Directivos y Consejeros del Santander ante una sucursal del Banco Popular

Todo parece indicar que la operación de rescate del Santander aún no ha terminado. Se está creando un escenario en el que la entidad presidida por Ana Patricia Botín está anunciando a través de informes depositados en la CNMV que la rentabilidad de la operación del Popular no es la que estimaron en su momento, algo que sorprende cuando, tal y como hemos publicado en Diario16, ya ha conseguido obtener más de 45.000 millones de euros del banco intervenido por la crisis de liquidez provocada por la gestión de Emilio Saracho y el asesoramiento de Uría y Menéndez. Los documentos así de lo demuestran.

En los últimos días hemos visto cómo se ha filtrado a algunos medios datos del tercer informe de valoración de Deloitte, un documento que será publicado por la JUR de nuevo censurado. Según esos datos, hay un escenario de la situación del Popular de -34.000 millones de euros.

Supuestamente, se arruinó a más de 305.000 familias para que el rescate encubierto del Santander no tuviera ningún coste para los ciudadanos, es decir, que no se hubiese necesitado dinero público a pesar de que la propia Deloitte reconoció que el camino que se adecuaba a la legislación española era la del concurso de acreedores. Sin embargo, ahora el Santander podría reclamar a la JUR, es decir, a Europa, 19.300 millones de euros porque, en base a las pérdidas filtradas en el tercer informe de valoración, hay una diferencia entre las pérdidas que asumió y esos -34.000 millones de euros que ahora dice Deloitte que tenía el Popular, datos que no son en absoluto un reflejo de la realidad del banco. ¿Estamos ante la segunda fase del rescate del Santander? ¿Se ha planteado el tercer informe de valoración como la coartada perfecta para justificar que la entidad presidida por Ana Patricia Botín reciba decenas de miles de millones de euros? Todo parece indicar que sí.

Estos movimientos del Santander demuestran que, o está muy bien asesorado o su lobby de presión es muy efectivo, porque las valoraciones no pueden recurrirse por separado de la resolución, tal y como indica la normativa europea.

Por otro lado, hay que recordar también una primera valoración de la JUR que se basa en los datos del Popular a 31 de marzo de 2.017 en base, precisamente, a la directiva anteriormente citada. En esta valoración, la JUR dice que no puede afirmar que el Banco sea insolvente. También dice (creo que culpando al BCE) que la autoridad de resolución (JUR) no tiene indicios para considerar que el Grupo Banco Popular:

  1. incumpliera requerimientos de capital para que se le pueda quitar la licencia;
  2. que sus activos sean o puedan ser en un futuro próximo menores que sus pasivos.

Es decir, que esa valoración de la JUR indicaba que el Popular tenía muy buena salud.

Recordemos algunos datos que ya publicamos en Diario16 que demuestran, en base a los datos publicados por el propio Santander, que hay graves necesidades de liquidez y capital en la entidad cántabra. Respecto a la ratio LCR (liquidez) a principio del año 2.017 se encontraba aproximadamente en el 100%, siendo exigido para ese año un mínimo del 80%, y siendo la media de dicho coeficiente del 138% en la banca de la Unión Europea. Durante los últimos años, el Grupo Santander estuvo escondiendo dicho coeficiente, y solo con la adquisición del Banco Popular ha sido cuando lo ha plasmado. Para finales del 2017 y con la adquisición del BPE, se sitúa dicho coeficiente en el 133%, es decir, 5 puntos por debajo de la media europea.

El Santander necesita realizar un enorme esfuerzo para poder cumplir con los criterios mínimos que le permitan estar dentro del grupo de los bancos sistémicos globales. Para ello deberá cumplir con los criterios exigidos en las normas TLAC, aunque también le corresponde esforzarse para mejorar las ratios y coeficientes puesto que, aun cumpliendo con los mínimos exigidos por el BCE, está a mucha distancia de las medias del sector financiero español y europeo. La integración por un euro del Banco Popular en el Grupo Santander lo está reportando grandes beneficios y mejoras en las cuentas, algo que, sin embargo, es insuficiente para cumplir con los criterios mínimos exigidos por los reguladores. De ahí la filtración de esos datos que justificarían que se utilizara un 30% de la cantidad total del rescate bancario español para salvar al Santander con dinero de todos los europeos; de ahí que el banco presidido por Ana Patricia Botín envíe un informe a la CNMV en el que dice que el Popular no tendrá la rentabilidad que se esperaba a pesar de haber sacado ya más de 45.000 millones gracias al Popular.

