Foto Agustín Millán

2020 podría terminar con más de 80 mujeres asesinadas por la violencia machista de mantenerse las alarmantes cifras del mes enero: 7 mujeres asesinadas en 28 días. Para evitarlo, se precisa de una modificación de los protocolos de protección para su aplicación. Por ejemplo, desde el momento de la denuncia pues, de ese modo, muchas mujeres perderían el miedo o el reparo a denunciar a su maltratador.

En 2019, 60.755 mujeres y niños estuvieron bajo protección por violencia de género y de ese total, 406 estaban reconocidos como casos de “alto riesgo”, según las cifras del Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (VioGen) aportados por el Ministerio de Igualdad, con fecha de 30 de noviembre.

De las siete mujeres asesinadas en lo que va de año, ninguna denunció al hombre que las mató. Una realidad que deja al descubierto la telaraña de la violencia machista y la necesidad de transversalizar los protocolos de prevención, educación y actuación. En este sentido, el Gobierno progresista, integrado por figuras de la talla de Carmen Calvo, Irene Montero o la Delegada del Gobierno Victoria Rosell, es el muro para iniciar, de la mano de organizaciones feministas y contra la violencia machista, una lucha frontal contra este problema estructural que atenta contra las mujeres por el mero hecho de serlo.

El Ejecutivo ha comunicado estas cifras en respuesta a la pregunta de la parlamentaria del PP, Macarena Montesinos, en la que pedía información sobre la cifra de mujeres y niños que están en seguimiento de este programa. Estos datos fueron recopilados por el Gobierno en funciones, antes de la investidura y de la coalición PSOE-Unidas Podemos, según ha informado Europa Press. No obstante, desde el ministerio de Igualdad puntualizan que dichas cifras no contabilizan las posibles altas y bajas de los últimos dos meses (diciembre-enero) y que no se incluye a País Vasco ni Cataluña, al no estar integradas en el sistema VIoGen.

Ya el año pasado, concretamente el 20 de septiembre, se declaró el Estado de emergencia feminista por el incumplimiento flagrante del Convenio de Estambul y del Pacto de Estado contra la Violencia machista, por el que el movimiento feminista exigía la puesta en marcha de políticas efectivas reales para frenar los incesantes asesinatos machistas. Cuatro meses después la situación no ha cambiado, aunque el panorama político arroje un halo de luz progresista al oscurantismo de las derechas y ultraderechas nacionales que tanto mal hacen a las políticas de igualdad.

De la derecha nada se puede esperar. Como ejemplo, el Gobierno del trifachito de Andalucía  retira fondos para las asociaciones de lucha contra la violencia machista y pide los nombres de las personas involucradas en tan necesaria tarea, mientras incrementa las subvenciones a las cofradías de Semana Santa. En este último caso, sin desmerecer su evidente valor patrimonial, cultural y turístico.

Los efectivos en cifras

No satisfecha, Montesinos también preguntó al Ejecutivo por el número de agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado asignados a unidades de protección de mujeres que han sufrido la violencia machista. En respuesta, el Gobierno ha precisado un total de 1.922 agentes dedicados a combatir el terrorismo machista y que, a fecha de 31 de octubre de 2019, la Policía Nacional tenía 476 efectivos para la protección de víctimas de la violencia machista y otros 793 para la investigación de los casos. Por su parte, la Guardia Civil disponía el año pasado de 632 agentes designados en unidades dedicadas a este asunto.

Asimismo, desde Europa Press informan que a estas cifras habría que añadirle los efectivos de ámbito autonómico y local, así como de otros cuerpos de seguridad. Al hilo, otra diputada del Partido Popular, Isabel Borrego, reclamó información sobre el número de agentes de la Policía Local, que también participa en el sistema de seguimiento integral Viogen y su evolución desde 2015. A propósito el Gobierno reveló que en 2018 fueron 2.562 los agentes locales implicados en la lucha contra la violencia machista, una cifra que aseguran ha ido aumentando con respecto a años anteriores. Por ejemplo, en 2015, eran 1.642 efectivos.

En vista de lo acontecido este mes con el asesinato de siete mujeres, la búsqueda y aplicación de soluciones más severas y efectivas contra los asesinos machistas llegan a cauces donde las detenciones de hombres maltratadores sin denuncia de la víctima sean una realidad, evitando así la espera de los protocolos ya establecidos para tal fin.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre