En lo que va de 2017 son 140 las alertas emitidas en la Comunidad por la peligrosidad de los productos. Así lo ha destacado la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, en la presentación del balance de la Red de Alerta de Consumo de la Comunidad de Madrid.

En 2017 el 8,9% ha sido destruido mientras que el restante 91,1% ha sido devuelto a su origen

En la misma presentación se han mostrado algunos de los productos retirados del mercado. Así, la mayor parte, un 24% corresponden a productos eléctricos, seguidos por juguetes y vestimenta infantil. En cuanto a los riesgos detectados, el más habitual, con un 40% corresponden a riesgo de choque eléctrico.

Los productos alertados pueden consultarse en el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid, en el que se publican periódicamente todos los productos alertados por las distintas comunidades y administraciones. Además permite que cualquier ciudadano o empresa comunique la existencia de un posible producto inseguro para que pueda incluirse en la Red de Alerta.

La cantidad retirada, que se ha multiplicado por diez ha alcanzado las 363.260 unidades antes de haber finalizado la campaña de Navidad, frente a los 35.706 unidades retiradas del año pasado. En 2017 el 8,9% ha sido destruido mientras que el restante 91,1% ha sido devuelto a su origen.

Engracia Hidalgo ha explicado algunos consejos que pueden ayudar a identificar productos seguros, especialmente los destinados a niños y adolescentes. Sugiere comprar productos etiquetados en español, que tengan la edad recomendada y el marcado CE acreditativo de haber pasado los controles de calidad necesarios.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Es terrible el número de accidentes que se dan en estas fechas por productos peligrosos. Lo más alarmantes son los relacionados con los niños como máscaras, pinturas o juguetes. El marcado CE debe ser una de las primeras cosas que deben mirar los padres antes que el precio. Nos hace falta más información como consumidores. El 90% de las familias no sabe qué significa y la peligrosidad de comprar productos que no lo llevan.

  2. Efectivamente, tal y como ha comentado Ana Belén, el marcado CE debe ser una de las cosas que los progenitores deben de mirar antes de comprar un juguete.
    Muchas veces nos dejamos llevar por el tema económico creyendo que hemos conseguido un ganga, cuando realmente no llegamos a imaginar el peligro que eso conlleva para nuestros hijos.
    Enhorabuena por el artículo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre