónica Global es donde escribe artículos como este donde pone en valor la labor de asociaciones como la Asamblea por una Escuela Bilingüe, fundada por José Domingo Domingo. En este artículo habla también del «ingenioso movimiento articulado en torno a la idea de Tabarnia».

En esta entrevista elogia, precisamente, la labor de José Domingo en la organización: «Societat Civil Catalana fue posible porque en el proyecto se volcaron personas con una larga trayectoria de lucha contra el nacionalismo. El caso de José Domingo me parece encomiable.»

Ana María Losada Fernandez, presidenta de la Asociación por una Escuela Bilingüe de Cataluña y miembro de Impulso Ciudadano. Fue una de las fundadoras de Sociedad Civil Catalana, dándose de baja en 2019 denunciando la deriva que la organización había tomado con José Ramón Bosch al frente de la entidad. Según Losada, Bosch quería llevar SCC a la «claudicación ante los nacionalistas».

Ana (María) Losada consta como miembro fundador de Ciudadanos.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. La sociedad en general tenemos suerte que no os enteráis de nada. El 80% de lo que deciis se basan en suposiciones y tirar del hilo para rellenar. Pero nada mas lejos de la realidad.
    Solo deseo que os extingais.

  2. No, la veritat. Què és diario 16??
    Doncs una merda com tu. Està clar. I si a sobre no n’acerten ni una… Només cal llegir una mica…

  3. No, la veritat. Què és diario 16??
    Doncs una mer.da com tu. Està clar. I si a sobre no n’acerten ni una… Només cal llegir una mica…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre