Ángel Ron a su llegada a la Audiencia Nacional. Foto: Agustín Millán

La declaración de Ángel Ron ante el juez Calama ha desvelado una serie de hechos que son fundamentales para el Caso Banco Popular. Según el ex presidente, en el mes de agosto de 2016 Saracho le advirtió por correo electrónico que Antonio del Valle, el accionista mexicano, quería un cambio en la presidencia de la entidad.

En referencia a la ampliación de capital, fue un éxito porque reforzó el capital del banco. En esta ampliación, además, Ron ha afirmado que Del Valle quería suscribir 1.000 millones más de lo que le correspondía. Además, en su demanda de arbitraje contra el Estado español el propio mexicano afirma que tenía preparados 1.500 millones para comprar el banco en los días previos a la resolución.

Uno de los temas por los que ha preguntado el juez ha sido la financiación de la compra de acciones en la ampliación de capital, a lo que Ron ha contestado que, aunque es legal, jamás hubo financiación porque el banco lo tenía prohibido.

Respecto al proceso de sucesión, Ron ha afirmado que Reyes Calderón contrató a espaldas del Consejo al cazatalentos (headhunter) Spencer Stuart, contrato del que existen hojas de trabajo y facturas por valor de medio millón de euros a nombre de Reyes Calderón. Este proceso de sucesión ha sido definido por al ex presidente del Popular desastroso y desordenado en connivencia con Antonio del Valle,a pesar de que éste ya no era consejero.

Ron hizo referencia a un acta de 14,de noviembre de 2016 de la comisión de nombramientos y a un correo electrónico de 25 de noviembre de jose Mateu, reprochándole a Reyes calderon lo hecho y acusándola de ilegalidades, correo que fue entregado a juez.

El expresidente del Popular afirmó ante el juez Calama Teixeira que Reyes Calderón le amenazó con privarle de sus derechos estatutarios, si no se sometía a lo que ella quería. Además, la señora Calderón contrató como asesor del proceso de sucesión, a espaldas del Consejo, a Escalona y Fuentes, el primero de ellos secretario de la empresa Titania, editora de El Confidencial.

Respecto a la actividad de Saracho, Ron ha afirmado que bajó el valor de la acción para vender a la entidad, para ampliar capital barato o para alejar a los minoritarios.

10 Comentarios

  1. Por lo que veo Reyes Calderon tambien ha sido responsable en la caida del popular, aunque a lo mejor sus intenciones iban por otro sitio, importandola un pito el banco, y al final a lo mejor se la han metido doblada…..

    • esa estúpida estaba al servicio de del valle para comprar el popular por una miseria y Ron senego por ese motivo lo echaron pensaban que el cucaracha les haría el trabajo sucio pero ya tenia encomendado darselo gratis al quebrado banco santander

  2. Creyéndose su papel de suma sacerdotisa de la gobernanza, garante de la ética la señora Calderón pudo ser la tonta útil de Del Valle, primero y de Saracho, después. Desconozco si hubo mala fé pero ignorancia, a espuertas.

  3. Si como dice «jamás hubo financiación porque el banco lo tenía prohibido», como es que continuo pagando el préstamo para la compra de acciones que el banco me concedió y que tiene vencimiento en 2013

    • Efectivamente, otras cosas serán verdad y saracho es más culpable que judas, pero en esto ron miente. Claro que había sociedades pantalla y claro que se financió a clientes con préstamos para la adquisición de acciones de la ampliación de capital.

      • Solo es una mentira piadosa, que no le vamos a tener en cuenta.
        Lo de los empleados solo es un anticipo de sueldo. Fijate, te adelantan la nomina.

        Saracho, dicen que esta que se sube por las paredes. ¡Pero que se ha creido!
        ¿Y Reyes Calderón?

    • Justo, en la del 2016, incrementando el importe restante de la de 2012 con la suscripción de 2016 y a siete añitos, para que no se me olvide

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre