Pedro Sánchez ha dado plantón a los socialistas de Castilla y León que le esperaban para la clausura de su Congreso.  Queda así deslucida la reelección de Luis Tudanca como líder autonómico.

Pedro Sánchez tendrá que explicar a los socialistas de Castilla y León su ausencia. Especialmente si de verdad quieren dar la batalla para ganar el PP en la región.

Tras una treintena de años de poder absoluto del PP en la región más extensa y envejecida de Europa, Tudanca sueña ahora con un futuro socialista para la comunidad.

Para ello tendrá que combatir, en los dos años que quedan por delante, contra el próximo candidato del PP a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, el líder más débil y menos preparado de cuantos se han presentado por los populares a unas elecciones en Castilla y León.

Ejemplos como el de Óscar Puente, que consiguió arrebatar al PP la Alcaldía en Valladolid, permiten soñar a Tudanca con conseguir una mayoría que, con ayuda de Podemos, le permita gobernar.

La apertura del 13 Congreso del PSOE de Castilla y León, del que saldrá como secretario general Luis Tudanca, ha contado con la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, para apoyar a «buenos compañeros» que durante mucho tiempo se mantuvieron «firmes frente a la resignación, frente a los ataques de la derecha mediática y política del país, y firmes a unos ideales y a una dirección política», manifestó ayer la líder socialista.

Alfonso Fernández Mañueco es el líder más débil y menos preparado de cuantos se han presentado por los populares a unas elecciones en Castilla y León

En su intervención, la socialista destacó la «oportunidad» que tiene el PSOE de Castilla y León, después de 30 años, para volver a gobernar esta Comunidad «que se lo merece». «Y con un líder indiscutible e incontestable y que cuenta con un equipo fantástico y un proyecto perfectamente implicado dentro del proyecto federal que va a sacar a esta región de donde nos arrinconó el PP».

A juicio de Lastra, en esta Comunidad el PP hace que el PSOE vea «con horror» la corrupción en una tierra donde este partido «cometió las mayores tropelías y donde ganó más dinero y se dopó para ir a las elecciones», remarcó, para añadir que, además, el PP «arrinconó mediáticamente» estos asuntos para que nadie supiera lo que está pasando.

 

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre