Sólo faltaba que se anunciara la fecha pero, tal y como publicó Diario16, desde el mes de septiembre de 2017 ya se sabía que la operación del Banco Popular traería consigo una verdadera masacre para los trabajadores de las dos entidades, sobre todo, cuando el diseño de ese plan se puso en manos de Francisco Javier García-Carranza Benjumea, un directivo que siempre se ha mostrado como un verdadero enemigo de los empleados de las empresas sobre las que ha tenido capacidad de decisión, ya fuera directamente, ya fuera a través de las operaciones en las que estaba inmerso el Santander.

Según ha publicado el diario económico Expansión, el banco presidido por Ana Patricia Botín tiene previsto aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 3000 trabajadores y que certificará el cierre de 1000 sucursales en toda España. La fecha elegida para esta noticia confirma que la entidad cántabra ha querido comunicarla en medio de una serie de medidas destructoras de empleo de sus competidores.

Hay que recordar que en los primeros meses del año 2018 el Santander ya aplicó un ERE en los Servicios Centrales que afectó a 1100 trabajadores y que no fue nada amable puesto que, tal y como publicamos en estas páginas, afectó en mayor medida a las mujeres.

«Sorprende que el jefe de «matarifes» sea una mujer, Susana de Medrano, a quien el Banco Popular cuidó bastante en este aspecto, atendiendo a su especial situación familiar ya que tiene un hijo con problemas», nos confirmaba una ex trabajadora, añadiendo que «Ángel Ron estuvo siempre muy concienciado con la política de conciliación, especialmente pensada para las madres, y recibió varios premios por ello, entre los que se encontraba el que da la Asociación Española de Ejecutivas y Directivas de Empresa, además de tener una distinción anual del Instituto de la Mujer».

El Santander atacó especialmente a trabajadoras embarazadas, a trabajadoras en reducción de jornada, colectivos que están especialmente protegidos en el Estatuto de los Trabajadores pero el banco presidido por la «feminista» Ana Patricia Botín, en su afán de rentabilizar hasta el último despido, se mostró implacable. «En estos momentos el hecho de ser mujer conlleva una alta posibilidad de ser despedida», nos confirmaron varias trabajadoras del Popular.

Relacionado con lo anterior, fuentes sindicales de los Servicios Centrales del Popular confirmaron a Diario16 que «hace un par de días, una compañera que se encuentra embarazada y a la que habían requerido en varias ocasiones para que aceptara “voluntariamente” el despido debió ser hospitalizada de urgencia y se encuentra en situación de baja. Se han mostrado implacables con compañeras que tenían a su cargo hasta 3 hijos que han argumentado esta circunstancia para no aceptar el despido. La realidad es que ya están en la calle. Todo esto ocurre en una entidad a la que se le llena la boca al hablar de igualdad entre hombres y mujeres y que curiosamente está presidida por una mujer». Las mismas fuentes confirmaron que «Hay compañeras en la red de oficinas que se están planteando dejar la reducción de jornada para evitar estar en el punto de mira en el siguiente ERE. Lo que ocurre al renunciar a dicha reducción es que en ese momento desaparece la protección que te otorga».

Por tanto, en espera de los detalles del ERE que pretende aplicar el Santander, los precedentes no son nada halagüeños para los trabajadores y, sobre todo, para las trabajadoras. Entre uno y otro Expediente de Regulación de Empleo la entidad presidida por Ana Patricia Botín se deshará de 4100 empleados. Sin embargo, el plan de rentabilidad de García-Carranza estipulaba que debían ser 7000. El cómo y el cuándo se llegará a esa cifra, es una incógnita, pero los trabajadores del Grupo Santander no deben estar tranquilos porque su empleo no está asegurado en ningún caso.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

7 Comentarios

  1. que oportunidad para que los empleados que tengan acceso a información sensible la pongan a disposición de los estafados del banco popular otra cosa no se merecen estos hijos de la gran puta

    y por favor no pongais a la anorexia presunta parricida en portada

    • Una genial propuesta “TORQUEMADA”!! Ojalá se filtren documentos y Expedientes “X” como compensanción a la injusta ruina e indigna destrucción que nos han infligido y que prosiguen con su propio personal con especial hincapié en la mujer.

  2. no, no es el primer ERE que hace
    empezo con un ERE in aeternum a su padre.
    todo lo que toca lo destruye y lo convierte en mierda

  3. Sanguijuela estafadora de la lista Falciani, con pista de aterrizaje en la que paran avionetas cargadas de drogas. Este tipo de gentuza es la que destruye sociedades, su sitio es una celda aislada.

  4. 4100 empleados a la calle, cargándoselos al conjunto de la sociedad en vez de recortar el dividendo.
    Lo que no desean para ellos y los suyos nos lo exigen a nosotros, los robados del Popular.
    Doble vara de medir es igual a Injusticia.
    Merkel acaba de decir que el mundo, cada vez, está más caótico.
    Por qué será?
    Tal vez, porque no hay respuestas a las Injusticias?
    Feliz día para todos, sobro todo, para los que más están sufriendo esta injusticia.

  5. Tendrían que empezar a cancelar cuentas todos los clientes del Santander que tengan un poco de ética y así seguir la misma política que están incentivando los cuatro altos h.p. del banco que hacen el juego a la botina y salir de una entidad que no merece ni existir y lo lamento por los empleados que quedan pero no vale la pena trabajar en un sitio como ese.

  6. El problema no es solo del Santander ni siquiera del sector bancario. La informatizacion y la automatización de los procesos productivos constituye un gravisimo problema para el futuro de la humanidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 13 =