Tanta es la necesidad de liquidez del Santander que el Popular disponía de unas provisiones propias de 11.900 millones de euros y, con la venta de activos, tanto inmobiliarios como los créditos fiscales, ha dejado esas provisiones en 4.500 millones. El Santander reconoce que está obligado a provisionar por las cláusulas suelo cuando, en realidad, ese concepto el Popular lo tenía bien provisionado.

¿Cómo estará en realidad el Santander para tener que presionar a España y a Europa para que le salven? El Popular, al parecer, no ha sido suficiente, ¿qué lo será? Ahora es el momento en que la nueva administración de la economía española dé un paso al frente y no se someta a las presiones de quien está acostumbrado a que sean otros los que le allanen el camino.

12 Comentarios

  1. BANCA
    La JUR alega que no tiene el informe definitivo de Popular cuando ni siquiera lo ha pedido

    La autoridad europea niega el acceso a un grupo de afectados. La Junta Única de Resolución tampoco publicará documentos del BCE sobre el caso.
    La Junta Única de Resolución (JUR) ha denegado el acceso de un grupo de afectados por la caída de Popular a la versión definitiva del informe que determinó que el banco tenía un valor negativo de hasta 8.200 millones de euros. El argumento esgrimido por el organismo presidido por Elke König se basa, tal y como refleja en una carta a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN, en que la JUR no tiene dicho documento en sus manos. Pero la entrega del mismo ni siquiera se ha solicitado a Deloitte Bélgica, la firma encargada de hacerlo, según fuentes financieras conocedoras de la situación.

    Cuando en junio de 2017 Deloitte Bélgica recibió el encargo para elaborar las valoraciones independientes de Popular, entregó en un primer momento, y de manera urgente, un informe provisional sobre el valor del banco en caso de una venta en un proceso de resolución. Dicho documento, conocido como Valoración 2, se complementaría en el futuro con una versión definitiva y más afinada del mismo, elaborada con datos más precisos y actualizados.
    A su vez, Deloitte tenía que llevar a cabo la Valoración 3, un tercer informe destinado a responder la pregunta de si los inversores y accionistas de Popular hubieran recibido un trato más beneficioso en caso de haberse sometido a un proceso de liquidación ordinario. La JUR recibió ya este último documento (que ha determinado un valor negativo de hasta 34.000 millones para la entidad) y ha anunciado que lo publicará (en una versión «no confidencial») en las próximas semanas.
    Deloitte Bélgica se preparó para tener listos ambos informes pendientes a inicios de 2018, de forma que se los pudieran entregar a la JUR en cuanto ésta lo solicitara. Fuentes europeas aseguran que esta petición no se ha formalizado aún en el caso de la versión definitiva del informe de resolución, lo que supone un paso previo imprescindible para obtenerlo.
    Como la versión definitiva de la Valoración 2 «no obra en poder de la JUR», ésta no se ve en la obligación de dar acceso a la misma a los posibles afectados. La legislación a este respecto es de aplicación únicamente sobre «aquellos documentos que estén en posesión de la institución», según reconoce la autoridad europea de resolución en su misiva.
    En manos del BCE
    La respuesta de la JUR remitida a este grupo de afectados también explica los motivos por los que no da acceso a los documentos que justificaron la determinación, por parte de las autoridades, de que Popular estaba en graves dificultades o próximo a caer (fall or likely to fall, por su terminología en inglés). Esta información fue elaborada por el Banco Central Europeo (BCE) y es un paso previo imprescindible para detonar el mecanismo de resolución.
    Tras la negativa rotunda por parte del BCE de facilitar estos datos (amparándose en su deber de confidencialidad y los posibles perjuicios que provocaría a Santander, la entidad compradora, la publicación de cierta información sensible), ahora es la JUR la que también declina la petición de los afectados para acceder a las actas y otra documentación que sirvió para decidir la inviabilidad de Popular.
    «Su solicitud tiene que ver con un asunto que queda dentro del ámbito de competencias del BCE», subraya la JUR en su escrito. Esto supone para la autoridad de resolución que, técnicamente, no puede reconocer esos documentos ni dar acceso a los mismos, aunque los tuviera en su poder.

  2. hay que joBANCA
    La JUR alega que no tiene el informe definitivo de Popular cuando ni siquiera lo ha pedido

    La autoridad europea niega el acceso a un grupo de afectados. La Junta Única de Resolución tampoco publicará documentos del BCE sobre el caso.
    La Junta Única de Resolución (JUR) ha denegado el acceso de un grupo de afectados por la caída de Popular a la versión definitiva del informe que determinó que el banco tenía un valor negativo de hasta 8.200 millones de euros. El argumento esgrimido por el organismo presidido por Elke König se basa, tal y como refleja en una carta a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN, en que la JUR no tiene dicho documento en sus manos. Pero la entrega del mismo ni siquiera se ha solicitado a Deloitte Bélgica, la firma encargada de hacerlo, según fuentes financieras conocedoras de la situación.

    Cuando en junio de 2017 Deloitte Bélgica recibió el encargo para elaborar las valoraciones independientes de Popular, entregó en un primer momento, y de manera urgente, un informe provisional sobre el valor del banco en caso de una venta en un proceso de resolución. Dicho documento, conocido como Valoración 2, se complementaría en el futuro con una versión definitiva y más afinada del mismo, elaborada con datos más precisos y actualizados.
    A su vez, Deloitte tenía que llevar a cabo la Valoración 3, un tercer informe destinado a responder la pregunta de si los inversores y accionistas de Popular hubieran recibido un trato más beneficioso en caso de haberse sometido a un proceso de liquidación ordinario. La JUR recibió ya este último documento (que ha determinado un valor negativo de hasta 34.000 millones para la entidad) y ha anunciado que lo publicará (en una versión «no confidencial») en las próximas semanas.
    Deloitte Bélgica se preparó para tener listos ambos informes pendientes a inicios de 2018, de forma que se los pudieran entregar a la JUR en cuanto ésta lo solicitara. Fuentes europeas aseguran que esta petición no se ha formalizado aún en el caso de la versión definitiva del informe de resolución, lo que supone un paso previo imprescindible para obtenerlo.
    Como la versión definitiva de la Valoración 2 «no obra en poder de la JUR», ésta no se ve en la obligación de dar acceso a la misma a los posibles afectados. La legislación a este respecto es de aplicación únicamente sobre «aquellos documentos que estén en posesión de la institución», según reconoce la autoridad europea de resolución en su misiva.
    En manos del BCE
    La respuesta de la JUR remitida a este grupo de afectados también explica los motivos por los que no da acceso a los documentos que justificaron la determinación, por parte de las autoridades, de que Popular estaba en graves dificultades o próximo a caer (fall or likely to fall, por su terminología en inglés). Esta información fue elaborada por el Banco Central Europeo (BCE) y es un paso previo imprescindible para detonar el mecanismo de resolución.
    Tras la negativa rotunda por parte del BCE de facilitar estos datos (amparándose en su deber de confidencialidad y los posibles perjuicios que provocaría a Santander, la entidad compradora, la publicación de cierta información sensible), ahora es la JUR la que también declina la petición de los afectados para acceder a las actas y otra documentación que sirvió para decidir la inviabilidad de Popular.
    «Su solicitud tiene que ver con un asunto que queda dentro del ámbito de competencias del BCE», subraya la JUR en su escrito. Esto supone para la autoridad de resolución que, técnicamente, no puede reconocer esos documentos ni dar acceso a los mismos, aunque los tuviera en su poder.
    derse no seven artos de robar

    • resultado los bancos europeos estan indefensos y sus accionistas arruinados.
      el banco popular es la primera ficha de un domino
      italexit ,frenxit spainxit ,boom!
      es una dictadura pura y dura .

  3. Quien piense que vivimos en la Europa de los ciudadanos es que no anda muy espabilado. Vivimos en la Europa de los mercaderes, o dicho de otra forma, en la Europa de los lobbys y de las mafiosas oligarquías político – financieras .
    Por cierto, el otro día salieron en la tele la Soraya y el Méndez de Vigo ( «don tranquilidad absoluta»), bailando en Melilla una popular canción italiana, más o menos hombro con hombro y adelante y atrás, como una especie de Paquito el Chocolatero. Y me imagino que después de engullir una opípara comida y unas buenas copas. En definitiva, un Méndez de Vigo ex-portavoz del Gobierno (que es el órgano colegiado que dirige la política de la nación, ahí es nada), absolutamente olvidado y desentendido de sus tristemente famosas declaraciones invocando a la calma total. Tanto una Soraya como un Méndez de Vigo completamente ajenos a la ruina, al dolor, a la humillación y a la amargura de más de 300.000 ciudadanos y sus familias. Lo dicho, gentuza.

    • Permítanme dentro de la tristeza que diga:
      Gentuza, no, una hija de puta enana tibetana, encubridora de una muerte -La Tribuna de Cartagena- y un merluzo vago Benny Gill, mentiroso, cínico, embustero, … y quien sabe si hasta putón, por lo que se movía.
      Por cierto imaginaros a los dos follando, con benny Gill de rodillas, para alcanzar su objetivo a la altura deseada.
      Encubridores.

  4. De guindos colocado por el pp y el santander en la viceprsidencia del BCE dandose cuenta que no puede repetir la jugada de robar otro banco para regalarlo al santander , estuvo en el punto de mira el sabadell.podrian intentar que la jur indemnice al santander ,en lugar de a los perjudicados que son los accionistas del banco popular y los autenticos propietarios.
    viendo lo que lleva ganado el santander con el banco popular todo lo que dicen son sandeces e invenciones
    del santander . estan mal porque estaban mal de antes.
    que mayor lobby hay que tener de vicepresidente del BCE a un esbirro del santander.
    ya han conseguido que los bancos europeos no sean fiables ahora quiere que europa se enfangue de nuevo.
    de guindos es una joyita se cargo al pp y terminara con europa .
    A quien hay que liquidar es a deloitte esa auditora fraudulenta .cuando se conozcan los informes sera su final. en el primer informe podria tener la duda de que no tuvo tiempo para hacerlo bien de ahi su groseria tecnica . el segundo y el tercero le dieron el tiempo que necesitaba .es una auditora comprada a los intereses del santander .se mirara con lupa lo que diga.

  5. Santander y socialist@s son los mismos, dependen mutuamente uno del otro, nos esperéis nada de esta gentuza.

  6. el pp esconde los datos de sus afiliados , hace trampas hasta para elegir a su proximo presidente.
    cuantos militantes tiene de verdad?
    si tuvieramos los datos reales y autenticas estadisticas anuales se podria demostrar como en los seis meses siguientes a la estafa del banco popular se produjo un aumento grandisimo en las bajas en la militancia ,explicacion afectados por la estafa que eran militantes del partido y han tirado a la basura el carnet para siempre . y los votantes de siempre les han abandonado barriendo a este partido corrupto y complice de la mayor estafa de la democracia.
    os vais a quedar solitos.
    el problema es el psoe como presionarlos si siguen siendo complices de la
    estafa del banco popular . ana botin tiene los prestamos del psoe .
    habra que organizarse y manifestarse ya.
    el primer culpable de la estafa esta caput y su lider mariano rajoy esta acabado.hasta ahora la ley del karma se cumple.
    fue una estafa con premeditacion alevosia y nocturnidad
    lo malo es ana botin y de guindos siguen ahi ,de guindos con mas poder que nunca ,tendran un pacto con el mismo diablo y a ana botin con el desatre que ha provocado nadie se atreve a moverla del sillon,todos quieren quitarla pero no hay cataplines.
    animo continuemos ,la justicia es nuestra guia
    ahi un amigo portugues que pone oraciones como salmos de la ira divina contra los estafadores .no es mala idea tampoco rezar .
    un millon y medio de almas concentradas en la justicia que reclaman solo pueden ser oidas alli arriba .animo y gracias a diario 16

  7. Andreu, felices vacaciones.
    Ministras o menestras de Economía y de Hacienda, feliz reencuentro con vuestra amiga la estafadora y otras cosas más.
    Indeseables, colaboradores y copartícipes del robo a mas de 305.000 Familias, es decir, más de 1.200.000 Personas.

  8. LEY NO ES IGUAL A JUSTICIA…NUESTRO COMPAÑERO LO HA DICHO MUY CLARO Y CON LA PERSPECTIVA DE 38 AÑOS DE POLÍTICA. LA FRASE FUE DE FRANCISCO RODRÍGUEZ, DIPUTADO DEL BNG EN EL CONGRESO . » LA EUROPA DE LOS MERCADERES», EFECTIVAMENTE, NO ES LA EUROPA DE LOS CIUDADANOS COMO NOS LLEVAN VENDIENDO AÑO TRAS AÑO. EUROPA HA FRACASADO, UNA PENA. FRANCISCO RODRÍGUEZ HACÍA CAMPAÑA PARA NO ENTRAR EN LA UE. EL BNG TENÍA RAZÓN. EN LA EUROPA DE LAS ÉLITES FINANCIERAS NADIE NOS VA A DEFENDER, NI SIQUIERA SE INMUTAN VIENDO AHOGARSE NIÑOS/AS AFRICANOS EN EL MEDITERRÁNEO, POR QUÉ SE IBAN A PREOCUPAR DE DEVOLVERNOS LO ROBADO ????

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre