Oficina del Santander en Brasil. Foto: Facebook

Banco Santander de Brasil es el titular del contrato de pago de nóminas del Ayuntamiento de Río de Janeiro. Según ha publicado el diario Extra, el organismo municipal lleva un tiempo sin transferir fondos a la entidad cántabra, lo que obligó a que el pago de los salarios de dichos funcionarios se hiciera a través de préstamos de nóminas.

El pasado día 19 de diciembre el Ayuntamiento revocó la suspensión de pagos y movimientos financieros del municipio y que afectó a depósitos bancarios y al pago de los salarios. Sin embargo, los funcionarios ya habían comenzado a recibir cartas del Santander en las que se hacía referencia a una serie de cuotas impagadas de préstamos de nómina y que eran descontadas del pago del salario.

Diferentes testimonios recogidos por el diario Extra, del grupo Globo, en las cartas se hacía referencia al total de la deuda (45.000 reales) y se informaba de que el nombre del trabajador sería remitido al Serasa, el archivo brasileño de morosos. En las nóminas o en los cheques de pago, según indican los funcionarios entrevistados por Extra, se ha descontado la cantidad de 900 reales en concepto de cuota del pago de la deuda total.

Es desconcertante cómo el Santander descuenta el dinero de los cheques de pago de los funcionarios en vez de reclamarlos al Ayuntamiento. ¿Tanta necesidad de liquidez tiene el grupo presidido por Ana Patricia Botín? Si la suspensión de pagos provenía del Ayuntamiento lo lógico es que el Santander hubiese negociado esos créditos de nómina con el consistorio carioca en vez de aplicar los impagos directamente al trabajador.

Según indica el diario Extra, el Santander no contestó a las solicitudes de información sobre estas cartas enviadas a los funcionarios públicos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre